Juanfran Guevara se sincera: "es muy duro para un piloto bajarse de la moto"

Tras la inesperada noticia de su retirada del Mundial, el murciano explica los motivos de la dura decisión de dejar la moto aparcada para cambiar de oficio y ser empresario. Deja así cinco años de trayectoria con buenos recuerdos como piloto para abrir otra puerta en su futuro.

Juanfran Guevara se sincera: "es muy duro para un piloto bajarse de la moto"
Foto:web de Juanfran

Juanfran Guevara corrió su primer Gran Premio en Aragón, allá por el año 2012 en la categoría de Moto3 recién estrenada, su segunda carrera en el Mundial fue en Valencia. Esos fueron los primeros pasos de Guevara, tras ellos llegó su primera temporada completa en 2013 y hasta el último GP en Valencia el pasado noviembre pasó cinco años de su vida, dedicado a su pasión. En una entrevista concedida a Motociclismo declara el por qué de su retirada con tan solo 22 años y explica lo bueno y lo malo de haber formado parte de la parrilla Mundialista. 

El lorquino recuerda su mejor momento, que fue en el Gran Premio de Italia en Mugello y en el que consiguió el primer podio de toda su carrera, finalizando en tercer lugar tras Andrea Migno y Fabio Di Giannantonio: “era un podio súper deseado desde hacía un montón de tiempo”. 

Foto: web de Juanfran.
Foto: web de Juanfran.

No cambiaría por nada la experiencia de haber estado cinco años en el mundial. Lo he pasado súper bien y me he sentido muy arropado siempre”, afirmaba el lorquino. 

Pero no todo en motociclismo es transparente y así lo vivió en paddock: "lo peor, para mí, es la doble cara de la gente. Se muestra todo por intereses y hay muy poca gente, pero muy poca, que vaya con sinceridad. Yo soy de un pueblo de 300 habitantes y eso, para mí, fue lo más difícil de entender. Que la gente no fuese de cara, que todo el mundo fuese por detrás”. 

Tratando el tema de los pilotos de pago Juanfran soltó la piedra haciendo estas declaraciones sobre el negocio versus las oportunidades a pilotos de gran talento: “Creo que, quizás, esto que he hecho yo sirva como precedente, sea la primera piedra para cambiar un poco la historia. Desde luego no va a ser fácil cambiarlo, porque digamos que los equipos no miran tanto por el piloto, sino que lo que buscan más son las ofertas que trae el piloto. Ojalá que sirva para que vaya cambiando un poco la historia. En mi caso, yo sí que he estado ahí cuatro o cinco años, pero hay pilotos que tenían muchísimo talento y que ni siquiera han tenido la oportunidad de llegar. Y al contrario, hay pilotos que quizás no tienen talento y llevan diez años en el mundial”. 

Su primera carrera como piloto oficial. Foto: web Juanfran.
Su primera carrera como piloto oficial. Foto: web Juanfran.

La serie de caídas de la temporada pasada sumada a otras como el estrés que acumulaba sobre todo los dos últimos años han sido los desencadenantes de su decisión “Al final, el piloto que es solamente piloto tiene una vida de puta madre, pero un piloto, como era mi caso, que cuando volvía a mi casa tenía que buscar patrocinadores, seguir estudiando, completar los proyectos que tenía, entrenar… mil cosas, no paraba. Había días que me faltaban horas, el nivel de estrés que llevaba los últimos meses era grandísimo”. 

La saludo primó y tras un "susto" empezó a asimilar que el estilo de vida que llevaba no era bueno para su estado ni físico ni mental: “Hace tres semanas, una noche viniendo de la universidad, se me quedó la vista nublada y tuve que parar en el arcén. El médico me diagnosticó estrés. Con 22 años, cuando te dicen algo así… ahí fue cuando empecé a pensar seriamente y dije: esto tengo que cambiarlo”. 

"El problema que tenemos, sobre todo en Moto3, de los 32 ó 33 pilotos que hay en la categoría, seguramente 29 pilotos no saben hacer otra cosa aparte de montar en moto. Es muy duro para un piloto tener que bajarse de la moto”, “ha sido complicado, pero la vida son decisiones difíciles”, se sinceraba el murciano. 

El día de la decisión llegó y tras "muchas lágrimas" y decidir sobre algo que le costó "mucho, mucho" hacer llegó el momento de emitir el comunicado de prensa el 27 de diciembre. “Hasta entonces sólo lo sabíamos yo y mi entorno más cercano, y era como mi secretillo. Todo el mundo me preguntaba por el año que viene… y yo, en el fondo, sabía que el año que viene no iba a estar”. 

Tras ello se mostraba triste pero contento de haber llevado a cabo una decisión que necesitaba tomar: “Estoy bastante contento, es la decisión que quería tomar ya hace un tiempo. Por una parte un poco triste por dejar este mundo, que lo sigo llevando en el corazón. Pero, por otra, centrarme más en las otras cosas que venía compaginando y me va a servir más en el futuro”. 

Ahora el lorquino se centrará como empresario en una agencia de marketing que tiene desde hace dos años y de terminar la carrera universitaria, después empezará otra y no cierras las puertas al mundo del motociclismo, pero desde otra perspectiva: “Es verdad que la pasión siempre está y, si no dirigir un equipo, algo relacionado con el motor es posible que sí; porque lo bonito sería eso, aplicar los estudios a la pasión. Sería otro sueño que cumplir”, confesaba. 

Y despedía con esta frase para los que no entiendan el motivo de su retirada y los que ponen en duda su pasión: “Los que somos moteros y llevamos las carreras por dentro, las vamos a seguir llevando toda la vida”.