Braydon Coburn se retira
Braydon Coburn | Foto: NHL.com

Braydon Coburn dice adiós al hockey profesional como jugador, a sus 36 años y tras 16 temporadas en las que disputó 983 partidos, el defensa canadiense cuelga los patines, eso si, habiendo alcanzado con Tampa Bay Lightning, el santo grial del hockey, la Stanley Cup de 2020, la primera del doblete de los actuales campeones de la competición.

Y es que Coburn fue una de las piezas claves de la defensa de los Bolts en su época más dorada, la que se inició justo con su llegada en la temporada 2014-15 tras ser traspasado desde Philadelphia Flyers. Un inicio al que contribuyó no solo con su juego si no con momentos decisivos como el gol ganador en el séptimo partido contra unos entonces potentes Detroit Red Wings, y que encarriló una andadura en los playoff que solo Chicago Blackhawks pudo parar en la final.

Un auténtico jugador de playoff, donde el hockey alcanza un nivel de fiereza e intensidad que supera la mera rivalidad deportiva, siete finales de conferencia y tres finales de Stanley Cup atestiguan que era de los que no se arrugaba en los momentos culminantes de la temporada.

Aún así, el premio gordo lo conseguiría justo cuando su etapa como jugador nuclear del equipo se estaba desvaneciendo, con la victoria en los playoff de la burbuja que resolvió la frustración de una franquicia que la temporada anterior era candidata absoluta al triunfo y se chocó con el muro de Columbus Blue Jackets en primera ronda de la postemporada 2019.

Y es que a pesar de convertirse en esa temporada final con los del norte de Florida en un descarte de la alineación en más de una ocasión, su juego duro y comprometido con el equipo, su ausencia de queja y total disponibilidad para lo que su entrenador y compañeros necesitaran de él, le valió el respeto de su vestuario. Un respeto que se mostró de manera tangible al ser el tercer jugador que alzó la Stanley tras el capitán Steven Stamkos y el corazón del equipo y Conn Smythe de esa postemporada, Victor Hedman, viendo así recompensado todo el esfuerzo y la espera por alcanzar la mayor cima de todas.

Seleccionado por Atlanta Thrashers en 2003, en su carrera vistió los jerseys de Philadelphia Flyers, sus Tampa Bay Lightning, Ottawa Senators y New York Islanders.

Finalmente, este canadiense de la pequeña población de Shaunavon, Sakatchewan, que no llega ni a dos mil habitantes, se establecerá en el área de Tampa para poder pasar mayor tiempo con su familia. 

VAVEL Logo