No hubo ventaja entre el Cali
y el Tolima en la ida de la Superliga
Foto: Dimayor

Deportivo Cali recibía en el Monumental de Palmaseca al Deportes Tolima, para revivir la final del semestre pasado de la Liga BetPlay, en lo que es la serie para definir al campeón de la Superliga. De nuevo, tal como en la definición del Finalización 2021, el azucarero tuvo la posibilidad de la localía en el primer juego, donde aspiraba a repetir la historia, sacando la ventaja en la ida, ante un Tolima, que no se escondió, y que al final, rescató un empate valioso para sus intereses.

Un partido con mucha intensidad

Los primeros minutos de la etapa inicial reflejaban una dualidad que con el paso de los minutos se fue inclinando hacia el local. Teófilo Gutiérrez y Jhon Vásquez se acoplaron como dupla ofensiva que hacía tambalear los cimientos de la defensa visitante. Aunque, la primera polémica se presentó en el área del Cali cuando Guillermo Burdisso agarró a Gustavo Ramirez y el VAR no chequeó la acción.

Sobre los 20’ un remate furioso de Teo se estrelló violentamente en el travesaño; respiro para el vinotinto. Esa fue una alerta para el arco defendido por William Cuesta que posterior a ello se convirtió en sirena de alarma, ya que al minuto 26, el azucarero abrió el marcador con un disparo del inquietante 'Teo'. Sin embargo, la terna del VAR llamó al juez Bismark Santiago, quien luego de revisarla una y otra vez decidió anular el tanto por presunto codazo de Ángelo Rodríguez sobre Juan Camilo Ángulo.

Luego de ese episodio desfavorable para el Cali, sus intentos de ponerse arriba en el partido se materializó con un golazo de Carlos Robles a los 32’ que puso a gritar a las tribunas del Palmaseca. No solo era dominio en el score sino también en el juego por parte del verde. Esa fue la constante en la primera parte.

En el segundo tiempo el Tolima se vio con otra actitud debido a las nuevas fichas que puso Hernán Torres como el ingreso de Anderson Plata y Jeison Lucumí. Pero lo que más marcó diferencia fue la encendida del vertiginoso Andrés Ibargüen. Sus acarreos con velocidad y pelota dominada generaba más juego colectivo pijao. Los papeles se intercambiaron porque el Tolima se envalentonó y el Cali por su parte se agotó.

El mismo Ibargüen fue quién encontró las llaves de la igualdad en el tanteador gracias a una jugada personal que finalizó con un remate al pórtico de Rafael de Amores que, desafortunadamente para los intereses del Cali, se desvió en el defensor Jorge Marsiglia y por ende fue a parar al interior del arco. Se ponía el compromiso 1-1 en el choque de ida.

El último tramo del partido se tiñó de vinotinto y oro con un fresco Michael Rangel, un escurridizo Lucumí y un intratable Ibargüen, quienes se aprovecharon de una defensa alicaída. Algo que no fue suficiente para alcanzar la victoria.

Culminación de la ida que dejó el mismo saldo para ambas escuadras. La vuelta se disputará en el estadio Manuel Murillo de Ibagué que coronará al primer súper campeón del 2022.

VAVEL Logo