Popovic agua la fiesta en Zaragoza
Neal no pudo despedirse ayer con una victoria/ Foto: Basket Zaragoza

La penúltima jornada de la Liga Endesa citaba en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza a dos equipos que pese a no jugarse nada, aparecían en escena con sensaciones bien distintas. Tecnyconta llegaba con la salvación en el bolsillo tras la victoria en la pasada jornada en Málaga. Mientras tanto, Fuenlabrada se encontraba tras una temporada brillante sin opciones de playoffs en un final de liga regular algo injusto, donde nueve derrotas consecutivas lastraban sus opciones. 

Gracias, Neal

La noticia en la rueda de calentamiento saltaba cuando se anunciaba que Gary Neal no se vestía (para disgusto de la afición local y alegría de la visitante, con una nutrida representación en la grada). Sin embargo, el norteamericano era vitoreado como MVP del mes de abril recibiendo un caluroso homenaje de la grada.

Bellas anotaba la primera canasta, en unos primeros minutos con muchos puntos. El capitán rojillo -ante la ausencia de Neal- tomaba las riendas del ataque local con nueve puntos en apenas cuatro minutos de juego. Pero Popovic y Olaseny comenzaban a encontrarse y a exprimir el pick & roll ante una defensa apenas discreta de los rojillos. Los madrileños parecían encontrase algo más cómodo con el ritmo alto, reboteando en ataque y encontrando siempre un hueco en la pintura. Sin embargo, en un arreón final de coraje los locales llegaban al descanso por delante con un triple en el último segundo de Tomás Bellas (30-28).

En el inicio del segundo cuarto, los del Néstor García entraban más inspirados y bloqueaban la anotación local durante más de dos minutos. Popovic seguía siendo el más inteligente en pista, y el merecido descanso al capitán local dejaba huérfano de una referencia al ataque aragonés. Dos tiros libres de Bjelica ponían el empate a 38 en el luminoso con 4:49 por jugar.

Los de la capital demostraban que son un equipo bien armado, con una solidez defensiva notable y muchos y variados recursos en ataque, donde además aprovechan de forma inteligente las segundas opciones que les proporciona el rebote de ataque. Con ambos equipos en bonus, Rupnik aprovechaba sus opciones en los tiros libres en los minutos finales. En los locales, Stoll demostraba que con el paso de los partidos se ha ido acoplando al juego del equipo y dejaba algunos detalles de calidad. Cuando al descanso parecía que se iba a llegar con empate a 52, un triple espectacular de Popovic dejaba el marcador en 52-55. Primera mitad con mucho ritmo donde nadie acabó por controlar el partido.

Siempre Popovic

La segunda mitad comenzaba igual que había finalizado la primera, con velocidad en las transiciones y alta efectividad en el tiro ( la defensa ni estaba ni se le esperaba). Los locales parecían más entonados en esta ocasión, con Ennis confiado en su papel cada vez más protagonista. Pero Popovic es un caníbal desde más allá del 6,75 y decidía destrozar la oposición desde el perímetro aragonés con un recital de lanzamientos triples consecutivos. Sólo Ennis y Bjelica a duras penas sostenían en el marcador a los locales (73-77 con 2:38 por jugar). Cargol pedía tiempo muerto tratando de encontrar un perro de presa para sujetar al croata.

Los tiros libres eran en esta ocasión el sostén anotador de Tecnyconta, con los fuenlabreños en bonus desde mitad de cuarto. Mientras, el cansancio comenzaba a aparecer en ambos rosters y los tiempos muertos se sucedían para recuperar el resuello de los protagonistas. Con cinco segundos por jugar, la última posesión de los locales en el cuarto se resolvía con un triple de De Jong que entraba fuera de tiempo. 77-81 a falta de 10 minutos que se presumían apasionantes.

Más madera

Stoll con un triple iniciaba las hostilidades en el periodo decisivo. Y con dos mates de Barreiro y De Jong consecutivos los locales se ponían por delante (84-81). Una técnica tras falta a Rupnik (que estaba siendo uno de los destacados por los visitantes), mandaban al vestuario al esloveno. O'Leary hacía acto de presencia tras apenas existir en los parciales anteriores y comenzaba a aportar en la pintura con 8 puntos casi consecutivos y rebotes cruciales en ataque. Un triple de Smits a 1:20 del final colocaba a Fuenlabrada 6 arriba (97-103). Las opciones locales comenzaban a agotarse...

Dos tiros libres fallados por Barreiro y el enésimo triple de Popovic a 33 segundos del final impedían a los locales de despedirse con una victoria de la afición en la temporada. Fuenlabrada supo adaptarse a un partido con un tempo de partido más alto del que acostumbran, y  en el que Tecnyconta no contaba con su mejor activo en estas lides. Popovic campó a sus anchas a orillas del Ebro y guió a los suyos de nuevo a la senda de la victoria.

VAVEL Logo