Alejandro Davidovich se cita con Djokovic en octavos del
torneo olímpico
Alejandro Davidovich accede a octavos. (Fuente:Olympics)

Buenas noticias llegan desde el Centro de Tenis de Ariake en Tokio al pasar a la ronda de los octavos de final tanto Alejandro Davidovich como Pablo Carreño en ambos duelos decididos en el tercer set.

Davidovich a por Djokovich en octavos

El malagueño Davidovich se cita por un puesto en los cuartos de final con el número uno del mundo Novak Djokovic. En un partido sin antecedentes, el malagueño debió emplearse a fondo para sacar adelante su duelo que pudo acabar en dos sets, cuando marchaba 5-4 y sacaba para cerrarlo, aunque se dejó remontar. Ya en la tercera manga, el malagueño rompió pronto el saque de su rival para colocarse 3-0 arriba y encarar el resto del duelo con más confianza en su juego, si bien es cierto que desperdició de nuevo su servicio con el 5-1 aunque sin mayores problemas solventó el duelo a su favor ya que se encontraba doble break arriba.

Pese a que Alejandro cometió bastantes errores más que su rival, no sería impedimento para lograr la victoria debido a su valentía y la buena presión que ejerció al resto.

Carreño vence por pequeños detalles

Otro complicado duelo tuvo Pablo Carreño en su camino hacia los octavos contra un cañonero como Marin Cilic. Pese al sufrimiento, el español logró su primera victoria ante el croata, clasificándose por el marcador de 5-7 6-4 y 6-4 en un duelo muy apretado y decidido por detalles pequeños, con el gijonés sin perderle la cara en ningún instante al encuentro.

Pese a que Pablo perdió la primera manga, igualada hasta el 5-5, en el duodécimo juego el balcánico se adjudicó el primer set. Aunque en el segundo, sería el asturiano quien le arrebató el servicio en el quinto juego para ponerse 3-2 arriba y seguir adelante para cerrar el segundo set en 44 minutos. En el decisivo set, con 2-1, volvió a romper el servicio el tenista gijonés para, con un buen servicio, situarse con un 5-3 y tener renta más que suficiente para cerrar un duelo en el que Pablo mostró superioridad y confianza en los momentos claves.

VAVEL Logo