Los hermanos Alcalde emergieron tras el Golpe de Estado
Los hermanos Alcalde antes de un partido con Perú. | Foto: Conmebol.

Perú, país situado al oeste de América del Sur, no atravesaba en los años 30 sus mejores momentos de su historia. A lo largo de sus declarados 195 años desde su existencia sus habitantes han vivido momentos muy duros como la Batalla de Ayacucho, una de las guerras de la independencia hispanoamericanas producida en 1824, y la Guerra del Pacífico, conflicto armado acontecido entre los años 1879 y 1883 en el batallaron Chile contra los países aliados de Bolivia y Perú. Se tuvo que esperar hasta el año 1930 para que los peruanos vieran agitadas sus vidas de nuevo. El 25 de agosto, Luis Miguel Sánchez Cerro perpetraba un Golpe de Estado y derrocaba al presidente Augusto Leguía.

Luis Miguel Sánchez Cerro, causante del Golpe de Estado en Perú en 1930. | Foto: Agencia Perú.

La crisis económica que atravesaba el país fue insostenible y esos problemas provocaron el descontento en toda la sociedad. Los barrios obreros de Cerro de Pasco, La Oroya y Talara fueron severamente castigados por los enfrentamientos entre los indígenas y la policía. Fueron momentos muy duros para Perú.

Tres años antes de este Golpe de Estado, el 28 de julio de 1927, se fundaba uno de los clubes de fútbol históricos en Perú, el Sport Boys. El deporte rey servía como vía de escape para todos los conflictos del país. El club creado por una serie de estudiantes de edades comprendidas entre 11 y 15 años empezaba su andadura en el fútbol. El primer presidente fue Gualberto Lizárraga, uno de los jóvenes que esa noche en la Avenida Sáenz Peña se reunieron para dar forma al cuarto equipo más grande del fútbol peruano. En los años 30 empezaron las primeras alegrías en el Sport Boys Association, uno de los grandes culpables fue uno de los hermanos Alcalde.

Teodoro Prisco Alcalde Millos, el hermano mayor de los Alcalde, nació en Callao el 20 de septiembre de 1913 y enseguida se enroló en la filas del Sport Boys. Sus primeros pasos fueron en las categorías inferiores del club hasta llegar al primer equipo en 1930. Con apenas 17 años veía cumplido el sueño de debutar con la camiseta del equipo que le había visto crecer. Prisco Teodoro, como era conocido en el mundo del fútbol, logró conquistar dos campeonatos locales en los años 1935 y 1937.

Teodoro Alcalde luciendo los colores de Sport Boys. | Foto: Sport Boys.

El delantero fue uno de los mejores en esa época. En el año 1936 logró debutar con la zamarra de Perú, fue internacional hasta en nueve ocasiones y ganó la medalla de oro en los Juegos Bolivarianos de Bogotá y fue campeón del Campeonato Sudamericano de 1939. A lo largo de su carrera deportiva pasó por diferentes clubes peruanos como Alianza de Lima, Universitario y Jorge Chávez hasta que en 1950 anunció su retirada, ya como defensa central. El jugador de Callao, a lo largo de todos estos años, varió su posición sobre el terreno de juego en numerosas ocasiones rindiendo a un buen nivel. Ha sido uno de los mejores jugadores en la historia del Sport Boys. Su carisma, su lucha y su entrega en cada partido con la camiseta del club peruano fue innegociable. Murió en 1995. 

El 26 de noviembre de 1916 veía la luz Jorge Luis Félix Alcalde Millos, el hermano pequeño de Teodoro. Su trayectoria deportiva no fue muy diferente a la de su hermano. Debutó con el primer equipo del Sport Boys en el año 1933. En los dos títulos domésticos del club coincidió con Teodoro (1935 y 1937). Fueron dos delanteros que marcaron una época en el equipo afincado en la ciudad de Callao. Además de las dos ligas peruanas con el Sport Boys Campolo Alcalde, le apodaban Campolo por su tremendo parecido por su enorme estatura al boxeador argentino Victorio Campolo, sumó a su palmarés otro campeonato doméstico con el Universitario.

Jorge Alcalde jugó en equipos de Argentina y Uruguay.

Con los colores de la selección ganó los Juegos Bolivarianos en 1938 y la Copa América en 1939. El delantero, ocupaba la misma demarcación que su hermano, ha logrado ser recordado por ser uno de los mejores jugadores peruanos de la historia. Su perfil de jugador le hacía ser especialmente peligroso dentro del área y a lo largo de su trayectoria sobre el verde anotó 147 goles en 253 partidos, logrando dos veces el premio a máximo goleador en el fútbol peruano. En los Juegos Bolivarianos también fue el máximo artillero del torneo. Jorge Alcalde también fue muy importante con Perú. Fue internacional en 15 ocasiones, anotando 13 tantos. A diferencia de su hermano, su fútbol no solo fue disfrutado en Perú.

Jorge en su etapa en River Plate. | Foto: Riverlujoypueblo.

En 1939 hizo las maletas para desplazarse hasta Argentina para enrolarse en las filas de River Plate. En el conjunto argentino coincidió con jugadores de la talla de Adolfo Pedernera, Luis María Rongo, Besuzzo, Cilaurren y Labruna. Después de pasar por el histórico equipo se fue a Banfield y Talleres antes de viajar a Uruguay para fichar por Liverpool Fútbol Club. En el año 1947 regresó a Perú para formar parte del plantel del Deportivo Municipal para, una campaña más tarde, irse al Universitario de Deportes. En 1952 regresó al Sport Boys para poner fin a su exitosa carrera, en la que no dejó de marcar tantos y de recibir todo el cariño del pueblo peruano. Falleció en 1990. 

A día de hoy, los dos hermanos descansan en el cielo peruano pero su pueblo y su gente nunca les olvidarán. Aparecieron tras un momento muy duro para ellos y siempre se les estará agradecido. Perú tiene dos héroes en el corazón, el fútbol y la personalidad de los hermanos Teodoro Prisco Alcalde Millos y Jorge Luis Félix Alcalde Millos están en el recuerdo de toda la nación.

VAVEL Logo