Debate VAVEL: el torneo de Huracán

La sección de Huracán de Vavel debate sobre lo que hizo el equipo en el Torneo de Transición 2016. ¿Alcanzó los objetivos? ¿Pudo dar más? Queremos conocer tu opinión.

Debate VAVEL: el torneo de Huracán
La formación del Globo en La Bombonera. (Foto: Huracán Oficial)

El semestre quemero dejó mucha tela para cortar. Huracán realizó una buena labor en el torneo, sobre todo en la primera parte del mismo cuando llegó a pelear mano a mano con Lanús, campeón del fútbol argentino.

La seguidilla de partidos pasó factura y el Globo bajó su nivel. Perdió puntos claves contra rivales accesibles y terminó muy lejos del Grana. Sin embargo, la labor realizada alcanzó para escaparle al descenso.

Para analizar la situación y debatir sobre lo que dejó el Torneo de Transición 2016, tenemos el análisis de aquellos que se encargaron de informar sobre Huracán semana a semana. ¿Cumplió los objetivos? ¿En qué falló?


Juan Ignacio Botta, coordinador Huracán VAVEL:

"Sufrió la falta de recambio"

De arranque el principal objetivo era escaparle al descenso. Ningún quemero quería volver a sufrir con ese tema. Durante el transcurso del campeonato pocos hinchas se fijaron en la tabla de los promedios y eso es sólo mérito de los dirigidos por Domínguez.

La racha de triunfos consecutivos llegó a 5 y se cortó en el Diego Armando Maradona ante Argentinos, el único equipo que descendió. Ahí estuvo el primer déficit del Globo que no le permitió apuntar aún más alto en el campeonato: perdió puntos contra equipos notoriamente inferiores.

Los árbitros tampoco colaboraron. Puede sonar como excusa, pero no es más que la realidad. Al Globo no le dieron ni un penal a favor a lo largo de todo el campeonato y además le anularon varios goles legítimos.

Sin embargo, creo que el mayor error no estuvo en el arbitraje ni fue de los jugadores. Se equivocaron desde más arriba, en el armado del plantel. Huracán sufrió la falta de recambio. El accidente en Venezuela comprimió aún más el calendario y este déficit se agudizó: Domínguez disputó la mayoría de los partidos usando siempre los mismos 13/14 nombres. No había más que eso y esa fue una falla tanto de la dirigencia como del entrenador que no presionó y se conformó con lo que tenía.

Al margen de estos errores que impidieron que el Globo esté más arriba en el campeonato, hay que destacar la impresionante campaña que realizó el conjunto de Parque Patricios. Sin recambio, con el gran cansancio acumulado, contra los arbitrajes y con el accidente a cuestas; todo el Mundo Quemero se la arregló para salir adelante. 

Hay un grande que se despertó, y va por más.

Joaquín Bertone, redator Huracán VAVEL:

"No está mal, pero pudo ser más"

El equipo dirigido por Eduardo Domínguez tuvo un campeonato bueno. Al comienzo del mismo el objetivo era sumar la mayor cantidad de puntos para alejarse de los puestos de descenso y a medida que fueron pasando las fechas, Huracán se ilusionó con pelear los primeros puestos con equipos como Lanús y Estudiantes.

El Globo no pudo mantener la racha sin conocer la derrota que acumuló entre las fechas 2 y 8. La gran cantidad de compromisos que tuvo entre el torneo y la Copa Libertadores, sumado al plantel corto que tiene a comparación de otros clubes, hicieron que haya una baja en el rendimiento del equipo. Sin embargo, los de Parque Patricios terminaron quintos con 25 puntos.

Hernán Salanitro, redactor Huracán Vavel: 

"El equipo está para grandes cosas"

Huracán tuvo un semestre muy bueno. Con la llegada de Eduardo Domínguez, el equipo y su hinchada dejaron de ser conformistas, van por todo lo que juegan. Domínguez les cambió el chip a sus jugadores, adoptó su modalidad de juego, y todo el esfuerzo del cuerpo técnico se ve plasmado dentro de la cancha.

Este equipo se metió dentro de todos los corazones Quemeros: son guerreros, no tienen otro adjetivo. Dejan todo. Repleto de figuras, ídolos para muchos, como Wanchope Ábila, Cristian Espinoza, Patricio Toranzo, Daniel Montenegro, Marcos Díaz y podríamos seguir con todo el resto del equipo. Es un plantel muy querido, cada uno se ganó sus aplausos a base de esfuerzo, de darle victorias a la institución, de jugar competencias internacionales, de dejar a Huracán en lo más alto.

Los campeonatos que disputó Huracán esta temporada fueron muy positivos, la única realidad es que el Globo hoy en día no está en la Copa Libertadores porque el árbitro del partido frente a Atlético Nacional le complicó mucho las cosas. Por no decir otra palabra. En el campeonato Huracán realizó una tarea prolija. Tenía que mantener la categoría y lo hizo; pudo llegar a más pero no le alcanzó, los jugadores estaban muy cansados físicamente de jugar dos competiciones al mismo tiempo.

Sin dudas, el jugador trascendental del equipo fue Ramón “Wanchope” Ábila. La cuota de gol que le dio al equipo no se la da otro jugador, determinante en cada partido, llegó a más de 50 goles con está camiseta. En el Torneo de Transición 2016 convirtió  11 goles y quedó como segundo máximo goleador.

El conjunto dirigido por Eduardo Domínguez deberá prepararse para afrontar el próximo campeonato, con nuevos desafíos. Para clasificar a la próxima Copa Libertadores deberá ganar la Copa Argentina: difícil pero no imposible.