Tiro al canario
Aubameyang celebrando su gol número 50 en Premier. / Foto: @Arsenal

La primera parte fue de puro dominio gunner, aunque el Norwich consiguió crear dos oportunidades aisladas de muchísimo peligro. Aubameyang avisó un par de veces en los primeros minutos de que estaba dispuesto a romper con su sequía goleadora, pero la primera gran ocasión del partido fue totalmente inventada por Godfrey, que recibió el balón a unos 35 metros de la portería rival y soltó un zapatazo impresionante que golpeó en el palo de la portería de Emi Martínez.

El Arsenal seguía teniendo el control, con un Ceballos muy fino en el día de hoy, y consiguieron crear dos ocasiones clarísimas que desperdiciaría Lacazette rematando en ambas a las manos de Krul. Pasada la media hora de juego, Aubameyang aprovecharía un error garrafal del propio guardameta holandés para conseguir el primer gol del partido y cuatro minutos después, el gabonés asistiría a Xhaka para que, llegando desde atrás, doblara la renta del Arsenal. Justo antes del descanso, los cannaries gozarían de su segunda gran ocasión en un lanzamiento de falta sensacional de Kenny McLean, al que respondió Martínez con una parada de la misma categoría.

Farke realizó tres sustituciones al descanso y su equipo pareció salir más animado, con un Onel Hernández probando a Martínez en el primer balón que tocaba, pero no consiguieron generar lo suficiente y, además, seguían cometiendo errores defensivos gravísimos. A los veinte minutos de la reanudación le regalaron otro balón a Aubameyang, que volvía a definir con tranquilidad ante Krul, lo cual ya sentenciaba el partido y le permitía a Arteta poder hacer debutar por fin a Cédric Soares. El campeón de Europa aprovechó uno de los primeros balones que le llegaron para estrenarse como goleador con un gran zurdazo al que no pudo responder Krul con el que se cerraba el partido.

Los tres puntos se quedan en el Emirates y le sirven al Arsenal para superar al Burnley en la clasificación, pero se ven ya muy lejos de los puestos de acceso a Champions League. Por su parte, el Norwich está prácticamente descendido y tan solo le salvaría un auténtico milagro divino.

VAVEL Logo