Siempre presentes
Foto: Diario Panorama

En la primera fecha de la Liga de Campeones cuatro jugadores argentinos dejaron su marca. Tres fueron claves para los triunfos de sus equipos, mientras que el otro futbolista convirtió un tanto en contra de su arco. Lionel Messi, el Papu Alejandro Gómez y Sergio Agüero convirtieron sus primeros tantos en la nueva edición del histórico certamen, mientras que Nicolás Tagliafico involuntariamente con su conquista le dio el triunfo a Liverpool.

En el estadio Camp Nou, el talentoso rosarino fue la llave de de la victoria de Barcelona porque convirtió de penal el 1 a 0 ante Ferencvarosi. Su participación fue importante en esos primeros pasajes del partido porque generó una situación clara y luego en la segunda jugada le cometieron la infracción que abrió el marcador. Luego, la Pulga volvió a hacerse gigante en el final del cotejo para que Dembele marque el 5 a 1 final para el conjunto catalán. De esta manera, Messi redondeó una buena producción para liderar la reconstrucción del combinado blaugrana.

Por su parte, en Dinamarca, Atalanta aplastó por 4 a 0 a Midtjylland y el ex mediocampista de Arsenal y San Lorenzo fue decisivo. En su primera aparición importante, el Papu Gómez se puso el traje de volante de contención y le robó la pelota a Jens Cajuste. De este quite Duvan Zapata, armó su oportunidad ideal para definir pero no pudo vencer la portería de Jesper Hansen. Unos minutos después, cuando el elenco de Bergamo ganaba por la mínima diferencia, el atacante argentino sacó de su ingenio un potente remate que pegó en el travesaño y se transformó en el 2 a 0. Con estas jugadas, Gómez ratificó que es el arquitecto de Atalanta.

Asimismo, en el estadio Johan Cruyff Arena, Ajax contó en su defensa con Lisandro Martínez y Tagliafico para enfrentar al elenco conducido por Jurgen Klopp. El conjunto inglés a los 35 minutos de la primera etapa creó una llegada de peligro por intermedio de Sadio Mané, quien envió un centro que pegó en el ex marcador de punta de Independiente y venció al guardameta André Onana. Por su parte el ex marcador central de Defensa y Justicia contribuyó en un ataque para la formación holandesa que no pudo establecer la igualdad.

Finalmente, en el Etihad Stadium, el Kun Agüero volvió a construir su amistad con el gol porque con un penal Manchester City dio vuelta el marcador y venció por 3 a 1 a Porto. A los 20 minutos del primer tiempo, el ex atacante de Independiente, quien el fin de semana regresó al Celeste luego de recuperarse de una lesión, desde los doce pasos rompió el maleficio de más de siete meses sin anotar un gol. La noche no había empezado bien porque el equipo portugués se puso en ventaja a través de Luis Díaz. Sin embargo, la historia se dio vuelta cuando en el duelo de argentinos, Agüero con su disparo goleador venció al arquero Agustín Marchesín. En síntesis, con estas actuaciones, Messi, Gómez y Sergio Agüero vuelven a ser importantes en sus equipos y dejan en claro que sus talentos están intactos.

VAVEL Logo