Las sustituciones le dan la victoria al Marsella
Payet marcó un auténtico golazo | Foto: Ligue1

A excepción de la Premier League, la cual apenas da descanso durante toda su temporada, el resto de las ligas europeas han aprovechado las festividades para hacer un parate en su calendario y darle un poco de descanso a los equipos y los futbolistas. Es el caso de la Ligue 1, un torneo que ya parece estar prácticamente decantado a favor del París Saint Germain, pero del que aún quedan cosas por definirse, como la otra clasificación directa a la próxima UEFA Champions League.

Es allí donde aparece el nombre del Olympique de Marsella como uno de los pretendientes a ocupar esa segunda posición que le brinde el acceso directo al máximo torneo europeo de clubes. Luchando mano a mano con el Mónaco, los dirigidos por Rudi García saben que no pueden distraerse ni un minuto para conseguir el tan ansiado objetivo.

Con motivo de la presente jornada, Olympique de Marsella tuvo que recibir en el Orange Velodrome al siempre difícil Racing de Estrasburgo, en lo que fue su primer partido en condición de local en lo que va de 2018, luego de la victoria por 3-0 ante el Stade Rennais como visitante, el cual le sirvió para poder seguir manteniendo la presión sobre el Mónaco y el Olympique de Lyon.

El partido comenzó con algunas ocasiones a favor del Olympique de Marsella, incluyendo una muy clara que falló Lucas Ocampos tras un centro de Florian Thauvin que lo dejó casi debajo del arco. Además, como pésima noticia, el Marsella perdió por lesión a Morgan Sanson con un golpe en la rodilla, algo que sin lugar a dudas preocupará a García. Njie ingresó en su reemplazo y el conjunto dueño de casa continuó ganando presencia en el terreno rival, imponiéndose e incluso consiguiendo un penalti a su favor, debido a una falta sobre Dimitri Payet.

Valère Germain se encargó del lanzamiento que fue desviado por Alexandre Oukidja, el segundo penalti errado por un futbolista del Olympique de Marsella de manera consecutiva, otro motivo de preocupación para Rudi García, ya que su equipo no aprovecha esas ocasiones tan importantes para marcar diferencia en el marcador. Pero los minutos pasaron y comenzaron a caer los goles para el equipo local.

Njie, quien había ingresado unos minutos antes en lugar de Morgan Sanson, capturó el rebote perdido tras el remate de Thauvin y logró abrir el marcador con su sexto gol de la temporada en League 1, donde no marcaba desde septiembre. El Olympique de Marsella se colocaba por encima en el marcador a sólo diez minutos del final.

Pero como esto es fútbol y nunca es todo seguro, los locales intentaron asegurar los tres puntos, pudiendo lograrlo a pocos instantes del final, con el ex West Ham, Dimitri Payet, dejando en el suelo al guardameta rival y asegurando la victoria de su equipo, además de la lesión del portero, quien tuvo que ser sustituido.

De esta forma, el Olympique de Marsella llega a la impresionante marca de solamente una derrota en dieciséis partidos de la Ligue 1, con tres triunfos consecutivos, manteniendo vivas las esperanzas de conseguir un lugar en el podio, un objetivo para el que tendrán un duelo más que importante en su próximo juego en casa, cuando reciban ni más ni menos que al Mónaco de Leonardo Jardim. Por su parte, Racing de Estrasburgo estará enfrentándose el próximo sábado al Dijon, en un duelo directo por mantener el objetivo de permanecer en la máxima categoría del fútbol francés al menos una temporada más, algo que hasta aquí están consiguiendo, ocupando la 12° posición, justo por detrás de su próximo rival, el Dijon.

VAVEL Logo