Kawhi es considerado por todos como uno de los mejores jugadores de baloncesto en todo el planeta. Terribles fueron las noticias cuando en la pasada edición de playoffs se conoció que, con un desgarro parcial del ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha, estaría obligado a pasar por el quirófano. Una de las peores lesiones que puede sufrir alguien que practica este deporte. Casi con total seguridad, se confirmó que no volvería en la temporada 2021-2022.

Fue entonces cuando aparecieron innumerables incógnitas acerca de lo que iba a suceder con los Clippers. Su gran estrella se encontraba fuera de combate. El otro peso pesado del equipo, Paul George, estaba llamado a dar un paso al frente, y no está decepcionando. Además, no se encuentra solo. Los de Tyronn Lue forman ahora un grupo más consistente que nunca, una auténtica unidad.

Actualmente, los de Los Ángeles se sitúan en el sexto puesto de la Conferencia Oeste, con un récord de 8-5. Están mostrando de lo que son capaces realmente, venciendo a rivales de la talla de Miami Heat o Portland Trail Blazers. Se establecen como uno de los rivales más duros de toda la liga y demuestran que estarán presentes en todo momento en la lucha por una plaza en la offseason. ¿Cuáles son los elementos culpables de esta buena sintonía?

Su estado de forma es perfectamente comparable al de la temporada en la que estuvo en el Mejor Quinteto de la NBA en el año 2019, cuando militaba en las filas de Oklahoma City Thunder. Esta se corresponde con la mejor campaña de su carrera. Por aquel entonces, terminó el curso con un promedio de 28 puntos, 4.1 asistencias y 8.2 rebotes. Ahora tiene un registro similar, con 26.5 puntos, 5.2 asistencias y 8.2 rebotes.

En los últimos tiempos se ha hablado mucho de si el alero era una auténtica estrella o simplemente un jugador de segunda fila. Siempre en tela de juicio cuando se habla de si es o no alguien acorde para acompañar a Leonard. Esto se acentuó aún más con su paso por la burbuja de Orlando en los playoffs de 2020, donde no dejó nada similar a su nivel de costumbre, ni mucho menos.

Ahora, sin Kawhi, ha tomado el papel de líder que le correspondía. Es el gran artífice de que el equipo haya estado peleando desde el comienzo. Además, PG se postula como uno de los grandes tapados para ser posible ganador del MVP de la temporada. Cierto es que ello requerirá que la franquicia permanezca en las posiciones más altas y que él también conserve el altísimo nivel con el que ha empezado. Parece complicado pero, ¿por qué no?

Fuente: NBA
Fuente: NBA
  • Reggie Jackson, la compañía perfecta

Si se recuerda la serie de los angelinos frente a Utah Jazz en las pasadas Semifinales de Conferencia, recordaremos que Kawhi ya no estaba disponible cuando la eliminatoria estaba 2-2. Aun así, los Clippers vencerían por 4-2 y se plantarían en Final de Conferencia por primera en vez en su historia. Uno de los grandes responsables fue Reggie Jackson, que sorprendió al mundo apareciendo en el momento preciso.

El base tuvo que tomar obligatoriamente un rol de mayor importancia. Fue uno de los héroes inesperados de aquel equipo, que luchó hasta el final frente a unos imparables Phoenix Suns, quienes finalmente acabarían por eliminarlos. Reggie había concluido su participación en los playoffs con un promedio de 17.8 puntos en su cuenta personal. Sin lugar a dudas, una de las noticias rescatables para Lue de cara a afrontar el enorme reto que suponía este curso.

Ahora, Reggie es uno de los pilares inamovibles de la plantilla. Ha pasado de jugar 23 minutos por partido en la 2020-2021 a jugar 34.3 minutos por noche en la 2021-2022. También tiene la mejor marca anotadora desde  la 2015-2016, cuando jugaba en Detroit Pistons. En aquella campaña terminó promediando 18.8 puntos, mientras que esta promedia 17.8, siendo actualmente su segundo mejor registro en cuanto a anotación se refiere en más de 10 años de recorrido en la NBA.

Fuente: NBA
Fuente: NBA

Un jugador total, que cumple en los dos lados de la cancha con un completo esfuerzo, al más puro estilo de la cultura de los Clippers. Será una pieza vital para las aspiraciones de los angelinos.

  • Terance Mann, un seguro desde el banquillo

Otro que tomó gran parte del control del conjunto tras la lesión de Kawhi. En su tercera temporada de la NBA, se ha establecido como un miembro de suma importancia para el combinado. Al igual que en la situación de Reggie Jackson, es otro que tomó las riendas del carro para sobrevivir durante la pasada postemporada. Fue precisamente ahí donde se dio a conocer al mundo, dejando una actuación individual para el recuerdo.

A partir de ahí comenzaría a recibir plena confianza por parte del cuerpo técnico. Más que una notable mejora a nivel numérico (está en las mejores marcas de su carrera en la mayoría de los parámetros), su impacto es palpable si observamos los minutos que disputa. El curso pasado estaba presente en cancha 18.9 minutos por encuentro, en comparación a los 29.7 que está ahora. Ha encontrado un rol adecuado para él saliendo como suplente. Tal y como dicen muchos entrenadores, salir desde el banquillo no quiere decir que un jugador tenga menos importancia, sino que solo se trata de una cuestión de ajustes. Este es el claro ejemplo.

  • Los complementos cumplen

El fondo de plantilla de los Clippers va más allá de lo repasado anteriormente. Si algo los caracteriza es el buen papel que hacen las piezas que rodean a las grandes figuras.

Un caso reseñable es el de Eric Bledsoe. El base, que ha estado divagando por diferentes destinos en los últimos años, parece que por fin ha logrado hacerse un hueco, más por su presencia que por sus estadísticas.

Otro que hay que nombrar es Nicolas Batum. Más de una década en la mayor liga de baloncesto del mundo. Desde el instante de su llegada la pasada campaña a la disciplina del equipo se hizo un hueco. Ha logrado encontrar un sistema en el que encaja a las mil maravillas.

Más piezas destacadas a mencionar pueden ser Isaiah Hartenstein, joven interior que aporta una valiosa energía saliendo desde el banquillo; Ivica Zubac, que sigue siendo un miembro importante en el conjunto como pívot titular; Marcus Morris, buen complemento que siempre cumple; y Luke Kennard, en numerosas ocasiones en la cuerda floja por su rendimiento, pero que está siendo capaz de responder en forma de unos amables porcentajes en su tiro.

  • Tyronn Lue, clave del éxito

Todo plan maestro tiene detrás una mente brillante. Si algo ha demostrado ya el curtido Tyronn Lue es que sabe adaptarse cuando las adversidades le conciernen. El veterano en los banquillos, campeón como entrenador principal en el único anillo de la historia de Cleveland Cavaliers en 2016, ya ha dejado claro que sabe cómo funcionan las cosas, además de ser capaz de tomar las decisiones acertadas y llevar a cabo cualquier ajuste que sea necesario en el momento justo. El rumbo de este barco se halla en las manos adecuadas, y el experimentado técnico buscará dirigirlo para alcanzar de nuevo los playoffs.

Fuente: NBA
Fuente: NBA

Con todas las cartas ya puestas sobre la mesa, ¿pueden ser considerados estos Clippers como candidatos reales al título? Sin asomo de duda, sería un logro sin precedentes y una hazaña histórica. Lo que sí es seguro es que a ningún aspirante en una Conferencia Oeste más abierta que nunca le gustaría toparse con la franquicia de Los Ángeles en una ronda a 7 partidos.