Los Nuggets tienen que dar con una solución para Faried
Kenneth Faried | NBA

Uno de los interrogantes que nos dejó la pasada victoria en la pretemporada de los Denver Nuggets frente a los actuales campeones, los Golden State Warriors, fue la ausencia notable de Kenneth Faried en la rotación. Sí, estamos aún en la a un mes de que comience la competición y es tiempo de probaturas en los planteamientos pero es inevitable pensar en una posible despedida después de sus declaraciones en el Media Day. El ala-pívot expresó su deseo de ser titular y a la pregunta sobre la posibilidad de salir con la segunda unidad respondió “no soy un jugador de banquillo”.

Mientras que Faried puede verse a sí mismo como un jugador titular de gran calibre para este equipo, la realidad es que con Paul Millsap a bordo, RastaFaried queda relegado al banquillo. No hay espacio en los cinco primeros. No es que de repente Faried deje de ser un buen jugador de baloncesto – Su tándem con Jokic sorprendió el año pasado y creció junto al jugador serbio. Es sólo que Millsap, un cuatro veces All-Star, es indiscutible, por su potencial, sus logros, la influencia de su fichaje y porque en definitiva es mejor. Lo demostró en el partido frente Warriors, anotó 22 puntos con un 63.6% en aciertos de tiros de campo (4-6 de tres), 11 rebotes y dos asistencias. Unos números que hablan por sí mismo.

La situación del bueno de Faried no parece estar cerca de arreglarse, su entrenador, Michael Malone, ve una competencia por ser suplente entre Trey Lyles y el propio Kenneth. Durante  un entrenamiento la semana pasada Malone fue muy claro: “La batalla entre Kenneth Faried y Trey Lyles es fantástica para ver. Dos jugadores completamente diferentes ", dijo Malone después del campo de entrenamiento el jueves. Después hablaría también sobre la importancia de complementarse bien en la zona y dijo que el que mejor se complementa con Mason Plumlee es Lyles. Por lo tanto, y a expensas de que comience la temporada se puede afirmar que Lyles está por delante que Faried en el puesto de reserva en el banquillo de de Paul Millsap. 

Faried ha sido una parte valiosa de los Nuggets durante las últimas seis temporadas. Él ha sido uno de los jugadores favoritos de los aficionados desde su debut y fue un componente clave para que el equipo consiguiera 57 victorias. Pero su trayectoria con el equipo tampoco es perfecta. Durante los desastrosos años de Brian Shaw, Faried fue uno de los jugadores que más atacó al entrenador lo que llevó a una grave falta de confianza y la discordia del vestuario. Shaw, quien finalmente fue despedido, cuestionó repetidamente el profesionalismo del equipo durante su mandato.

Faried es un jugador talentoso y que merece estar en la liga ha jugado como titular en 365 de sus 409 partidos en un Nuggets y espera competir cada noche. Si no va a jugar, sin embargo, la responsabilidad recae en Malone para comunicar eficazmente sobre el papel de Faried. No puede haber absolutamente ningún parecido con el culebrón Nurkic que tanta molestia causó a los aficionados y periodistas el año pasado en Denver.

Los Nuggets no pueden dejar que esta espiral quede fuera de control.

El papel de Faried en el equipo realmente ha disminuido, el mayor reto será encontrar un socio comercial dispuesto a aceptar su contrato sin renunciar a un activo para hacerlo. Tim Connelly ya lo ha hecho dos veces, con una selección de primera ronda para descartar JaVale McGee en 2015 y enviar una primera ronda a Portland con Jusuf Nurkic el año pasado. Hacerlo otra vez para deshacerse de Faried podría ser un error, pero también podría ser un error mantener un jugador infeliz por demasiado tiempo. 

Por ahora, los Nuggets siguen en una posición difícil con respecto a Faried. Es un jugador valioso al lado de Jokic, pero fuera, en el banquillo, su ajuste es mucho menos seguro. Y por más que lo intente, Connelly no puede forzar a nadie a pagar el contrato de Faried. Quedan muchas preguntas, pero una cosa es cierta: los Nuggets no pueden dejar que esta espiral quede fuera de control.

VAVEL Logo