Alberto Contador: “Espero que no sea nada grave”
Alberto Contador: “Espero que no sea nada grave” (Foto: velonews.com).

Alberto Contador fue uno de los varios corredores que se fueron al suelo en la primera gran “montonera” de este Tour de Francia 2013. Se dio un fuerte golpe con la parte izquierda de su cuerpo y tiene magulladuras en el hombro izquierdo y en la rodilla derecha. El de Pinto llegó a meta a pocos minutos del ganador de la etapa, dolorido y secundado por sus compañeros de equipo. Sin embargo, la organización le dio el mismo tiempo en meta que al resto.

Después de ser atendido en el autobús del equipo, Contador ofreció sus primeras declaraciones a los medios: “Ha sido un día complicado, pero esto es el Tour de Francia. Hay veces que te cogen las caídas y veces que no, es una lotería, porque no sabes si pasará a la izquierda o a la derecha. Me ha tocado y espero que no sea nada grave”.

"Me ha tocado y espero que no sea nada grave”

“Tengo tocados los dos lados, pero creo que será chapa y pintura, como solemos decir nosotros, y espero que se quede ahí. Ahora, a ponerme mucho hielo y recuperar en las siguientes etapas para la contra reloj por equipos, a ver si no tengo problemas para apoyar los codos”, añadió el ciclista del Saxo Bank.

La caída no le provocó ninguna lesión de gravedad. El madrileño dijo que aún estaba en caliente y no lo sabía seguro, pero que solo tenía fuertes golpes en el hombro izquierdo y rodilla derecha. “Espero que se quede ahí. Ahora iré a disgusto en la bici, pero queda mucho Tour”.

"A veces le coge a uno y otras, a otro"

Contador tampoco quiso valorar quién había sido el culpable de la caída. El de Pinto dijo que “a veces le coge a uno y otras, a otro”. “Ahora es importante seguir como si no me hubiera caído, dormir lo mejor que se pueda y mañana será otro día”, declaró.

"El Tour es el Tour y nunca sabes dónde puede estar la caída"

Finalmente, se mostró satisfecho por no haber perdido tiempo. En su último Tour, en 2011, el de Saxo Bank ya perdió dos minutos en la primera etapa y se vio obligado a correr a la contra en el resto de carrera. “Por lo menos, estamos todos con el mismo tiempo, no como en la última ocasión y me siento muy arropado por un equipo muy potente. Estoy contento con todo ese apoyo. El Tour es el Tour y nunca sabes dónde puede estar la caída”, acabó explicando Contador.

Hoy se disputa la segunda etapa del Tour, una etapa corta de 156 kilómetros entre Bastia y Ajaccio, con cuatro puertos puntuables. El último, a 12 kilómetros de meta. 

VAVEL Logo