La noticia saltaba el pasado 22 de noviembre cuando en el partido que enfrentaba a los de Illinois frente a los Columbus Blue Jackets, Corey Perry no saltaba al hielo tanto en el calentamiento, como en el partido, un hecho que se repetiría en los dos encuentros siguientes del equipo contra Toronto y St. Louis, sin que desde el equipo se diera una explicación clara del por qué, “decisión de la organización” fue la escueta explicación que dio el entrenador Luke Richardson tras caer derrotados ante los casacas azules de Ohio.

Que un jugador de la tremenda veteranía de Corey Perry desaparezca de la noche a la mañana del plantel, no es un tema que pueda caer en el olvido o indiferencia y esa difusa declaración no iba a dejar satisfecho a nadie desde fuera del entorno íntimo de la franquicia del United Center.

Finalmente este pasado fin de semana, Pat Morris, agente del jugador, ha declarado que la ausencia de Perry está ligada a “asuntos personales”. Kyle Davidson, gerente general de la franquicia, quiso aliviar presión haciendo público que la ausencia de Perry se prolongará al menos en el corto medio plazo.

Ante estas declaraciones, Richardson expresó que trataría el tema como cualquier otra baja que se produce en el equipo, como las que se producen por lesión o traspaso de un jugador, y que es deber del entrenador hacer ajustes al vuelo.

Ausencia de un referente

Los Chicago Blackhawks firmaron a Perry el pasado verano por una temporada con la intención de que fuera un apoyo tanto en el hielo como fuera de él para el futuro hombre franquicia, Connor Bedard. Papel que compartiría con otro ilustre, Taylor Hall.

Un plan que se ha frustrado después de poco más de un mes de competición, con Hall lesionado para el resto de la temporada y Perry ausente de momento.

Aún queda un referente de veteranía en la plantilla, Nick Foligno, y en declaraciones a NHL.com habla de la pérdida del delantero que hasta ahora había anotado cuatro goles y cinco asistencias en sus 16 partidos disputados. “Es una gran parte de lo que estamos haciendo, así que es desafortunado.” Afirmó el que fuera miembro de los excepcionales Bruins del año pasado. “No sabemos mucho más, así que no voy a comentar nada más, pero en lo que respecta a este vestuario, es una gran parte de él. Lo apreciamos y lo echaremos de menos.”

VAVEL Logo
Sobre el autor