Semana 1: inicio teñido de albiceleste
Foto: AP

El inicio de este miércoles marcó que pasó la primera semana en la NBA. A pesar que los equipos todavía están tomando ritmo, los siete días de competencia mostraron grandes historias y que pueden llegar a ser una señal de cara a lo que viene.

Si hablamos de equipos ganadores, Los Angeles Clippers de Prigioni, los Toronto Raptors de Scola y los Golden State Warriors de Curry son los tres elencos que no conocieron la derrota en cuatro presentaciones. Con estilos de juego diferentes, pero eficaces, fueron encontrando la vuelta para sobreponerse a las defensas rivales y quedarse con los triunfos.

En cuanto a los argentinos, hay dos caras visibles en los invictos. Luis Scola tuvo una semana fantástica en el elenco canadiense, donde fue titular en los cuatro partidos que el mismo disputó. El eterno capitán de la Selección promedió casi un doble-doble, 8.8 puntos y 9.3 rebotes, en 23 minutos por juego. Su actuación más destacada llegó este martes cuando, en la victoria ante los Mavericks en Dallas, consiguió justamente esta doble figura producto de 19 puntos y 12 rebotes.

Por el lado de Pablo Prigioni, su arranque en el equipo de Los Angeles no fue como él quiso. De los cuatro encuentros, solo disputó aquel en el cual Los Clippers vencieron a los Mavericks por 104-88. Allí el cordobés jugó 7 minutos, donde dio 1 asistencia y consiguió 1 rebote. Con Chris Paul y Austin Rivers, el hijo del entrenador Doc, el base buscará sorprender en las prácticas para ganarse un lugar en la rotación.

Si hablamos de representantes nacionales, es inevitable hablar de Emanuel Ginóbili. En su 14° temporada en la liga de básquet más importante del mundo, a sus 38 años, el bahiense sigue brillando en los San Antonio Spurs. El bahiense, que actúa como sexto hombre, continúa siendo uno de los líderes en el equipo más ganador del actual siglo. El argentino promedió 10 puntos, 4 asistencias y 3 rebotes en 20 minutos para que los texanos ganen 3 de los 4 partidos que disputaron.

Por el lado de las grandes estrellas, aquella que más brilla es justamente la de Stephen Curry. Su equipo no solo ganó los 4 encuentros que jugó, sino que arrancó demostrando una vez más porque es uno de los mejores tiradores, o el mejor quizá, en la historia de la liga. 24 puntos en el primer cuarto del debut ante los Pelicans (hizo 40), otros 53 puntos y 9 asistencias en el juego del sábado ante el mismo rival, revalidaron su candidatura a la defensa del premio MVP (Jugador Más Valioso).

También hay que hablar de otros dos grandes jugadores. LeBron James se convirtió en el jugador más joven en la historia de la liga en alcanzar los 25000 puntos. Lo logró en el triunfo de los Cavaliers ante Philadelphia y estableció el hito a sus 30 años, contra los 31 de Kobe Bryant, quien lo era hasta ese momento.

A su vez se destacó la vuelta de Kevin Durant, quien en la 2014-2015 se perdió 52 partidos en Oklahoma City Thunder. A pesar de su inactividad, promedió 29.8 puntos y 6 rebotes. Pero el gran reconocimiento para él llegó en la victoria ante Orlando Magic, cuando se equipo venció en doble suplementario con 43 unidades de él y 48 de Russell Westbrook.

En cuanto a lo peor, hay cuatro equipos que no conocen la victoria: Philadelphia Sixers (0-3); Brooklyn Nets, New Orleans Pelicans y Los Angeles Lakers (0-4). Estos últimos tienen una gran crisis en California y, a pesar de la vuelta de Bryant, no están encontrando la manera de cerrar el partido como quieren. Con muchos cuestionamientos en Byron Scott, los Lakers intentarán acabar su mal inicio el viernes en Brooklyn.

VAVEL Logo