La Roma se aprovecha de un Chelsea desconocido
Un solitario Hazard no pudo con una Roma muy sólida. Foto: Chelsea.

El ambiente previo en las tribunas del Olímpico de Roma era eléctrico. Tanto locales como visitantes sabían de la importancia del encuentro y los jugadores del conjunto italiano lo entendieron desde un comienzo, no así el equipo de Conte que sufrió de principio a fin.

Solo segundos después de que el icónico himno de la Champions llenara los oídos de todos los presentes, la electricidad se trasladó al campo de juego. 38 segundos para ser exactos. Eso fue lo que bastó para que llegara el primer golpe de corriente en el marcador y fue Chelsea quien lo sufrió.

Dzeko aprovecho su altura y, tras un envío largo, dejó servido el balón para que El Shaarawy entrara en soledad por el costado derecho y con un remate fortísimo pusiera a gritar a toda la afición de la Roma. El gol fue un golpe duro para los Blues y para su defensa, que sin la contención de N'Golo Kante en el mediocampo ha mostrado señales de mucha flaqueza -el tándem Cesc-Bakayoko no entregó juego ni solidez defensiva-.

En el conjunto de Conte fue Hazard quien tomó las riendas para buscar el empate. El belga intentó varios arrestos individuales, sacándose jugadores a pura velocidad y gambeta. Sin embargo, todos sus disparos fueron controlados por Alisson.

El Shaarawy abrió el marcador con un enorme disparo | Foto: AS Roma.
El Shaarawy abrió el marcador con un enorme disparo | Foto: AS Roma.

La más clara para los londinenses estuvo en los pies de Álvaro Morata cuando el reloj se acercaba a la media hora de juego. Tras un desatención en la defensa local el balón le cayó como desde el cielo al delantero español, quien en soledad ante el guardametas envió increíblemente el balón por arriba de la portería.

A pesar de las posibilidades de Chelsea, la Roma siempre fue quien manejó el tempo del encuentro y sobre el 36 volvió a pegar duro. El encargado de estirar la diferencia fue El Shaarawy, quien aprovechó la desinteligencia de Rüdiger y estiró la diferencia a dos.

Los Blues regresaron del descanso sin cambios en su once. Sin embargo, tras diez minutos en los que no se vieron cambios claros en la actitud, Conte decidió meter mover el banquillo. Afuera el capitán Cahill, adentro Willian.

El cambio dio velocidad en ataque, pero restó aún más en la zona defensiva. El mediocampo continuó sin detener los avances incisivos de la Roma y Perotti se encargó de hacer agonizar aún más a la defensa londinense. Con un remate de larga distancia colocó el tercero de la noche y dejó cerradas todas las posibilidades de que Chelsea saliera del Olímpico con algún punto.

Hazard intentó buscar el gol pero no tuvo ayuda | Foto: Chelsea.
Hazard intentó buscar el gol pero no tuvo ayuda | Foto: Chelsea.

Conte volvió a mover el banquillo y envió al campo de juego a Danny Drinkwater y a Michy Batshuayi. Los que dejaron su lugar fueron los españoles Cesc Fabregas y  Álvaro Morata, quienes tuvieron una floja noche y volvieron a mostrar un pobre nivel futbolístico. A pesar de la intención de refrescar el equipo, el conjunto romano siguió controlando el juego y el partido de a poco fue diluyendo hasta el pitido final.

La dolorosa derrota en suelo italiano no solo fue la primera derrota de Chelsea en esta edición de Champions, sino que también fue la primera de un equipo inglés en durante esta fase de grupos. Con el resultado la Roma logró tomar la punta del grupo C con un total de ocho puntos y dejó a los Blues en segunda posición con siete unidades.

A pesar de la estrepitosa caída en el Olímpico, las chances del conjunto de Conte siguen intactas ya que la buena noticia llegó desde Madrid, donde el Atlético volvió a sufrir ante el débil Qarabag e igualó a uno, quedando en tercera posición con sólo tres puntos. Ahora, los londinenses deberán visitar Azerbaiyán e intentar sellar su boleto a octavos con un victoria.                 

VAVEL Logo