Argentina no paga traidores
Argentina no paga traidores // Imagen: Portland Timbers

Argentina no paga traidores

La asociación argentina entre Diego Valeri y Sebastián Blanco fue suficiente para golear a un débil DC United con la mente puesta ya en la próxima campaña.

fer-rodriguez-martinez
Fer Rodríguez Martínez
Portland TimbersAttinella; Powell, Mabiala, Ridgewell, Vytas; Chará, Guzmán (Olum, min. 66), Blanco, Valeri, Nagbe (Asprilla, min. 62); Mattocks (Ebobisse, min. 75).
DC UnitedClark; DeLeon, Birnbaum, Robinson, Korb; Harkes (Sarvas, min. 67), Canouse, Arriola, Acosta, Stieber (Sam, min. 67); Mullins (Miranda, min. 75).
MARCADOR1-0, min. 45+2, Valeri. 2-0, min. 50, Powell. 3-0, min. 60, Blanco. 4-0, min. 86, Blanco.
ÁRBITROMark Geiger (USA). Amonestó a Clark (min. 45+2) y Guzmán (min. 58).
INCIDENCIASMajor League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en Providence Park (Portland, Oregón) ante 21.144 espectadores.

Los Portland Timbers se han impuesto con claridad, por cuatro goles a cero, ante DC United en el choque disputado en Providence Park esta madrugada. Aunque a priori, a tenor del resultado, pueda parecer un partido sencillo, de esos que se dominan de principio a fin, lo cierto es que los de Oregón no cuajaron una gran actuación en la primera parte y no vieron el partido encarrilado hasta bien entrada la segunda mitad. Una vez más, el argentino Diego Valeri fue el jugador clave para el cuadro local, desatascando el encuentro cuando más falta hacía con el primer tanto desde el punto de penalti y repartiendo dos asistencias que sirvieron para materializar el segundo y el tercero. El resto de goles leñadores llevan la firma de Alvas Powell y Sebastián Blanco, por partida doble.

Sin brillo

La primera parte, desde luego, no pasará a los anales de la Major League Soccer. Lo cierto es que ni Portland Timbers ni DC United ofrecieron un gran espectáculo a los más de 20.000 aficionados que abarrotaron el templo leñador para ver la victoria de su equipo. De hecho, hasta los minutos finales no se vería la primera gran ocasión, para los de Washington, en botas de Zoltán Stieber. El extremo húngaro trató de sorprender a Jeff Attinella con un disparo lejano que el arquero despejó con una buena estirada. Inmediatamente después reaccionarían los Timbers. Powell, uno de los más destacados sobre el césped artificial de Providence Park, tuvo que ver como Nick DeLeon sacaba bajo palos lo que parecía sería el primer tanto del encuentro. Para más inri, David Guzmán, con su nuevo peinado rubio platino, tampoco pudo aprovechar el rechace para "abrir la lata".

Ya en el tiempo de descuento, Darren Mattocks se sirvió de un tremendo despiste de Chris Korb en la cesión para su portero, Steve Clark, forzando así el penalti que, a la postre, Valeri trasformaría en el primer gol local. Por errores como este, DC United es colista en la Conferencia Este…

Un mero espejismo

Nada más comenzar la segunda mitad, la escuadra capitalina gozó de una doble oportunidad para restablecer la igualada en el electrónico. Jeff Attinella, haciendo gala de un gran estado de forma, repelió el cabezazo de Luciano Acosta con una fenomenal estirada e inmediatamente después blocó el remate a bocajarro de Patrick Mullins.

Arranca la apisonadora

Tras el susto inicial, los Timbers comenzaron a carburar, sabedores de que una victoria les situaría en una posición de privilegio de cara los PlayOffs por el título. Los tres puntos no se podían escapar.

En el minuto 50, Powell iba a firmar el segundo tanto del partido con un gran zurdazo desde la frontal del área, y es que las incorporaciones al ataque del lateral jamaicano fueron un verdadero quebradero de cabeza para la zaga de DC United. Apenas diez minutos después, Blanco sentenciaría el choque con un nuevo disparo desde una posición muy similar al gol de Powell. A destacar la combinación con Diego Valeri. Cuando estos dos demonios argentinos se asocian, sabes que algo bello está a punto de suceder.

Powell celebra su gol // Imagen: Portland Timbers
Powell celebra su gol // Imagen: Portland Timbers

El propio Blanco iba a rematar la faena con una jugada maradoniana, en la que dejó literalmente sentados a todos los defensores que le salieron al paso. Sencillamente espectacular. Sin duda, un gol digno de dar la vuelta al globo.

Blanco disfruta sobre el césped // Imagen: Portland Timbers
Blanco disfruta sobre el césped // Imagen: Portland Timbers

Con esta victoria, unida al empate entre Sporting Kansas City y Houston Dynamo, los Portland Timbers se sitúan en segunda posición de la Conferencia Oeste. Una posición inmejorable para afrontar la última jornada del campeonato regular.

VAVEL Logo