Atlanta saca un empate ante un Toronto dominante
Atlanta saca un empate ante un Toronto dominante || Imagen: atlutd.com

Atlanta saca un empate ante un Toronto dominante

Atlanta sacó un empate de tierras canadienses en un encuentro en el que consiguieron aguantar una primera mitad muy intensa de los locales. Villalba y Giovinco fueron los jugadores más peligrosos y que mejores oportunidades tuvieron.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez
Toronto FCBono; Zavaleta, Moor, Mavinga (Hagglund, min. 51); Beitashour (Ricketts, min. 82), Cooper, Bradley, Vázquez (Osorio, min. 73), Morrow; Altidore, Giovinco.
Atlanta United FCKann; Mears, Parkhurst, González Pirez, Garza; Larentowicz, Carmona, Gressel (Heath, min. 90+2); Asad, Villalba (Jones, min. 84), Almirón (McCann, min. 82).
MARCADOR0-1, min. 15, Villalba. 1-1, min. 20, Giovinco. 2-1, min. 44, Morrow. 2-2, min. 47, Villalba.
ÁRBITRODavid Gantar (CAN). Amonestó a Larentowicz (min. 10), Villalba (min. 17), Hagglund (min. 80). Expulsó a Asad (min. 75)
INCIDENCIASMajor League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el BMO Field (Toronto, ON). 26.812 espectadores.

Empate entre dos de los equipos más goleadores de la competición en donde ambos tuvieron posibilidades de llevarse los tres puntos. En la primera mitad los canadienses tuvieron una actuación sobresaliente en donde dominaron a un rival que apenas pudo salir con el balón controlado de su propio campo. En la segunda parte, un gol tempranero de Villalba igualó el marcador y a partir de ese momento el partido pudo declinarse hacia cualquiera de los lados.

Toronto se desata

Trepidante inicio de partido con dos equipos de clara vocación ofensiva, que desde el primer minuto buscaron con insistencia la portería rival y poder adelantarse en el marcador. Fruto de ello los canadienses consiguieron tener varias situaciones de peligro en el área rival, pero sin la suerte de finalizarlas con un disparo sobre los tres palos. Lo más cercano fue un libre directo que Govinco cobró desde la frontal del área, pero el balón se marchó ligeramente fuera.

El equipo de Atlanta no quiso quedarse a mirar el cómo su rival les llegaba a puerta, y comenzaron a percutir la portería canadiense con acciones a la contra. Esto provocó que el partido enloqueciera  y las llegadas al área de ambos equipos comenzasen a ser incesantes. En una de ellas, Almirón mandó un balón a la espalda de la adelantada defensa local, y Villalba aprovechó su velocidad para romper la igualada con un disparo fuerte y cruzado.

Seba Giovinco anotó su primer gol (Imagen: @TorontoFC)

Pero pocos minutos le duró la alegría a los visitantes, ya que en apenas unas jugadas, los canadienses realizaron una gran acción en la que lograron en el empate. Altidore bajó con el tacón un centro de Vázquez que habilitó a Giovinco para que batiese al guardameta en un mano a mano.

Este gol desato al Toronto FC que pasó a convertir el encuentro en un asedio constante sobre la portería de su rival, generando ocasiones de gol a cada acercamiento que lograba. Giovinco estuvo a punto de materializar dos claras llegadas, pero el portero Kann sacó dos grandes manos que desbarataron el peligro.

Este monólogo de los canadienses estaba llevando a los de Georgia a una participación testimonial en el partido desde que lograse adelantarse en el luminoso.

Antes del descanso, Toronto tuvo una ocasión clara de haber dado la vuelta al resultado, pero Altidore manó su disparo por encima del larguero. Sin embargo, un minuto después, Beitashour se internó en el área y colocó un centro al interior del área pequeña que Morrow sólo tuviese que empujar el balón al fondo de la red y mandarla a guardar.

Atlanta se va apagado

El conjunto local salió a la segunda parte con la clara intención de continuar con la dinámica de los primeros 45 minutos, pero antes de que se hubiesen dado cuenta, su rival volvió a poner la igualada en el marcador. En esta ocasión fue un González Pirez el que mandó un balón a la espalda de la defensa para que Villalba volviese a superarles en velocidad y anotase la igualada ante la salida del guardameta.

Este gol hizo perder el miedo que parecieron tener el Atlanta United en la primera mitad y comenzó a jugarle de tu a tu a los locales, consiguiendo tener mucha presencia en el ataque. De hecho los visitantes fueron los que parecieron disminuir la intensidad de su juego, llevándoles a tener una presencia testimonial en el ataque los siguientes minutos.

Villalba fue uno de los goleadores del encuentro (Imagen: atlutd.com)

Conforme pasaban los minutos, el partido fue igualándose, pasando a desarrollarse en su gran mayoría en el centro del campo con constantes variaciones en la iniciativa.

Pero una acción cambió el desarrollo del encuentro para los últimos minutos. A 15 minutos para el final del partido, Atlanta United se quedó con un jugador menos tras la expulsión de Asad por una supuesta agresión a Hagglund. Esta situación hizo que a partir de ese momento los locales pasasen a ser los claros dominadores del partido.

Todo este cúmulo de situaciones llevó al entrenador de los visitantes a realizar algunas variaciones para por lo menos, mantener el resultado. Dio entrada al terreno de juego a McCann y  Kenwyne Jones. El primero fue con la idea de acumular mayor cantidad de jugadores en zona central y de esta manera dificultar el juego del rival. La segunda incorporación fue una clara idea de buscar a corpulento delantero centro con balones en largo y tratar de generar segundas jugadas.

En los minutos finales, los canadienses lograron a la desesperada aprovechar su ventaja en el número de jugadores para lograr el empate pero les fue imposible, finalizando así el partido con el reparto de punto para ambos equipos.

VAVEL Logo