Súper TC 2000: la primera vez de Fineschi
El trofeo y la alegría para un mismo dueño, Damián Fineschi (Fuente: TyC Sports).

Tardó. Parecía que nunca llegaría, pero finalmente lo hizo. Fueron 28 las carreras que tuvo que esperar Damián Fineschi (Peugeot 408) para cantar victoria dentro del Súper TC 2000. Este domingo en el autódromo Eusebio Marcilla de Junín logró quitarse esa espina de encima y desató la euforia y los festejos dentro del equipo Peugeot FE Junior. Un éxito que además lo ubica en la cima de la tabla de posiciones finalizada la primera fecha del calendario.

Tras imponerse en la serie más rápida, el estudiante de ingeniería obtuvo el derecho de largar la competencia final desde el primer cajón de la grilla. En la partida, Emiliano Spataro (Renault Fluence), quien compartía la primera fila, movió mejor y buscó la punta por afuera en la primera curva, sin embargo, el piloto de Quilmes supo defender su posición de forma aguerrida, recurriendo incluso a un pequeño golpe lateral. Los giros iniciales mostraron bastante lucha por el liderazgo, con un Spataro que presionaba y no le permitía escaparse al hombre de Peugeot. Dicha tendencia se mantuvo hasta el primer ingreso del auto de seguridad en la 5° vuelta.

A partir del relanzamiento, el Fluence comenzó a perder rendimiento, lo cual le posibilitó al puntero estirar la diferencia y manejar con algo más de tranquilidad. Al final del 15° giro, Spataro ingresó a boxes entendiendo que la razón de la pérdida de nivel de su bólido era la pinchadura de un neumático. Tras efectivizar el cambio de compuesto, los mecánicos de su equipo se percataron de que el mismo no se encontraba dañado y que el problema real provenía de la suspensión. Un error grosero de parte de una estructura profesional que le costó a la Hormiga atómica la posibilidad de sumar gran cantidad de puntos.

Con su principal oponente retrasado, parecía que Fineschi quedaba con el camino allanado hacia su primer éxito en la divisional. No obstante, una nueva neutralización en la vuelta 18 para retirar el auto del campeón Néstor Girolami (Peugeot 408), quien se había despistado tras la rotura del neumático delantero izquierdo, cubrió con un manto de incertidumbre el final de la prueba. Lejos de ponerse nervioso, llegado el momento el quilmeño volvió a acelerar a fondo su Peugeot 408 para alejarse de sus perseguidores y encontrarse con la bandera a cuadros antes que nadie.

“Trabajé toda mi vida para esto. A uno le bajan la bandera a cuadros y siente demasiadas cosas, un desborde de sensaciones. Al llegar a Quilmes me voy a encontrar con mucha gente que me bancó cuando creí que me tenía que bajar del automovilismo”, reconoció el vencedor con gran emoción. A la hora de analizar el desarrollo de la prueba indicó: “Gran parte de la carrera se podía definir en la largada. Si no lograba contener a Spataro iba a ser complicado correrlo de atrás. Pero a medida que hacía vueltas prolijas y redondas noté que podía tener un buen ritmo y escaparme. Cuidé todo. Cuando entró el último auto de seguridad vi que tenía que salir con todo en la primera vuelta de velocidad y así lo hice”.

El chaqueño Matías Muñoz Marchesi finalizó segundo en un muy buen arranque de año de la mano del Chevrolet Cruze del equipo oficial. Lejos de verse envuelto en ásperas luchas, optó por un manejo conservador que rindió sus frutos. El podio lo completó Agustín Canapino (Peugeot 408), considerado a priori uno de los grandes candidatos a pelear por el título. Concretando un debut excelente, Lucas Colombo Russell (Chevrolet Cruze) supo arribar en cuarto lugar, por delante de Facundo Chapur (Fiat Línea) y de Esteban Guerrieri (Toyota Corolla), quien protagonizó la remontada de la jornada, teniendo en cuenta que no había podido clasificar el sábado por un accidente sufrido en la mañana que dañó gran parte de su auto.

Por otra parte, no fue un buen domingo para el poleman Leonel Pernía. Complicado en su serie para avanzar en medio del pelotón y viéndose forzado a ingresar rápidamente a boxes en la Final por culpa del levantamiento del capot de su Renault Fluence, finalizó en un 14° puesto que le dejó sabor a muy poco.

La próxima cita del Súper TC 2000 será el domingo 26 de abril en el autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario. Tras un comienzo entretenido y alentador de campeonato, el deseo es que continúe por dicha línea.

Resultado de la carrera:

1°) Damián Fineschi (Peugeot 408)

2°) Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet Cruze)

3°) Agustín Canapino (Peugeot 408)

4°) Lucas Colombo Russell (Chevrolet Cruze)

5°) Facundo Chapur (Fiat Línea)

6°) Esteban Guerrieri (Toyota Corolla)

7°) Matías Milla (Toyota Corolla)

8°) Mariano Werner (Ford Focus)

9°) José Manuel Urcera (Fiat Línea)

10°) Facundo Ardusso (Fiat Línea)

Campeonato:

1°) Damián Fineschi  31

2°) Matías Muñoz Marchesi  25

3°) Agustín Canapino  21

4°) Lucas Colombo Russell  20

5°) Facundo Chapur  16

VAVEL Logo