Análisis del triunfo de Rams ante
Cowboys
C.J Anderson festeja el segundo touchdown que liquidó el juego (Imagen: Rams.com)

Análisis del triunfo de Rams ante Cowboys

Los Ángeles derrotaron a Dallas con una actuación sobresaliente de su juego terrestre y de la línea ofensiva. Jugaran la final de Conferencia después de 17 años ante los Saints o los Eagles.

guille-ehraije
Guillermo Ehraije

Los Ángeles Rams recuperaron su mejor versión y vencieron a los Dallas Cowboys 30 a 22 en el LA Memorial Coliseum. De esta manera, avanzaron a la final de la Conferencia Nacional y su rival saldrá del juego entre Philadelphia Eagles y New Orleans Saints.

Los Rams ganaron un juego de postemporada después de 14 años y jugarán una final de Conferencia después de haber vencido a los Philadelphia Eagles en 2001. Luego, el equipo liderado por Kurt Warner no pudo ante los Patriots en el Súper Bowl XXXVI.

La ofensiva de los Rams volvió a demostrar el porqué fue considerada una de las mejores de la temporada. Ante Cowboys, acumuló 459 yardas total con un promedio de 6 yardas por intento. Además, los dirigidos por Sean McVay tuvieron un amplio dominio del reloj de posesión. De esta manera, además de desgastar a la defensiva de Dallas en el campo, mantuvo a Prescott y compañía en el banco.

Juego terrestre: la clave del éxito

En la previa, ambos equipos tenían como objetivo establecer un juego terrestre consistente y capaz de dañar a la defensiva rival. Sin embargo, los Rams fue el único equipo que pudo sacar claras diferencias en ese rubro. A la calidad de Todd Gurley, se sumó el sorpresivo C.J Anderson. Ambos superaron las 100 yardas por tierra y entre los dos anotaron los tres touchdowns del equipo angelino.

La inclusión de C.J Anderson estaba en los planes dado que Gurley llegó a postemporada con algunos problemas físicos. En ese sentido, Anderson tuvo 23 acarreros en todo el partidos, 7 más que Gurley. Esto posibilitó que la estrella de los Rams dosifique los minutos en cancha y que sea aún más peligroso para la defensiva.

Gurley y Anderson festejan. Ambos fueron las figuras del histórico triunfo de los Rams (Imagen: Rams.com)
Gurley y Anderson festejan. Ambos fueron las figuras del histórico triunfo de los Rams (Imagen: Rams.com)

Los Rams acumularon 273 yardas por tierra y lo hicieron ante una de las mejores defensivas contra la carrera. En temporada regular, los Cowboys sólo habían permitido 4 jugadores con más de 70 yardas terrestres. Los apoyadores Leighton Vander Esch y Jaylon Brown se vieron superados constantemente por la velocidad de Gurley y de C.J Anderson. Además, McVay dispuso de un amplio libro de jugadas y siempre sorprendió a la defensiva rival con jugadas de play action o reversibles que favorecieron el andar de la ofensiva.

Soberbio partido de la línea ofensiva

Los Rams jugaron un gran partido en todas sus líneas. Sin embargo, el excelente repertorio del juego terrestre se debió a la magnífica noche que tuvo la línea ofensiva de los Rams, integrada por el tackle izquierdo Andrew Whitworth, guardia izquierdo Rodger Saffold, el centro John Sullivan, guardia derecho Austin Blythe y el tackle derecho Rob Havenstein.

La línea ofensiva no sólo generó los espacios necesarios para que Gurley y C.J Anderson los explotaran con su velocidad, sino que no le permitió una sola captura a la defensiva de los Cowboys. Demarcus Lawrence llegaba al juego con 10.5 capturas en su poder pero ante Rams nunca pudo acercarse al quarterback gracias a la buena protección de su línea. De esta manera, Jared Goff pudo jugar sin presión y ser muy preciso en jugadas de tercera oportunidad con casi un 50% en todo el partido.

Goff no tuvo errores y concretó una aceptable actuación (Imagen: Rams.com)
Goff no tuvo errores y concretó una aceptable actuación (Imagen: Rams.com)

El juego terrestre de Cowboys ausente

A diferencia de los Rams, Dallas no pudo aprovechar su juego por tierra y Ezekiel Elliott fue el gran ausente del juego. Si bien anotó un touchdown, el corredor sumó 47 yardas en 20 acarreros: un pobre promedio de 2.4 yardas por intento. Aaron Donald y Ndamakung Suh fueron los líderes de una línea defensiva que jugó en gran nivel y limitó a los Cowboys a 50 yardas por tierra.

Como consecuencia, Dallas tuvo que sostenerse gracias a su juego aéreo. Prescott no tuvo una mala noche pero en los momentos claves no fueron eficaces. El quarterback terminó el juego con 266 yardas aéreas y un pase de anotación. También, anotó otro por la vía terrestre pero cuando el partido ya se encontrada definido.

A pesar de sus nombres, la defensiva de los Rams no fue decisiva esta temporada figurando entre las peores en puntos y yardas permitidas. No obstante, ante los Cowboys bloqueó a sus mejores hombres. Por tierra, Elliott estuvo lejos de su nivel y Amari Cooper no fue gravitante por aire.

Los Rams tienen un gran balance y es un equipo equilibrado. Además, su ofensiva será difícil de detener por los múltiples recursos que presentan por tierra o por aire cuando le toca lanzar el balón a Goff. Su defensiva tiene nombres propios que son figuras en la NFL y aparece cuando más se la necesita. El triunfo revalidó las cartas de candidato que tienen Los Ángeles y sea cual sea el rival, el equipo de McVay tienen grandes chances de representar a la Conferencia Nacional en el Súper Bowl LIII.

VAVEL Logo