El City ya sonríe en Europa
Sterling y Silva celebran el 0-2. | Foto: BBC

Esta vez sí jugaron los buenos, y vaya si se notó. Tras reservar a sus titulares a modo protesta el pasado domingo ante el Chelsea, Pellegrini alineó sus mejores guerreros en la máxima competición continental. Agüero, Sterling, Silva y compañía, dieron al fin una alegría a los aficionados de un equipo que ve cómo los posibles títulos se resbalan entre sus dedos. A seis puntos del líder en la Premier y eliminados de la FA Cup, la Champions, con permiso de la Capital One de este domingo ante el Liverpool, se presenta como último bálsamo de la campaña antes del inicio de la Era Guardiola.

Kun y Silva calmaron el empuje ucraniano

Comenzó valiente el Dinamo, donde su estrella dejó claro por qué es pretendido por varios clubes de renombre. Andriy Yarmolenko, el 10 del conjunto de Rebrov, avisó a los británicos con apenas tres minutos de juego. Un gran disparo tras una internada en el área, fue despejado por Hart. A Clichy le tocó bailar con la más fea, y sufrió en sus carnes los envites del ucraniano durante hora y media.

Tras un ligero domino de los de Kiev, apareció el máximo anotador del City. Sergio Agüero, en un saque de esquina y después de una prolongación de Touré, fusiló dentro del área a un Shovkovski que sólo pudo mira cómo entraba la pelota. Error en el marcaje de la zaga, que el argentino no desaprovechó. El 0-1 animó a los de Manchester, con posesiones más largas y excelente presión tras pérdida en campo contrario. Sólo los destellos de Yarmolenko acercaron al Dinamo con peligro.

Al filo del descanso, los locales, con más fe que precisión, buscaron el gol con buenas incorporaciones de sus laterales, lo que provocó numerosas contras peligrosas de los citizens. Sin embargo, el 0-2 llegó tras una jugada de dos genios. Control excelente de Agüero  de un balón largo, taconazo a Sterling y el inglés cede al canario que sólo tuvo que empujarla. La calidad en los metros finales decidió en los primeros 45 minutos.

Yayá Touré anotó en la victoria del City. | Foto: BBC
Yayá Touré anotó en la victoria del City. | Foto: BBC

Yarmolenko tira del carro, Touré remata al final

La clase, la definición, el no perdonar de los equipos grandes. Así pudo resumirse el primer acto del City, pero hubo un individuo que, tras el descanso, giró todos los focos hacia él. No podía ser otro, el jugador nacido en San Petersburgo, Andriy Yarmolenko.

De nuevo, al inicio, a los de Manchester les temblaban las piernas. Por ahí estaba el zurdo ucraniano, que dió la noche a un Clichy que no sabía por dónde cogerle. A su batalla particular con el lateral francés, se unió Danilo Silva, que generó muchas situaciones de 2 contra 1 con mucho peligro. Los británicos, incapaces de frenar tal sublevación, se limitaron a salir rápido en contraataques.

Quien la sigue, la consigue, y así fue. Buyalskiy anotó el 1-2 con un derechazo desde la frontal del área, tras un despeje de Otamendi que nadie sacó de allí. Desde ese momento, la línea defensiva del Dinamo dio varios pasos hacia delante, y Yarmolenko creció con ello. Su compañero de baile, Danilo, se rompió a los 70 minutos de encuentro, pero le dio igual, y siguió liderando a los suyos, que arrebataron la posesión a los ingleses.

El empuje de los locales supuso un gran desgaste para un equipo que aún está en pretemporada. Los últimos 15 minutos fueron del City, donde Silva, Agüero, y sobre todo Sterling, subieron su nivel como la espuma. En el 81 Touré falló un cabezazo clarísimo tras un genial centro de Sterling, pero tuvo tiempo para redimirse. A 60 segundos del final del tiempo reglamentario, el marfileño colocó en las mallas un zurdazo desde fuera del área. Un tanto que sirve para que el cuarto clasificado de la Premier, tenga en sus manos acceder a cuartos por primera vez. ¿Será la Champions la medicina que cure los males del City? Lo que está claro es que la sonrisa, al menos de momento, se ha recuperado.

VAVEL Logo