El 'secador de pelo' de Sir Alex Ferguson
Fergie protestando ante el colegiado. Foto: Premier League

Resulta imposible imaginarse en el fútbol moderno un caso como el de Sir Alex Ferguson, un técnico que dirija durante 27 años a uno de los equipos más grandes del planeta.

Alrededor de su figura en Old Trafford aún hay muchos mitos e historias que descubrir, y aunque a sus 74 años él mismo reconoce que su carácter ha sido siempre complicado, el escocés asegura que nunca "reinó desde el miedo". Sin embargo, resulta imposible lograr 13 títulos de Premier League, cinco FA Cups, cuatro Copas de la Liga, dos Champions Leagues, 10 Supercopas, una Copa de la UEFA, una Intercontinental, una Supercopa de Europa y un Mundialito de clubes sin hacer algún enemigo en el camino.

Una de las leyendas más famosas entre los jugadores del Manchester United ha sido su famoso 'Hairdryer treatment' y tras varios años lejos de los banquillos, por fín ha dado su versión de la historia.

Ferguson da instrucciones a Rooney. Foto: Premier League
Ferguson da instrucciones a Rooney. Foto: Premier League

The hairdryer treatment

Conocido por su fuerte pronto con los árbitros y algunos compañeros de profesión, el escocés hizo famoso lo que sus futbolistas dieron a conocer como el tratamiento del secador de pelo. Cuando Ferguson veía algo que no le gustaba, se acercaba mucho al jugador en cuestión y le gritaba durante varios minutos sin temor a escupir en la cara de sus futbolistas. Wayne Rooney dijo en su autobiografía que "no había nada peor que recibir el 'hairdryer treatment'aunque ahora el legendario mánager asegura que no fue para tanto.

"Se ha hecho un mito demasiado grande al respecto. No ocurrió en más de una media docena de ocasiones en 27 años y mis jugadores podrán confirmarlo. Mi mayor problema era que si un futbolista me replicaba yo me iba directo lanzado a por ellos. Ese fue mi mayor problema", declaró ante los medios.

"El mismo día del partido les decía exactamente como me sentía porque quería ganar todos los partidos""Jock Stein me decía que me esperase hasta el lunes para hablar con ellos pero nunca podría esperar tanto. El mismo día del partido les decía exactamente como me sentía porque llevábamos toda la semana entrenando muy duro y quería ganar todos los partidos. Les decía la verdad, y la verdad funciona", afirmó Ferguson.

"Todos mis futbolistas lo entendían y ninguno me guardaba rencor por ello y al día siguiente todo quedaba en el olvido y seguíamos preparándonos para ganar. Nunca reiné por miedo", recordó nostálgico.

Algunos futbolistas quizá no estén de acuerdo con Fergie, y el primer caso que se viene a la memoria es sin duda el de David Bekcham, que abandonó el club tras recibir el impacto de una bota lanzada por el técnico escocés partiéndole la ceja. "Nombradme a un jugador que haya jugado conmigo con miedo. Mi trabajo era siempre conseguir un ambiente positivo en el equipo que les ayudase a expresarse en la mejor manera posible, nunca rendirse y así disfrutar jugando para el club", finalizó diciendo.

Beckham con el polémico corte en la ceja. Foto: Richard Pelham
Beckham con el polémico corte en la ceja. Foto: Richard Pelham

La leyenda negra recuerda especialmente aquel 7 de agosto de 2011 cuando los Red Devils sufrieron un espectacular cambio de actitud en el descanso de la Community Shield (Supercopa inglesa) ante el Manchester City. Los de Ferguson caían por 2-0 al descanso gracias a los tantos de Joleon Lescott y Edin Dzeko, y tras sacar del partido a dos veteranos como Rio Ferdinand y Michael Carrick, el equipo se recompuso y consiguió una impresionante victoria por 3-2.

Los jóvenes Phil Jones y Tom Cleverly sustituyeron a los dos veteranos futbolistas que además según apunta el mito, sufrieron uno de los peores abusos por parte del escocés en el descanso. También se asegura que algunos de los futbolistas del vestuario como Roy Keane, capitán y hombre de confianza de Alex Ferguson, nunca recibió este tratamiento sino que incluso se le llegó a permitir hacerlo con sus compañeros.

A pesar de todo, en un país como Inglaterra donde el respeto por el fútbol y las leyendas es máximo, y nada puede empañar la figura del escocés.

VAVEL Logo