Marc Márquez: "Pensaba que era imposible ser campeón aquí"

Marc Márquez es el nuevo campeón del mundo de MotoGP, por tercera vez, algo que ha conseguido en Motegi tras las caídas de Valentino Rossi y Jorge Lorenzo. El de Cervera reconoce que "es increíble", ya que pensaba que era "imposible" conseguirlo tan pronto.

Marc Márquez: "Pensaba que era imposible ser campeón aquí"
Marc Márquez celebra su tercer título de MotoGP en el podio de Motegi | Foto: Repsol Honda MotoGP

Marc Márquez se marcha de Japón con el campeonato del mundo de MotoGP en el bolsillo, su tercer título en la categoría reina y quinto en total. El catalán arrancaba desde la segunda posición de la parrilla tras cometer algunos errores en la clasificación, pero en carrera se ha colocado muy rápido en cabeza, abriendo hueco y marcando un ritmo muy rápido que le ha dado la victoria y el campeonato tras las caídas de los dos pilotos de Yamaha.

A pesar de que ahora es un hecho, al inicio del fin de semana parecía muy complicado que Márquez se proclamase campeón a tres carreras del final, tanto que él mismo dijo que sería "imposible" conseguirlo en este gran premio. Esto hace que le resulte "increíble", ya que "no se lo esperaba".

Sin embargo, la pronta caída de Rossi ha hecho que el ya campeón decidiese "empujar fuerte para ganar". Cuando estaba "pilotando al límite", según él mismo ha reconocido, ha llegado la caída de Lorenzo, que le ha hecho cometer "errores en cuatro o cinco curvas porque era muy difícil mantener la concentración". A pesar de la tensión, ha podido terminar, ganar la carrera y hacerse con el título.

Este es un campeonato que el propio piloto de Cervera ha calificado de "muy especial", ya que la temporada pasada había sufrido muchas caídas y, además "ha llegado en la casa de Honda". La marca japonesa ha trabajado para mejorar durante el año, algo que "ha dado sus frutos", tal y como se ha visto en este trazado, donde "han sufrido en el pasado", comentaba Márquez.

Por otro lado, el propio piloto ha reconocido que "ha mejorado", aprendiendo de sus errores y evolucionando durante la temporada, en la que ha aprendido "a usar mejor el Michelín delantero". 

Por último, ha querido acordarse del equipo y de su abuela, que falleció este año. "Ella estaría muy contenta con este campeonato", ha asegurado el de Cervera. Ahora, solo queda disfrutar de las tres últimas carreras, pilotando "un poco más al estilo Marc Márquez".

MotoGP