La UCI recuerda que los organizadores no pueden reducir el tamaño de los equipos

La asociación emitió ayer un comunicado en respuesta a la decisión tomada por los organizadores de las carreras de reducir el tamaño de los equipos para 2017. Asegura que dichos cambios deben ser aprobados por el Consejo Pro Cycling.

La UCI recuerda que los organizadores no pueden reducir el tamaño de los equipos
La UCI advierte a los organizadores de que deben acatar las normas | Fuente: UCI

La polémica decisión de reducir el número de corredores por equipo en todas las pruebas ciclistas —tomada el pasado viernes— parece estar lejos de resolverse. Los organizadores de las grandes vueltas ASO (Tour de Francia y Vuelta a España), RCS Sport (Giro de Italia) y Flanders Classics (clásicas belgas) desafiaron a la UCI al anunciar de forma unilateral que reducirían en una unidad los ciclistas por equipo en todas las pruebas a partir de 2017: de nueve a ocho en las grandes vueltas y de ocho a siete para el resto de carreras. Todo por la seguridad y el espectáculo. 

Se requiere la aprobación del PCC

Sin embargo, la Unión Ciclista Internacional no ha tardado en reaccionar y ayer emitió un comunicado informando que estos cambios deben ser aprobados por el Consejo Pro Cycling (en el que están representados los organizadores, los equipos, los corredores y la propia UCI) o, de no ser así, no tendrían validez alguna

Cualquier cambio en las carreras del UCI World Tour debe ser aprobado por el Consejo de Ciclismo Profesional

"La UCI quiere aclarar la posición actual en cuanto al tamaño de los equipos. Mientras que una posible reducción del tamaño de las escuadras puede reflejar una opinión sostenida por algunos grupos de interés, entre ellos algunos organizadores de la carrera, cualquier cambio en las normas que rigen el ciclismo profesional de carretera deben ser aprobados por el Consejo de Ciclismo Profesional (PCC), en el que los organizadores de la carrera están plenamente representados", declaró la UCI. 

El reglamento de la UCI para las pruebas en carretera es claro. Su artículo 2.2.003 establece que el tamaño del equipo lo deciden los organizadores de la carrera, con un mínimo de cuatro corredores y un máximo de ocho, "nueve para grandes vueltas", pero añade un matiz para los eventos World Tour:

"En las pruebas del UCI World Tour, el número inicial de corredores por equipo es de 9 para grandes vueltas y 8 para otros eventos. Sin embargo, sujeto a la aprobación previa del Consejo de Ciclismo Profesional, el organizador puede fijar el número de corredores por equipo a 7. Para ello, el organizador debe solicitar la autorización del Consejo de Ciclismo Profesional en o antes del 1 de enero del año del evento."

Un asunto discutido en el pasado

Asimismo, la UCI indicó que la reducción del tamaño de los equipos ya se discutió en la reunión más reciente del PCC, pero "se acordó considerar en detalle las implicaciones de dicha reunión en los próximos meses, sin hacer cambios para 2017". 

La UCI ya redujo el número de ciclistas por equipo en la Vuelta a Polonia y el Eneco Tour 2013

No es la primera vez que el tema de la reducción del número de corredores por equipo genera discusiones. De hecho, la UCI ya experimentó con tal reducción en 2013, durante el Eneco Tour y la Vuelta a Polonia, con la esperanza de darle más emoción a las carreras y proporcionar un entorno más seguro para los propios ciclistas, que cada vez encuentran más obstáculos para rodar en grupos grandes, como los bolardos y las isletas. 

ASO y RCS amenazan con crear un calendario por su cuenta en 2017

Existen más frentes abiertos dentro de esta guerra entre los organizadores y la UCI, que hace dos años se opuso a una 'Primera División' abierta (los equipos World Tour), con un sistema de ascensos y descensos en función de los puntos conseguidos. Como respuesta, ASO, organizador de pruebas como el Tour, la Vuelta, París-Niza, Lieja-Bastoña-Lieja, París-Roubaix y Dauphiné, amenazó con elaborar un calendario especial en 2017 con las prueba bajo su tutela, a las que habría que añadir el Giro de Italia, organizado por RCS Sport, que secunda a ASO. 

Voces críticas al cambio

Tras el sorpresivo anuncio de los organizadores de carreras, no tardaron en aparecer las primeras voces discrepantes. Uno de ellos fue Jonathan Vaughters, mánager de Cannondale-Drapac, que se quejó a través de Twitter, no por el hecho de reducir los equipos (algo con lo que no está en desacuerdo), sino por avisar de dicha norma cuando los fichajes y la planificación para la próxima temporada ya estaban finalizados

Lefevere se opone rotundamente: "Cien ciclistas irán a la calle a final de año"

Patrick Lefevere, mánager general de Etixx-Quick Step, se quejó amargamente de la idea, declarándose "categóricamente en contra", pues nadie fue consultado, ni los equipos ni el sindicato de ciclistas. El belga advirtió que esta medida dejaría a un centenar de ciclistas y veinticinco masajistas y auxiliares en la calle a finales de 2017, pues no serían necesarios después de dicha medida. Lefevere propuso que si se quiere mejorar en seguridad, el primer paso debería ser "encontrar carreteras más seguras, no como en la Vuelta a Suiza, con una línea de meta cincuenta metros después de una curva."