El Salary Cap trae nuevos retos para los Leafs
El Manager General de Maple Leafs Kyle Dubas en rueda de prensa | Foto: NHL.com

El Salary Cap trae nuevos retos para los Leafs

Tras la última gran renovación de Auston Matthews, los Maple Leafs deberán afrontar nuevas renovaciones de agentes libres restringidos con un tope salarial ajustado.

javier-j_-ballesteros
Javier J. Ballesteros

A pesar de no haber renovado a Auston Matthews, todos contaban con que una parte del presupuesto de Toronto Maple Leafs iría destinado para un jugoso contrato para la estrella californiana, como ya ocurrió con William Nylander y como parece que sucederá con Mitchell Marner.

Tras la renovación de Nylander en diciembre para las próximas seis temporadas y con un salario anual de 6,96 millones de dólares, todos esperaban ver como el Manager General del equipo de Toronto Kyle Dubas, tras la llegada de John Tavares el pasado uno de julio por 11 millones de dólares, manejaba las renovaciones pendientes de los Agentes Libres Restringidos "RFA" (Restricted Free Agent) de 2019 Matthews, Marner, Kasperi Kapanen y Andreas Johnsson. Y es que a pesar de que en el momento de renovar a Nylander el resto de renovaciones de RFAs parecían lejanas, se sabía que un gran montante de dólares iría para los contratos de Matthews y de Marner. Además, Dubas se comprometió el uno de julio tras firmar a Tavares, que las estrellas del equipo tendrían sitio en el equipo de Toronto sin ningún problema con el tope salarial.

Pero tras la renovación de Matthews por cinco años con un salario anual de 11,634 millones de dólares y con un 93% de capacidad económica agotada en bonos de firma, parece que la realidad choca con los deseos de los Toronto Maple Leafs. Sobre todo con la próxima renovación por afrontar de Marner en el horizonte, donde se presupone que tendrá un gran peso tanto en número de años como económicamente. Por lo que será difícil alcanzar un acuerdo entre ambas partes con un tope salarial cada vez más ajustado.

Matthews sabía que no conseguiría el salario de Connor McDavid (con un salario anual de 12,5 millones de dólares tras conseguir los trofeos Hart y Art Ross), pero se presuponía que superaría a los diez millones anuales de Jack Eichel como así ha sido finalmente. El de California tiene un trofeo Calder en su haber, 76 goles desde que llegó a la NHL, alcanzando la segunda posición de la liga tras los 84 goles de McDavid, jugando 33 partidos menos que Connor en ese mismo periodo.

Matthews y McDavid | Foto:NHL.com
Matthews y McDavid | Foto:NHL.com

 

 

 

 

 

 

Lo que queda claro con la renovación de Matthews, es que el jugador ha tenido mucha influencia en la negociación de su renovación, ya que ha obtenido más de lo que logró de media en la temporada que se convirtió elegible para la renovación. Pero lo que cuenta es el tope, el 14,63% es el actual y comprendería un 14,02% de un límite proyectado sobre 83 millones de dólares. McDavid renovó por el 16,67% del tope de Edmonton Oilers, por lo que lo de Matthews parece justo. Lo que puede llamar más la atención pueden ser el número de años, ya que en lugar de los habituales ocho años en este tipo de contratos, los cinco años firmados le llevará a ser agente libre sin restricciones "UFA" (Unrestricted Free Agent) tres años antes de lo previsible, algo que parece ser también por influencia del jugador. Este contrato sí que es verdad que ayudará a facilitar al Manager General Dubas a administrar el tope salarial a corto plazo.

Pero lo que hay que ver es que aunque facilite a corto plazo a administrar el tope salarial, no le hará la vida más fácil a Dubas. Ya que tras la monstruosa renovación de Matthews hará más difícil afrontar a final de temporada la renovación de Marner. A día de hoy los Leafs tienen a 14 jugadores inscritos para la temporada 2019-2020 por 71.905.301 millones de dólares. Si el límite se eleva a 83 millones, les quedarán 11.094.301 millones restantes más el salario de 5,3 millones del lesionado de larga duración, "LTIR" (Long Term Injured Reserve), de Nathan Horton, que se tiene desde el inicio de temporada, ascendiendo el límite a 16.394.301 millones de dólares. La temporada realizada por Marner es probable que le llevase a conseguir un salario anual de diez millones o algo más, mientras que Kapanen y Johnsson también están en el camino de conseguir un buen contrato. Por ello las matemáticas no salen si se mira la renovación de cada jugador a largo plazo.

Marner con los Leafs | Foto: NHL.com
Marner con los Leafs | Foto: NHL.com

 

 

 

 

 

¿Qué pasará con las renovaciones restantes?

Tras conseguir Matthews y Nylander renovar por lo que valen, ¿conseguirá Mitchell Marner también su contrato deseado y que se merece? O quizás, ¿se le planteará a Marner una renovación puente al estilo de Nikita Kusherov de tres años con un salario de cinco o seis millones por temporada para mantener el núcleo unido? Es probable que esto último sea la opción más probable, las renovaciones puente, algo que se podría aplicar a Kapanen y Johnsson. Quizás otra opción alternativa para Dubas a las renovaciones puente, sea incluirles en un traspaso por el que pudiese sacar un gran beneficio antes del cierre del mercado de fichajes, el Trade Deadline del 25 de febrero. Aunque esta opción es poco probable, pero no es descartable.

El Manager General Dubas sigue confiando en que encajará todas las piezas dentro del Salary Cap de los Maple Leafs y conseguir así un equipo competitivo que pueda luchar por la Stanley Cup, sin embargo no puede negar que tiene todo un desafío por delante si quiere conseguirlo. Un reto donde tendrá que afrontar las renovaciones pendientes, encontrar a un comprador para los cinco años que tiene firmado Nikita Zaitsev con un salario de 4.5 millones anuales para conseguir un poco de desahogo en el tope salarial, y donde tendrá que marcar en rojo la temporada 2024, año donde Matthews y Nylander se convertirán en agentes libres sin restricciones "UFA", y estar atento a que los próximos nuevos contratos no acaben en ese mismo año. Habrá que ver si Dubas lo consigue y cómo afrontará el reto que tiene por delante con un tope salarial cada vez más estrecho.

VAVEL Logo