Manu, por siempre el "20" de los Spurs
Manu Ginóbili. Foto: La Nación

Manu, por siempre el "20" de los Spurs

En su discurso, el histórico jugador de los San Antonio hizo un historial de su camino para llegar a la NBA. La humildad y el reconocimiento a todos aquellos que lo ayudaron son algunos de los puntos más importantes de su speech en el AT&T Center.

ramigaraffa
Ramiro Exequiel Garaffa

Pasadas las 11 de la noche, los Spurs seguían jugando su partido contra Cleveland Cavaliers. El foco del espectáculo, por cuestiones obvias, estaban fijados en las "afueras de la cancha". Los suplentes del conjunto dirigido por Gregg Popovich se incluyeron en el festejo con la remera "Gracias Manu", al igual que los miles de fanáticos que se hicieron presente en el AT& T Center.

En Argentina, los fanáticos del básquet y del deporte en general no se querían perder un acontecimiento de esta envergadura que, no sólo tocó la fibra íntima de San Antonio, sino que también representó un hito para la historia del deporte argentino. Por un momento, no importaron las cosas que dijo Macri en la semana, la suba arrasadora del dólar y otras cuestiones. Todos los televisores estuvieron prendidos para homenajear a Emanuel Ginóbili. Era la última noche del 20, ¡si! De aquel que le dio grandes alegrías a la Selección Argentina y fue uno de los filones más importantes en la obtención de los cuatro anillos por parte del equipo de Texas. Miles de argentinos olvidaron por un momento el cristal polarizado y antagónico en el que está inmerso el país para dar lugar a una alegría unificada y de mucha fuerza hacia Ginóbili.

Los disparos de elogios, anécdotas y otros mensajes de clara admiración, fueron protagonizados por: Sean Elliot (una gloria de los Spurs en la temporada 1998-1999), Tony Parker, Fabricio Oberto, Gregg Popovich y Tim Duncan. Mientras tanto, Manu, con alguna emoción reflejada en su rostro, estuvo atento a cada una de las intervenciones. Parecía que en el algún momento iba a flaquear, pero pudo aguantar el embate emocional. 

A su turno, Ginóbili comenzó: "Jamás me imaginé llegar a esto, no tenía tantas expectativas. Como lo dije en el video, cuando empecé, yo quería hacer una buena carrera en Europa, y quizás, también, ganar algo con la selección argentina. Y de repente, me desperté y en un abrir y cerrar de ojos estoy rodeado de estas leyendas hablando de mí, gente a la que admiro, a la que respeto y quiero. Es algo que te vuela la cabeza. Estoy muy agradecido y realmente quisiera estrecharles a cada uno de ustedes la mano, darles un abrazo. Aprecio mucho todo esto".

Y siguió: "Me siento muy afortunado. Quiero reconocer de dónde salí y la suerte que tuve en todo mi camino, desde la Argentina. Muchas personas brillaron en mi camino para poder disfrutar. Crecí con dos padres que estaban siempre ahí, presentes, que nos impulsaron a mis hermanos y a mí a seguir nuestros sueños, nuestra pasión de jugar al básquet, y nos dieron todo lo que necesitábamos".    

Cuando tuvo que dedicarle unas palabras a la Generación Dorada, expresó: "¡Qué lindo fue jugar con ustedes! ¡Qué placer! Saber que en cada cancha éramos un puño cerrado. Que si ganábamos la íbamos a pasar muy bien, pero si perdíamos la íbamos a pasar mejor porque nos íbamos a decir cosas invalorables. Por todos esos años y todas esas vivencias, muchas gracias".

Durante el recorrido discursivo de Manu, también hubo un lugar para todas las historias que vivió con sus compañeros en los Spurs: "Qué bueno es poder decir las cosas con solo una mirada. Qué increíble es eso. Fue un honor realmente haberlos conocido y haber compartido tanto tiempo con ustedes (mirando a Duncan, Parker y Poppovich), cientos de partidos juntos. Fue increíble saber que podía mirarlos nada más y ustedes ya sabían lo que necesitaba. Las conversaciones que hemos tenido, los momentos compartidos. Las charlas. Gracias por eso. Gracias también a Patty (Mills), Bobo (Boris Diaw) y Tiago (Splitter), ustedes ayudaron a mantener activo a este abuelo de 40 durante muchos años. Cuando empezó a hacerse difícil irme de gira y dejar a mis hijos y a mi mujer en casa, ustedes hicieron que siguiera siendo divertido e interesante. Los quiero mucho, estoy en deuda".

   El discurso completo de Manu Ginóbili

 

VAVEL Logo