Danladi consigue la primera victoria a domicilio
usatoday.com

El Minnesota United asaltó el Toyota Park y consiguió su primera victoria a domicilio, con un Danladi que demostró la confianza puesta en él para seleccionarle como número uno en el MLS SuperDraft. Durante la primera mitad, el conjunto local fue superior durante los primeros minutos, pero poco a poco fue concediendo espacios a su rival, que en dos contras puso una buena ventaja en el marcador. En la segunda parte, el Fire consiguió recortar distancias, pero el buen partido que su rival estaba haciendo le permitió llevarse los tres puntos.

Sorpresa visitante

Como era de esperar, la salida del Chicago Fire al terreno de juego fue un complete vendaval, que borró a conjunto visitante. Durante muchos minutos, mantuvo encerrado en campo propio a los ‘Loons’ no permitiéndoles ni tan siquiera, realizar un despeje que cayese dentro del campo. Esta circunstancia permitió que cada recuperación de balón se convirtiese en una ocasión clara de peligro.

Pero por más que lo intentaron, los atacantes locales no estaban pasando por un buen momento, y cada disparo que realizaban sobre portería, el balón salía fuera o era rechazado. Las dos más claras fueron de Nikolic, que en sendos mano a mano con el portero, falló en la toma de decisiones, lo que benefició que el portero detuviese sus disparos.

Conforme fue madurando el encuentro la intensidad de los locales fue disminuyendo, permitiendo de esa manera a Minnesota United poder tener mayor protagonismo en el ataque. Aunque esto no significó que las ocasiones llegasen, ya que su primer disparo a puerta no fue hasta pasado el minuto 30.

@MNUFC

La suerte hizo que este primer disparo sirviese para que la sorpresa saltara en el Toyota Park. Un contraataque de Finlay que cogió a la defensa local saliendo, permitió al extremo ceder un balón en el interior del área a Danladi, para que este sólo tuviera que empujar el balón a gol.

El equip local volvió de nuevo a incrementar la intensidad de su juego y el ritmo del partido, retomando las constantes llegadas sobre la portería de su rival. Pero las dos líneas de cuatro jugadores que Minnesota tenía cerca del área, imposibilitó que se viesen disparos claros a meta.

Sin embargo, cuando se cumplía el tiempo reglamentario de la primera mitad, la banda derecha de los ‘Loons’ volvió a ser protagonista cuando Thiesson se incorporó al ataque. EL futbolista suizo centro un balón raso al punto de penalti donde apareció de nuevo Danladi para poner dos goles de ventaja en el marcador.

‘Fire in Chicago’

Con la clara intención de revertir la situación en la que se encontraban, el entrenador local realizó dos cambios en el equipo. Y el efecto de estos no se hizo esperar, ya que desde que comenzase a rodar el balón, sólo el Chicago Fire fue el equipo que tuvo mayor cantidad de tiempo el balón en sus pies. Ene estos primeros minutos encerró a su rival en campo propio, dejándole apenas opciones de salir ni tan siquiera a la contra.

Pero a pesar de tener el control de la pelota, la acumulación de defensas rivales cerca del área, no permitió darle profundidad a sus acciones, y ni tan siquiera, lograr espacios para realizar disparos desde fuera del área.

Con el paso de los minutos y al igual que en la primera mitad, esta presión local dejó de ser tan asfixiante, permitiendo al Minnesota United pisar campo rival, incluso tener alguna acción de peligro. La más clara fu un disparo de Danladi a la media vuelta que se marchó fuera por poca distancia.

Sorprendentemente, según el partido maduraba el equipo local perdía importancia en el ataque, debido a un rival que cogía confianza según su rival la perdía. Y cuando peor lo estaban pasando, apareció la figura del futbolista que nunca falla, David Accam. El delantero recibió un pase de Schweinsteiger a la espalda de la defensa, y tras deshacerse de sus marcadores en velocidad, definió con una sangre fría que colocó un gol de diferencia entre ambos equipos.

usatoday.com

En cambio, este gol no pareció importarle a los visitantes, que continuaron disputándole el balón a su rival, lo que convirtió el partido en un ir y venir de una portería a otra. Este intercambio de golpes no le beneficiaba a los ‘loons’ que viendo peligrar el resultado, incorporó a un jugador más a la línea defensiva, con clara intención de que el resultado se mantuviese.

En los últimos minutos de partido, a pesar del equipo local trató de revertir la situación, notó de una manera muy importante la desconexión de su máximo goleador. El húngaro Nikolic no encontró la manera de llevar peligro a la mera rival, y eso castigó a el Fire, que continúa sin levantar cabeza.

VAVEL Logo