Saints venció a Falcons y aseguró su división 
Luego de la victoria, el equipo realizó el clásico festejo del día de acción de gracias (Imagen: Saints.com)

New Orleans Saints se tomó revancha del duelo disputado en el Mercedes-Benz Superdome y venció 26 a 18 a los Atlanta Falcons en el juego que cerró la jornada de “Thanksgiving Day”. El desarrollo del partido siempre favoreció a la visita que llegó a estar 26 a 9 a falta de tres minutos para el cierre. Sin embargo, una serie de errores de los equipos especiales de los Saints hizo tener un final de juego inimaginable.

Taysom Hill fue el jugador mas destacado de la noche con 45 yardas combinadas (33 por tierra y 12 por aire), 2 touchdowns y un bloqueo de patada. El egresado de BYU Cougars Football se convirtió en pieza clave de este equipo por su polifuncionalidad. En 2019, Hill registra estadísticas como receptor (13 recepciones para 114 yardas), como running back (16 acarreos para 127 yardas), en equipos especiales (1 bloqueo de patada) y como quarterback (2/3 completos para 35 yardas)

La defensiva de Saints tuvo un gran partido y desde el comienzo lo demostró. Marcus Davenport capturó a Matt Ryan y los obligó a un rápido tres & fuera. El despeje de Ryan Allen fue bloqueado por Taysom Hill y así, Drew Brees arrancó en inmejorable posición de campo. El quarterback no perdonó en zona roja y conectó con Hill para dejar el juego 7-0.

Taysom Hill es cada vez más importante en los Saints por su gran versatilidad (Imagen: Saints.com)
Taysom Hill es cada vez más importante en los Saints por su gran versatilidad (Imagen: Saints.com)

Dos castigos a la defensiva de Saints, uno por rudeza innecesaria y otro por interferencia al pase, le iban a permitir a los Falcons tener 1ro & 10 en la yarda 11. Russell Gage acercó el ovoide a la yarda 2 y quedó a una yarda de la primera oportunidad. Dan Quinn decidió jugársela y Cameron Jordan evitó el touchdown luego de desviar el balón que buscaba las manos de Christian Blake.

La defensiva de Falcons hizo un gran trabajo y Matt Ryan arrancó su serie desde mitad de campo. Eli Apple volvió a ser el protagonista de una interferencia al pase en contra de Calvin Ridley, lo que le permitió a los Falcons avanzar a la yarda 18 rival. Ryan no falló y conectó con Jaeden Graham, reemplazante del ausente Austin Hooper, para la anotación. Younghoe Koo erró el punto extra y los Saints seguían al frente por la mínima (7-6).

La paridad fue un común denominador del comienzo. Sin embargo, el segundo cuarto fue clave para el posterior desarrollo del juego. Jared Cook se convirtió en el arma más peligrosa de los Saints y dos recepciones suyas, ubicaron a su equipo en zona roja. Brees volvió a buscar a su ala cerrada pero no fue certero en su envió y Lutz amplió la ventaja (10-6).

La ofensiva de Falcons no tuvo problemas para mover el balón, aunque las dudas surgieron cuando ingresó en campo rival. Sean Payton retó correctamente un pase completo a Gage y su decisión posibilitó frenar la ofensiva de Ryan. Younghoe Koo intentó achicar diferencias pero su field goal fue malogrado.

Brees completó 18/30 pases, lanzó para 184 yardas y tuvo un pase de touchdown (Imagen: Saints.com)
Brees completó 18/30 pases, lanzó para 184 yardas y tuvo un pase de touchdown (Imagen: Saints.com)

Los errores los iba a pagar caro el equipo local. Brees volvió a conectar con su ala cerrada y luego, Taysom Hill se escapó 30 yardas para anotar su segundo touchdown del juego. New Orleans pegó en los momentos justos y la ventaja parcial de 17-6 marcaría un quiebre en el juego. La diferencia se achicaría a una anotación por un gol de campo de Koo, quien se repuso de los 4 puntos malogrados anteriormente.

El desarrollo de la segunda mitad fue muy similar a lo visto en el comienzo. La defensiva de Falcons se olvidó rápido de su juego ante ’Bucs’ y volvió a complicarle las cosas a Drew Brees y compañía. No obstante, Will Lutz estiró la ventaja con otro gol de campo.

Atlanta siempre permaneció cerca en el marcador por su defensiva. La ofensiva nunca pudo entrar en ritmo, Matt Ryan fue presionado constantemente. Su línea ofensiva permitió nueve capturas y eso fue decisivo. Además, la ausencia de Julio Jones por lesión fue muy sentida por Ryan. El quarterback se vio forzado a salir de la bolsa y arriesgó mucho el ovoide. Primero buscó a Freeman y Shy Tuttle lo interceptó. Luego, lanzó profundo y Gardner-Johnson volvió a robar el balón.

Marcus Davenport le provoca la perdida a Matt Ryan (Imagen: Saints.com)
Marcus Davenport le provoca la perdida a Matt Ryan (Imagen: Saints.com)

Como si fuese poco, Ryan volvió a tomar otra mala decisión e intentó lograr la primera oportunidad por tierra. Davenport le dio un fuerte golpe y soltó el ovoide. Brees no sacó provechos de los tres intercambios balón, aunque dos goles de campo de Lutz dejaron el juego 26 a 9.

Atlanta no se dio por vencido y una serie de errores de la visita le dio chances. Ryan conectó con Gage y puso las cosas 26 a 15. Koo despejó corto y los equipos especiales de Atlanta se lucieron. Oluokun recuperó el ovoide pero un castigo volvió a repetir la jugada. El linebacker “durmió” a todos y se quedó nuevamente con el balón.

El público que permaneció en el estadio se encendió y Atlanta vio posible una hazaña. Ryan acercó el balón y con dos minutos en el reloj, Koo marcó un gol de campo para dejar el juego a sola una posesión.

El destino le hizo un guiño al espectáculo y Kemal Ishmael se quedó nuevamente con el ovoide tras la patada corta. Sean Payton se volvió loco con el coordinador de equipos especiales, pues Atlanta tuvo la chance de igualar el juego luego de estar 26 a 9 abajo a falta de 3'. Finalmente, Cameron Jordan demostró por qué es el líder de esta defensiva y con otra captura le dio a los Saints la victoria y título divisional.

VAVEL Logo