Tablas en el Oeste
FC Dallas salva un punto en su visita a Colorado || Imagen: usatoday.com

Empate entre los dos mejores equipos de la Conferencia Oeste, en donde los locales pusieron más empeño para llevarse el partido, pero un gol en las postrimerías del mismo, dio el empate a su rival. El partido fue muy similar durante los 90 minutos, con unos Rapids que dominaban el balón, llegando a doblar la posesión del balón a su rival en algún periodo del mismo. Pero la falta de acierto de los delanteros, hizo que apenas pusieran en problemas al rival. Los texanos estuvieron totalmente desconocidos, y ese juego tan alegre y veloz que suelen practicar estuvo lleno de sombras. Muy pocas ideas en el ataque con una delantera que apenas dio soluciones.

Intriga hasta el final

Desde el inicio, el conjunto local salió con la clara intención de ser ellos quien controlaran el rimo del juego, conocedores del potencial ofensivo de su rival. Mucha circulación de balón tratando de buscar espacios en la defensa de los texanos, pero sin apenas éxito. Pero los FC Dallas, contestaron a este dominio local antes del minuto 10, con una contra en la que Barrios disparo sobre la portería, haciendo que Howard se tuviese que estirar para despejar el balón.

Watts disputa un balón a Hollingshead (Imagen: usatoday.com)

A raíz de esta ocasión, los visitantes vieron la posibilidad de poder llegar con facilidad a la portería de su rival y cambiaron levemente el planteamiento del partido, adelantando varios metros  sus líneas de presión, tratando de esa manera provocar fallos en la salida de balón del rival que poder aprovechar.

Esto se tradujo a su vez en la posibilidad que encontraron los Rapids aprovecharse de los espacios que se creaban a la espalda de los laterales, y con ellos tratar de sacar ventaja de la velocidad de sus extremos.

A pesar de esta situación, erael equipo texano el que estaba consiguiendo generar las acciones más peligrosas y cerca de la primera media hora, Akindele de una gran acción individual, estuvo a punto de conseguir adelantar a su equipo. El disparo se marchó a escasos centímetros de la portería rival.

La primera acción de peligro de los locales llegó unos minutos más tarde, en un balón al desmarque de ruptura de Hairston, que le dejó sólo frente al portero, pero cuando fue a definir, un defensa visitante interceptó el tiro para mandar el balón a saque de esquina.

Hairston marcó por segunda jornada consecutiva (Imagen: usatoday.com)

En los minutos finales, parecía que los visitantes irían a acabar la primera mitad con mejor esado de forma y con un probable gol, pero fueron los Colorado Rapids los que lo consiguieron. Una acción por banda izquierda de Hairston en la que se fue de varios defensa, le dio la oportunidad de encarar portería y anotar el primer gol del partido.

Aire desde el banquillo

La segunda mitad fue desde un inicio controlada por el equipo local, que pese a encontrarse por delante en el marcador, se estaba mostrando muy superior a su rival. Durante 15 minutos tuvieron a su rival encerrado en campo propio y sin apenas posibilidades de superar la segunda línea de presión. La primera ocasión de peligro visitante llegó a la hora de partido, en una segunda jugada tras un saque de falta que Atiba Harris remató a las manos del guardameta.

Figueroa aguanta el control del balón con la presión del rival (Imagen: usatoday.com)

Pasaban los minutos y FC Dallas apenas daba señales de querer empatar el encuentro.  Esto estaba sucediendo en gran parte a la ausencia de profundidad en ambas bandas y que la ausencia de un referente en el ataque (Barrios no es delantero puro), complicaba las posibilidades de legar a generar peligro.

Colorado Rapids estaba consiguiendo realizar uno de los partidos más cómodos de la temporada, pero el resultado estaba siendo algo corto para poder asegurarse la victoria. Pese a mostrar mucha superioridad a su rival, las acciones que generaban apenas conseguían materializarlas en ocasión manifiesta de gol.

A falta de diez minutos para el final del partido, los dos entrenadores comenzaron a realizar el grueso de sus cambios, buscando su propio beneficio en ellos. Una de las sustituciones, la de Víctor Ulloa, fue fundamental para los visitantes. En el primer balón que tocaba, tras dos minutos en el campo, lo controló y desde unos metros desde fuera del área, soltó un derechazo que sorprendió al guardameta rival para conseguir el empate.

Ulloa anota el gol del empate (Imagen: usatoday.com)

 Los últimos minutos estuvieron llenos de imprecisiones de los dos equipos, pero el cansancio se hizo latente en ambos equipos, lo que hizo que ninguno de los dos pudiera deshacer este empate definitivo.

VAVEL Logo