Se consolida en lo más alto

Golden State Warriors se llevó un duro cotejo frente a Houston Rockets 124 a 114 y mantuvo el liderazgo de la Conferencia Oeste. Stephen Curry volvió a ser vital para el triunfo.

Se consolida en lo más alto
Los Warrios supieron jugar una mejor segunda mitad y se llevaron el partido. Foto: Bill Baptist

En un duelo de equipos candidatos al título, Golden State Warriors aprovechó la ausencia de James Harden para ganarle 124 a 114 a Houston Rockets. Este resultado le permitió a los de Oakland mantener el liderazgo y sacar una leve ventaja sobre su oponente.

Stephen Curry, como en el juego anterior ante Dallas Mavericks, fue la pieza clave del encuentro, al anotar 29 puntos, capturar ocho rebotes y repartir cinco asistencias. Su ladero fue el otro Splash Brother, Klay Thompson, quien terminó con 28 unidades y cuatro pases gol. Además, el ala pívot Draymond Green acabó con un triple doble al registrar 17 tantos, 14 recobres y 10 asistencias.

En Houston se lamentan por una gran chance de descontarle a su más fuerte contrincante en la luchada Conferencia Oeste. Pero Mike D'Antoni, técnico de los texanos, se llevó varias conclusiones. En primer lugar, Gerald Green va a ser confirmado hasta el final de esta temporada y, por otra parte, Bobby Brown fue excluído de la plantilla.

En cuanto a los aportes individuales, Eric Gordon finalizó con 30 unidades y siete asistencias, el mencionado Green colaboró con 29 tantos (8/15 T3) desde la banca, y Chris Paul ayudó con 28 puntos, nueve pases gol y siete tableros.

Golden State ahora tiene un récord 31-8 y ya sacó cuatro juegos a Houston, quien está segundo con una marca 27-10.

La próxima presentación de los Warriors será en el Staples Center el sábado ante Los Angeles Clippers. Los Rockets, por otra parte, visitara a Detroit Pistons el mismo día a partir de las 21 horas.