IndyCar: Dixon ganó una accidentada carrera en la calles de Nashville
Foto: IndyCar Series Website

La NTT IndyCar Series disputó su 14° fecha de la temporada en el circuito callejero de Nashville, pista que la categoría visitaba por segunda vez en su historia. Scott McLaughlin se quedó con la pole luego de marcar un tiempo de 1:14.555 en la clasificación.

La largada se vio demorada más de dos horas debido a las condiciones climáticas, por lo que el inicio de la competencia se dio a las 18hs (hora de Argentina). McLaughlin mantuvo el primer lugar y logró sacarle más de un segundo de distancia a Romain Grosjean, sin embargo esa diferencia iba a desaparecer en la vuelta 8 cuando se presentó la primera bandera amarilla debido a que el monoplaza de Alexander Rossi quedó detenido en la pista.

Se dio el reinicio con el neozelandés del equipo Penske al frente seguido por Grosjean y Alex Palou, siendo este último uno de los primeros que se detendría en pits en el 21° giro. Una vuelta después salió la amarilla por el trompo de Hélio Castroneves, la mayoría entró a pits y el reinicio se dio en la vuelta 26 pero en ese mismo giro se presentó otra bandera de precaución, esta vez debido a un accidente múltiple donde estuvieron involucrados Graham Rahal, Patricio O'Ward, Callum Ilott, Will Power, Graham Rahal, Scott Dixon y Castroneves.

Luego de un par de vueltas se reinició la competencia con Palou al frente seguido por Simon Pagenaud y David Malukas, sin embargo poco después salió otra amarilla debido a un incidente entre Devlin DeFrancesco y Takuma Sato en la curva 10 que dejó a ambos afuera de la carrera. En el reinicio McLaughlin adelantó a Malukas y dos vueltas después haría lo mismo con Pagenaud, quedando segundo a más de dos segundos del actual campeón de la categoría.

Para la vuelta 51 empezó el segundo ciclo de paradas en pits con varios pilotos, entre ellos Power y Dixon, sin embargo una vuelta después salió la bandera de precaución por un incidente entre Rahal y Rinus VeeKay, y los que faltaban por parar entraron pero Josef Newgarden decidió quedarse afuera. A falta de 25 vueltas se dio el reinicio con el piloto del equipo de Roger Penske al frente mientras que Power tuvo un contacto con Palou cuando transitaban el puente, lo que dejó al piloto español con daños en el alerón delantero y una baja en rendimiento en el monoplaza del australiano que cayó al 11° lugar.

Kyle Kirkwood y Malukas tuvieron un golpe en la curva 9 a 16 giros del final y generaron una nueva amarilla, Newgarden se vio obligado a parar y esto dejo a Dixon en el primer lugar. En el giro N°70 volvió a ondear la bandera verde con Dixon adelante mientras que Marcus Ericsson tuvo un contacto con Colton Herta y esto dejo al piloto de Chip Ganassi Racing con problemas en la caja de cambios. Jimmie Johnson hizo un trompo en la curva 4 y generó otra amarilla, la cual duró 3 vueltas y en el reinicio McLaughlin se puso segundo mientras que Grosejan se fue al muro luego de un contacto con Newgarden.

La dirección de carrera decidió sacar la bandera roja para limpiar todos los escombros, se dio el reinicio a 2 vueltas del final y finalmente Dixon se quedó con la victoria por 106 milésimas sobre McLaughlin, siendo el 4° final de carrera más cerrado en circuitos en la historia de IndyCar. Con esto el 6 veces campeón logra su segunda victoria de la temporada y la N°53 en la categoría, desempatando con Mario Andretti y quedando a 14 triunfos de AJ Foyt en la lista de máximos ganadores.

 

 

"Felicitaciones al equipo", dijo Dixon una vez finalizada la competencia. "Tuvimos un gran choque allí que arrancó la mitad del piso del auto. Tuvimos que dar cuatro vueltas al alerón delantero, así que no teníamos agarre. Nashville es increíble".

 

 

A falta de tres carrera para que termine la temporada Power mantiene la punta del campeonato con 450 puntos pero ahora Dixon es segundo con 444 y Ericsson se encuentra tercero con 438 unidades. La próxima fecha de la categoría será el 20 de agosto en el óvalo de World Wide Technology Raceway.

VAVEL Logo