Dos rugidos de alivio 
Dening festeja su disparo a la red (Foto: Prensa Tigre).

En la noche de Victoria, Tigre volvió a rugir. Era necesario ganar o ganar en su primera presentación como local en 2020, ya que empezaba la fecha a seis puntos de la zona de Reducido. No obstante, el Matador recuperó la sonrisa ante Atlético Rafaela con la victoria 2-0.

En la noche del José Dellagiovanna, rápidamente se hizo propicio para el dueño de casa, protagonista de entrada; con la obligación de ser local y de enfrentar a un rival directo en la lucha por el Reducido. A los 20', fue expulsado Leonel Blondiel por doble amarilla: Rafaela se quedaba con 10 hombres, y Tigre le sacó rédito.

La apertura del marcador llegó al minuto 31, tras un imperceptible agarrón que el árbitro cobró penal. Emanuel Dening cambió la pena máxima por gol, el grito del alivio para el goleador del Matador en la Primera Nacional (llega a seis goles). La visita tuvo chances para empatar la historia, pero se topaba con Gonzalo Marinelli

En el complemento, con muchos espacios, el local tuvo todo para ir liquidando la historia. Juan Cavallaro erró dos goles insólitos: primero mandó arriba un remate en el área chica, y más tarde, le sacaron en la línea un remate que iba con destino de red con un toque sutil. Antes, Marcelo Larrondo mandó al techo del arco un cabezazo tras un centro de Lucas Rodríguez. Con voluntad, La Crema se acercaba al área rival, sin mayor peligro para Marinelli. 

Néstor Gorosito decidió mover pieza por pieza y sacó a Larrondo para poner a Carlos Luna. El Chino, en su primera intervención, se abalanzó sobre el esférico luego de un envío al corazón del área de Dening y gol de palomita, a los 27' del complemento. El cordobés liquidaba el encuentro, marcando el 2-0 de la tranquilidad. A sus 38 años, sigue demostrando ser una opción útil en el ataque y ya lleva 112 goles entre sus cuatro etapas en Tigre, a solo tres de ser el máximo artillero de la historia del Club. 

El resto del partido estuvo de más. Sin mayores sorpresas, Tigre pudo haber convertido alguno más, pero estuvo poco efectivo. El DT de la visita, Walter Otra, puso en cancha a Denis Stracqualursi, pero de poco sirvió. Terminó el partido y ganó tres puntos de oro para seguir en carrera por el ascenso. Llega a 25 puntos, alcanzando el quinto puesto y quedando a tiro de Riestra.

Párrafo aparte para la labor del árbitro José Carreras, que estuvo benévolo para el local (no amonestó a Dening y hubo un planchado de Larrondo que ameritaba expulsión), que además omitió un claro penal para el visitante en el primer tiempo (mano en la barrera tras un tiro libre). Por si fuera poco, el penal que le cobró a Tigre pareció no serlo y expulsó a Otra por protestar el planchazo de Larrondo.

El próximo compromiso del Matador será contra All Boys, el último de la tabla de la Zona 2, en Floresta. Será otra final para confirmar la levantada y no perderle pisada a los de arriba.

 

 

VAVEL Logo