Tecnyconta recurre a la épica para superar a Estudiantes tras dos prórrogas

Gran partido el disputado en Zaragoza con victoria para un equipo local que mandó en el marcador gran parte de los 50 minutos pero que fue incapaz de aprovechar las amplias diferencias conseguidas durante el primer y tercer cuarto.

Tecnyconta recurre a la épica para superar a Estudiantes tras dos prórrogas
McCalebb fue imparable en sus penetraciones/ Foto: Basket Zaragoza
Tecnyconta Zaragoza
102 97
Movistar Estudiantes
Tecnyconta Zaragoza: Bellas (14), Dragovic (18), Blums (10), Varnado (12), De Jong (6), Barreiro (10), Suárez (3), Michalak (6), McCalebb (18), Urtasun (3) y Triguero (2)
Movistar Estudiantes: Cook (3), Landesberg (19), Suton (10), Brown (22), Vicedo (12), Cvetkovic (-), Caner-Medley (-), Hakanson (12), Brizuela (8), Savané (9), Arteaga (2)
MARCADOR: 22-13 / 31-28 / 61-50 / 79-79 / 90-90 / 102-97
ÁRBITRO: Colegiados Carlos Cortés, Jacobo Rial y Víctor Mas Cagide. Expulsados por 5 faltas Savané (min.
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 15ª jornada de la LIga Endesa. Disputado en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 6.850 espectadores.

El frío y la lluvia que SSMM los Reyes dejaban en Zaragoza retrasaba la llegada de los aficionados al Príncipe Felipe… y es que ni los resultados de los últimos partidos ni las malas sensaciones eran un aliciente para  asistir a ver el duelo contra un Estudiantes in  crescendo en las últimas jornadas. El que a priori era un rival directo en la lucha por evitar las últimas posiciones tenía la oportunidad de distanciarse en tres victorias de un Tecnyconta con una tenebrosa espiral de seis derrotas consecutivas

Primeros ataques con falta de acierto en el tiro y poco brillo de los dos contendientes, pero Tecnyconta dominaba el rebote y los robos de balón le permitían ponerse 4-0 con apenas dos minutos de juego. Blums y McCalebb tomaban las riendas de los maños, que se escapaban hasta un 9-1 que obligaba a Salva Maldonado a pedir el primer tiempo muerto a 6:45 del final del primer parcial. Los de Cuspinera cerraban las opciones en ataque a Landesberg con un gran Barreiro, pero las faltas se acumulaban y entraban en bonus con apenas 4 minutos jugados. Estudiantes sólo anotaba desde el 4,70 y a 3:48 del final sus cinco puntos eran todos desde el tiro libre. En ese momento, con un 22-7 en el electrónico los aragoneses alcanzaban su máxima renta.

A 1:45 del final Vicedo convertía la primera canasta en juego visitante con un triple. La falta de criterio en la selección de tiro de Tecnyconta metía en el partido a Estudiantes, que con un triple de Brown se colocaba con 22-13.  Con este resultado terminaba un parcial en el que los madrileños sobrevivían de forma inexplicable visto lo visto.

Suárez iniciaba con un triple el segundo cuarto, pero la defensa local iba perdiendo fuelle y permitía a Movistar acercarse rápidamente hasta los cuatro puntos de diferencia a 3 minutos del  descanso (25-21). En ataque los locales eran incapaces de anotar por dentro, ni tan siquiera conseguían forzar faltas… de nuevo el lanzamiento exterior era el único recurso solvente para los de Jota, aunque cada vez con menor efectividad. Otro triple de Brown (que convertía hasta cuatro de los siete que intentaba) ponía por delante a Estudiantes 25-26 con 5 minutos jugados… McCalebb volvía a pista, intentando revitalizar un ataque que se iba disolviendo progresivamente desde el inicio del cuarto. El debutante Urtasun anotaba de tres para colocar de nuevo por delante 28-27 a los locales, pero el duelo se trababa con ataques espesos donde nadie parecía capaz de aprovechar sus oportunidades. Con los dos equipos ya en bonus, ambos buscaban acudir al tiro libre para compensar la falta de lucidez. Con 31-28 se retiraban al vestuario, dejando unas sensaciones para nada agradables en la parroquia local que pronosticaba un final de encuentro complicado… como así iba a ser.          

Tecnyconta volvía al parquet con brío en la reanudación. En dos minutos y medio 12 puntos consecutivos colocaban 43-28 a Tecnyconta y Maldonado cortaba el parcial de raíz. Una antideportiva más que rigurosa a Barreiro ayudaba a recortar diferencias a los colegiales. McCalebb asumía la responsabilidad en ataque con penetraciones que aprovechaban espacios insospechados. Estudiantes endurecía la defensa, pero de nuevo se ponía en bonus con 5 minutos por jugar. Las diferencias se estabilizaban entre los 8 y los 12 puntos. Un Dragovic imperial y Varnado dominaban por fin en la pintura y  equilibraban el juego local, aunque Landesberg salía de su retiro para acercar a los suyos a cinco puntos con dos triples (53-48 a 2 minutos del final del tercer parcial). Otro arreón local con un robo y canasta de McCalebb cerraba el cuarto con 61-50.

Hakanson con dos triples en apenas un minuto ponía a seis a Estudiantes (64-48) con dos minutos jugados. Cuspinera ponía en pista a Bellas y McCalebb para asegurar la circulación, aunque los visitantes lograban salir a la contra con facilidad y seguir acercándose. El capitán Bellas asumía la responsabilidad y anotaba para mantener arriba a los suyos, pero nadie era capaz de acompañarle. Suton empataba a 71 con apenas 3 minutos por jugar. El tiempo de Cuspinera trataba de enfriar los ánimos pero la presión atenazaba a sus hombres… Brown dominaba ahora por dentro (sensacional la polivalencia demostrada por el norteamericano), y Landesberg con dos tiros libres ponía de nuevo el empate a 79 con 12 segundos por jugar. Blums no convertía un  tiro a la desesperada desde 8 metros y la prórroga era el destino del encuentro.

En un abrir y cerrar de ojos, tres canastas consecutivas de Savane debajo del aro marcaban el inicio de la prórroga y obligaban a remar a los locales. McCalebb ponía el  88-87 en un "yo me lo guiso yo me lo como", y Dragovic anotaba dos tiros libres y colocaba en el electrónico el 90-87 a 9 segundos del final. Pero la defensa zaragozana fallaba ante Landesberg, que con un triple sin apenas tiempo de reaccionar ponía el 90-90 y colocaba otros 5 minutos de juego en el electrónico.

Con Savane y Brown eliminados por faltas, los colegiales dependían cada vez más de un Landesberg menos fino que en otras ocasiones. El físico de ambos roster comenzaba a pasar factura y los tiros libres eran el recurso más socorrido teniendo en cuenta que cada falta suponía acudir a la línea. Con 95-95, Barreiro aparecía con un triple providencial y una defensa no menos importante que permitía a Dragovic anotar dos tiros libres. Con 100-97 Landesberg optó esta vez por penetrar buscando tal vez el 2+1, pero se encontraba de nuevo a un Barreiro clave que dejaba por fin una anhelada victoria a orillas del Ebro.