Boca: volvió a perder un Superclasico
Advíncula en el campo de juego. (Foto: Planeta Boca)

Después de estar más de dos partidos sin perder, Boca volvió a desaprovechar una oportunidad de ganarle a River. En el primer superclásico de Battaglia el partido no se dio cómo se lo esperaba y  Julián Álvarez aprovechó para hacer un doblete en el Monumental. Aunque Zambrano descontó en el último minuto para el Xeneize, no logró ganar.

El "León" planteó un 4-3-2-1, como habíamos visto en otras fechas, con Rossi en el arco; Fabra, Rojo, Izquierdoz, Advíncula; Almendra, Campuzano, Pulpo González; Cardona; Pavón y Orsini. Mientras que Gallardo presentó el mismo esquema con Armani; Angileri, Díaz, Rojas, Casco; De la Cruz, Peréz, Simón; Palavecino; Álvarez y Brian Romero.

¿Cómo fue el encuentro?

El primer tiempo empezó picante. A los siete minutos, Enzo Peréz tendría la primera amarilla luego de un cruce fuerte con Almendra, por lo que el mediocampista jugó condicionado desde temprano. Sin embargo, unos minutos después, lo peor vendría para Boca. Rapallini amonestó a Rojo por una falta contra Romero y, tan solo 60 segundos después, llegó la roja por choque contra Palavecino cerca del área. Teniendo que salir expulsado, Battaglia comenzó a pensar cambios para emparejar el partido. Un mediocampista como Cardona saldría para formar la defensa y Zambrano entraría reemplazándolo. 

Cerca del minuto 25, Julián Álvarez iba a darle la primera alegría a su equipo millonario, sin dudarlo tomó la pelota y atacó por el centro cuando se hizo un espacio. Sin dejarle opción al arquero rival, remató encontrando el arco. 

Desde ese momento, River comenzó a sacar lo mejor de sí. En el comienzo se lo había notado algo perdido aunque protagonista como siempre. Boca buscaba espacios y un respiro pero con el gol, encontró todo lo contrario. Si bien el millonario no jugó al 100%, ya que no podían hallarse entre compañeros, el individualismo ganó esta vez.

A los 10' antes de terminar la primera parte, Braian Romero tuvo que salir por una molestia, así que Carrascal tomó su lugar y se metió a la cancha. La presión de River seguía de la misma manera, sin darle ningún tipo de chance a Boca.

Antes de ir al entretiempo, Álvarez volvió a aparecer. Santiago Simón le entregó la pelota delante del arco y, como todo buen 9, solo la pateó para gritar su segundo gol.

Para el segundo tiempo, Battaglia decidió algunos cambios para tratar de aproximarse a su eterno rival. El Pulpo González iba a salir junto a Agustín Almendra para que pueden entrar Rolón y Medina; sin embargo, nada se podía hacer ante la incansable presión de River.

Sobre los últimos minutos del partido, Boca logró descontar con un cabezaso de Carlos Zambrano aunque Armani quiso atajar. De todas formas, nada sirvió ya que el árbitro terminó dando por finalizado con un 2(River)-1(Boca).

¿Y vos? ¿Cómo viste el partido?

VAVEL Logo