Nadur-Atlético Nacional: la historia del cruce, capítulo por capítulo
Fotomontaje: Juan Ignacio Botta- Vavel Argentina.

En medio de la conmoción por lo sucedido con el accidente del Chapecoense; Alejandro Nadur, presidente de la institución, tuvo declaraciones poco amistosas para con los dirigentes de Atlético Nacional.

Aunque muchos quemeros coinciden con las palabras expresadas por Nadur, es insostenible el momento que eligió para decir lo que dijo: en medio de tanta sensibilidad, él solo se ubicó como blanco de todos los comentarios negativos. Medios y periodistas de todo el mundo tomaron los dichos del presidente del Globo y las críticas llovieron sobre la figura del mandamás quemero, pero también sobre el club: la asociación de uno con otro, es inevitable.

Desde este espacio, haremos un repaso para explicar el por qué de la bronca de Alejandro Nadur con los dirigentes de Atlético Nacional. No obstante, no justificamos su actitud ni sus dichos. Tampoco el momento que eligió para expresarse.


Capítulo I

El inicio de esta historia se da el 10 de febrero del 2016. Tras superar al Caracas en el repechaje, Huracán emprende el camino de vuelta hacia Argentina. Todavía en suelo venezolano, el micro sufre un desperfecto y pierde los frenos: la manera de hacer “más leve” el accidente, fue volcar el bus. El conductor lo logró, y el transporte quedó a metros de un acantilado.

Las secuencias de ese choque son conocidas: a Mendoza y Toranzo les costó parte de su cuerpo. Nervo estuvo bastante tiempo sin jugar, mientras que otros jugadores sufrieron múltiples golpes y cortes.

Automáticamente luego del siniestro, Huracán canceló todos sus partidos por el torneo local. Sin embargo, no pudo hacer lo propio con sus encuentros de Copa Libertadores: el primer rival, Atlético Nacional, se negó a acceder al pedido. Todo lo contrario a cómo enfrentó la tragedia del Chapecoense.

Capítulo II

El 23 de Febrero, sólo 13 días después del accidente, Huracán volvió a la competencia. ¿El rival? Atlético Nacional. Sin varios titulares, out por sus lesiones, el Globo cayó sin atenuantes ante el equipo colombiano. No obstante, clasificó a la siguiente fase.

Por cosas del destino, tras pasar los grupos debió enfrentarse nuevamente con Atlético Nacional. Fue 0 a 0 en el Ducó, y parecía que el partido de vuelta en el Atanasio Girardot iba a tomar el mismo camino. Pero apareció un protagonista que cambió todo: José Argote.

El moreno árbitro “venezolano” (que resultó ser nacido en Colombia), inclinó la cancha y el Verde eliminó a Huracán. El escándalo no quedó sólo en lo futbolístico: hubo agresiones para el plantel quemero fuera de la cancha.

El maltrato a los visitantes no fue casualidad. La escena se repetiría durante todos los partidos de Copa Libertadores disputados en Medellín (también lo sufrió, por poner un ejemplo argentino, Rosario Central).

Capítulo III

Nadur nunca perdonó las actitudes de la dirigencia colombiana. Es probable que él sepa cosas que el resto del mundo futbolístico no; amén de la falta de solidaridad y el destrato que mostraron desde Atlético Nacional.

Cuando la tragedia del Chapecoense explotó, el Verde de la Montaña hizo todo lo que no había ofrecido con Huracán. Además, las muestras de apoyo se expandieron por el mundo: ningún club se guardó de expresar lo suyo. En este contexto, Alejandro Nadur hizo sus declaraciones.

“Tengo mis reservas sobre los directivos de Atlético Nacional, no es momento de hacer demagogia” dijo el presidente del Globo, y después le llovieron críticas desde todas partes del mundo.

Sin nombrarlo, Atlético Nacional también se expresó en su cuenta de Twitter en contra de Nadur. Sin embargo, hubo una voz oficial que salió a responderle.

Juan Carlos de la Cuesta, mandamás de Nacional, se diferenció del pope quemero. "Nosotros estamos actuando de buena fe y no hay nada para responderle" dijo. Y, recordando el duelo del 23 de Febrero, agregó: "Cuando no cambiamos la fecha del partido ante Huracán, fue porque lo pidieron el mismo día que viajábamos y el accidente había sido dos semanas antes, fue falta de previsión de ellos".

Capítulo IV

Nadur entendió que sus declaraciones fueron desafortunadas y se retractó. “Reconozco que mis declaraciones fueron inoportunas, pero lo que dije es que no era momento de hablar de campeonatos. A nadie le importa si se va a jugar el partido o si se ofrece el título. Nadie piensa en eso, es un momento de mucho dolor” admitió el presidente del Globo a la Agencia Télam.

Tenemos que estar todos con el dolor de Chapecoense. Nosotros desde Huracán más, porque vivimos una situación con mucha suerte en Venezuela” cerró.

Con su arrepentimiento, Nadur busca cerrar la historia. ¿Será suficiente?

VAVEL Logo