Dallas saca provecho

La franquicia texana consiguió llevarse una nueva victoria que le mantiene como invicto en la competición, en un partido en el que sacaron ventaja de las pocas ocasiones en las que se acercaron al área.

Dallas saca provecho
usatoday.com
New England Revolution
0 1
FC Dallas
New England Revolution: Turner; Farrell, Anibaba, Dielna, Somi; Zahibo, Penilla, Caldwell (Agudelo, min. 46), Fagundez, Caicedo; Bunbury (Németh, min. 76).
FC Dallas: Maurer; Cannon, Hedges, Ziegler, Nedyalkov; Barrios (Mosquera, min. 63), Ulloa, Hayes, Lamah (Akindele, min. 79), ; Urruti (Gruezo ,min. 68), Colmán.
MARCADOR: 01-, min. 76, Hayes.
ÁRBITRO: Hilario Grajeda (USA). Sin Amonestaciones.
INCIDENCIAS: Séptima Semana de la Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el Gillette Stadium (Foxborough, MA). 11.508 espectadores.

Los texanos asaltaron un estadio en el que parecía muy difícil puntuar, después de un partido en el que fueron inferiores en juego a su rival, pero supieron aprovechar las ocasiones que tuvieron sobre portería. En la primera mitad se vio mucha igualdad entre ambos equipos, en donde sólo generaron un par de ocasiones cada equipo, muy fáciles de rechazar para los porteros. La segunda mitad estuvo controlada por el conjunto local que insistió sobre la portería rival para tratar de anotar, sin embargo, fueron los texanos los que estuvieron acertados en uno de las pocas llegadas que generó.

Respeto o miedo

Desde que comenzase el partido, fue el New England Revolution el que llevó el peso del mismo, teniendo mayor control sobre la pelota, aunque esto no lo le aseguró llegar con peligro a la meta rival. En algunos momentos tuvo acercamientos sobre el área, pero no pudo materializar estos con disparos entre los tres palos.

Sin embargo los minutos fueron pasando y los texanos pasaron a tener algo más de protagonismo con el balón, consiguiendo crear una disputa en el centro del campo que hizo que la posesión cambiase de manera constante de uno a otro rival.

usatoday.com

Esta circunstancia llevó a que en el arranque del encuentro, apenas se viesen llegadas a ninguna de las áreas, dejando a los guardametas como meros espectadores, salvo alguna ocasión aislada con un disparo lejano, que apenas les hizo esforzarse. En este tiempo sólo se vio una acción aislada por parte de los ‘Revs’ que fue solventada por el portero rival sin ningún problema.

Conforme fue trascurriendo el encuentro, la igualdad en ambos equipos fue quedando más y más latente, hasta el punto en el que pareció que ninguno de ellos parecía querer ponerse por delante en el marcador. Ya fuese por las indecisiones en el ataque o por a solidez defensiva, las acciones de peligro sobre ambas porterías habían quedado a un lado.

No fue hasta llegar a los cinco últimos minutos de la primera mitad cuando se vio la primera ocasión manifiesta de gol del partido por el lado visitante. Esta cayó del lado visitante, en un balón a la espalda de la defensa en la que Lamah no estuvo muy acertado en el disparo y el balón fue rechazado por el portero visitante.

Con esta igualdad terminó una primera mitad en la que mucho tendrían que cambiar las cosas si alguno de los dos equipos tenía intenciones de quedarse con los tres puntos.

Una y no más

La segunda mitad comenzó con mayor intensidad por ambas partes, generando llegadas de peligro en ambas áreas. En estos primeros minutos la ocasión más clara cayó de lado local con un remate de chilena de Bunbury desde el interior del área, que el portero texano consiguió asegurar en dos tiempos. Unos minutos después llegó una segunda ocasión para Agudelo, que no estuvo acertado en el disparo, permitiendo al portero hacerse con el balón

Conforme fue madurando la segunda mitad, el FC Dallas fue perdiendo protagonismo con el balón, dejando que su rival campache por sus anchas a lo largo y ancho del terreno de juego. Esto obligó a los visitantes a retrasar unos metros sus líneas de presión aunque realizó varios cambios de tres cuartos de cambio hacia adelante, buscando reforzar su idea de juego. De esta manera su buscaba mayor profundidad que trabajo en una de sus bandas.

usatoday.com

Sin embargo, cuando el control por parte los locales era total y faltaban 15 minutos para el final del partido, los visitantes consiguieron aparecer el único error de la defensa rival para adelantarse en el marcador. Lamah recibió un balón en el segundo palo, donde sólo tuvo que servir el mismo a Hayes para que llegando desde segunda línea, pusiera en ventaja a su equipo.

En los minutos finales, el asedio por parte del conjunto local fue total, buscando incansablemente un gol que les permitiese quedarse con puntos. Apretaron sobre la portería del conjunto texana sin apenas posibilidades de generar ocasiones de peligro.

Esta circunstancia levó a que finalmente el FC Dallas se llevase llevase los tres puntos ante un rival que parece dársele bien, y consigue tres puntos que les hace escalar puestos en la tabla clasificatoria de la Conferencia Oeste.