Vancouver se cuela en la fiesta

La franquicia canadiense se llevó la victoria en lo que parecía una fiesta para los Timbers. Tras 15 partidos consecutivos sin perder, los locales cayeron derrotados ante una falta de puntería inaudita.

Vancouver se cuela en la fiesta
@TimbersFC
Portland Timbers
1 2
Vancouver Whitecaps FC
Portland Timbers: Attinella; Powell, Mabiala, Cascante, Valentin (Farfan, min. 90+1); Chará, Guzmán (Flores, min. 79), Blanco, Valeri; Asprilla, Armenteros )Polo, min. 46).
Vancouver Whitecaps FC: Marinovic; Franklin, Waston, Maund, Levis (de Jong, min. 65); Ghazal, Felipe; Techera (Nerwinski, min. 61), Mezquida, Shea; Kamara (Hurtado, min. 72).
MARCADOR: 0-1, min. 14, Kamara. 0-2, min. 43, Techera. 1-2, min. 71, Valeri.
ÁRBITRO: Jair Marrufo (USA). Amonestó a Mabiala (min. 45+1), Shea (min. 50), Guzman (min. 74).
INCIDENCIAS: Vigesimocuarta Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en Providence Park (Portland, OR).21.144 espectadores.

Los Whitecaps se llevan un nuevo enfrentamiento de la Cascadia Cup ante un rival que llegaba en un gran momento. La primera mitad pronto se puso del lado visitante con un gol de Kamara que aprovechó un error garrafal del guardameta rival. A pesar de insistir durante muchos minutos, el equipo local no consiguió abrir el marcador a su favor y recibió nuevamente un tanto en los últimos minutos. En la segunda mitad, los locales trataron de revertir la situación pero sólo consiguieron anotar un gol.

Errores que castigan a los locales

Nuevo enfrentamiento de la Cascadia Cup que desde el pitido inicial del árbitro, pudo verse la importancia del mismo. La intensidad con la que salieron a jugar ambos equipos hizo que se viesen permanentes llegadas a las áreas, aunque las más peligrosas fueron por parte de los locales. Varios disparos que se marcharon fuera de la portería, fueron las acciones que mayor peligro entramaron durante los primeros minutos.

Poco a poco, Vancouver Whitecaps fue teniendo mayor protagonismo en el partido, permitiéndoles a ellos contar con ocasiones de peligro, hasta que lograron anotar. Los canadienses aprovecharon un error del guardameta en un saque de falta lateral en el que Kamara sacó ventaja de la mala salida de este para rematar a gol a portería vacía.

Este tanto obligo a Portland Timbers a dar un paso adelante, sino quería que el rival se le marchase en el resultado. Con un juego muy elaborado y un asedio permanente, buscaron un gol que pareció resistírseles.

Este dominio por parte del conjunto local hizo que su rival no consiguiese acercarse a las inmediaciones de su área hasta bien entrada la primera mitad. Fueron un par de disparos sin aparente peligro, pero que obligaba al conjunto local a tener que guardarse las espaldas.

En los últimos minutos de la primera mitad, se dieron varias circunstancias que cambiaron el partido por completo. Fueron primero los locales los que tuvieron la oportunidad de igualar el marcador con un penalti que Valeri mando fuera.

En la siguiente acción, los visitantes consiguieron dar la sorpresa al aprovecharse de un desajuste en al defensa local. Techera estuvo más listo que su marcador y anticipándose a ese, consiguió rematar el balón al fondo de la red. Con este gol se llegó al final de unos primeros 45 minutos en los que el equipo visitante estuvo más acertado que su rival.

Tardía reacción

La segunda parte tuvo el comienzo esperado. El equipo local asediando la portería de su rival con la esperanza de conseguir un gol con el que recortasen distancias y todavía tuviesen más tiempo para buscar el empate. En una de las primeras acciones estuvieron a punto de conseguir su objetivo cuando un disparo que rechazó en un defensor, golpeó dos veces en el travesaño, arruinando las esperanzas de una afición que prácticamente cantaba el gol.

Esta pronta ocasión provocó que los canadienses tuviesen que permanecer bien posicionados en defensa ante un rival que de manera constante asediaba su portería. Varios fueron los acercamientos que los Timbers tuvieron sobre la portería, que sólo la falta de acierto de los delanteros, llevó a que el marcador no se moviese.

Con el paso de los minutos, la franquicia canadiense fue adquiriendo protagonismo y sacudiéndose la presión que sufría por parte de su rival. Con algunos contraataques consiguió tener algo de presencia en campo rival, aunque cuando mejor pareció encontrase, recibió un duro mazazo.

Por segunda ocasión el colegiado del partido señaló la pena máxima para los locales. En esta ocasión, Valeri no fallaría y por el mismo lugar que el primer lanzamiento, consiguió en esta ocasión, anotar el ansiado gol.

Desde ese momento, sólo se vio a un equipo sobre el terreno de juego, el local. Fueron los que más y mejores ocasiones tuvieron, aunque tuvieron poco acierto. La acumulación de defensas en las inmediaciones del área, llegando a formar en ocasiones con una línea de seis futbolistas, hizo que fuese muy complicado superarlos.

Con el partido entrando en los minutos finales, los canadienses empezaron a detener el partido cada poco tiempo, tratando así de cortar la progresión del rival e impedirle que consiguiese llegar con facilidad sobre la portería.

Esto llevó a que finalmente los visitantes consiguiesen llevarse la victoria en el estadio de su rival y rompiese una importante racha de resultados en la que los locales llevaban 15 partidos sin conocer la derrota.