El bendito problema de Lampard
Frank Lampard buscará la gloria en su segunda campaña como técnico blue / FOTO: PremierLeague

El mercado de traspasos del Chelsea ha animado a un panorama futbolístico venido a menos tras el fortísimo impacto ecónomico que han sufrido los clubes europeos. Gigantes financieros como el Real Madrid, PSG, FC Barcelona o Juventus no gozan de la solvencia necesaria para acometer operaciones de gran calibre. Esta situación ha motivado aún más a un Chelsea que ha salido al mercado con todo su arsenal. El desembolso de, concretamente, 223 millones fijos más variables, manifiestan el buen momento que atraviesan las arcas de club comandado por Roman Abramovich. Timo Werner, Hakim Ziyech, Ben Chilwell, Kai Havertz, Thiago Silva y Malang Sarr son los futbolistas que han aterrizado en Londres este verano, como bien he repasado más exhaustivamente en este artículo. Su incorporación a la plantilla sitúa al míster en una complicada tesitura. El británico tendrá que ingeniárselas para obtener buenos resultados, ser sólido defensivamente y letal ofensivamente, congregando sobre el terreno de juego a sus mejores futbolistas. No se antoja como una tarea sencilla, pero poder gozar de jugadores de tal calibre es, sin duda, un bendito problema para Frank Lampard.

El esquema predilecto

La conclusión de la temporada en la Premier atestiguó el favoritismo del técnico inglés por el 3-4-3 con numerosas variables en la parcela ofensiva. En algunos partidos, optaba por alinear a dos centrocampistas en línea con los carrileros, situándose un futbolista de enganche tras los dos puntas, lo que sería un 3-4-1-2. Otra variación empleada la pasada campaña consistía en colocar a tres futbolistas por delante de la línea de cuatro del medio, es decir, un 3-4-3 más abierto. De acuerdo a las características del rival, o a los jugadores disponibles, Lampard escogía un dibujo distinto. 

Mount y Abraham han sido dos piezas claves en el esquema de Lampard / FOTO: PremierLeague
Mount y Abraham han sido dos piezas claves en el esquema de Lampard / FOTO: PremierLeague

La apuesta por tres centrales y dos carrileros ha sido una constante en la Premier League en esta última campaña. Manchester City, Arsenal, Manchester United, Tottenham, Wolves o Sheffield United han sido algunos de los equipos que han optado por esta formación. El Chelsea terminó por unirse a esta tendencia, pero en sus inicios, Frank Lampard encontró en el 4-3-3 la fórmula que condujo al equipo a una espiral de victorias y buenos resultados.

El entrenador inglés exprimió su plantilla, dando oportunidades a cada uno de los integrantes de la misma hasta que definió un once tipo. De acuerdo con los minutos jugados, la alineación quedaría compuesta por Kepa, Azpilicueta, Rudiger, Zouma; Reece James, Kovacic, Jorginho, Marcos Alonso; Mount, Abraham, Willian. Otros futbolistas que también han sido una constante en el once en numerosas ocasiones han sido Christensen, Pulisic, Kanté o Giroud, que terminó asentándose como titular en el tramo final. 

¿Quiénes serán los elegidos?

De los futbolistas catalogados previamente como "titulares" la pasada temporada, sólo se ha caído de la ecuación Willian, como consecuencia de su marcha al Arsenal. El resto continúa formando parte de la disciplina, y a ellos hay que sumar los fichajes estivales, que, sobre el papel, cuentan con muchas papeletas para formar parte de la alineación cada fin de semana. A continuación, vamos a ingeniar una serie de esquemas con los que Lampard sería capaz de colocar a sus mejores activos a la vez.

  • Conservador atrás y poderío arriba, 3-4-3

Si el entrenador blue prosiguiera con su idea de continuar empleando la defensa de tres centrales, la formación se moldearía de una forma muy similar a la que aparece justo debajo. Thiago Silva parte de inicio con muchas posibilidades de asentarse en el eje de la zaga, al igual que Chilwell como carrilero izquierdo, a pesar de que esta temporada haya jugado como un lateral más puro en el Leicester. Por delante, Kanté y Jorginho se jugarán el puesto, mientras que Kovacic es indiscutible.

FOTO: App Lineup11 montaje previo
FOTO: App Lineup11 montaje personal

El principal quebradero de cabeza para Frankie es la delantera. Timo Werner, previsiblemente, se afianzará como principal referencia ofensiva. Por detrás he optado por alinear a Havertz y Ziyech, ambos escorados a los costados. Sin embargo, el juego de los extremos del Chelsea tiende a concentrarse por dentro, dejando las bandas para la llegada de los carrileros. Asimismo, ambos futbolistas tendrían libertad de movimientos, bien sea por fuera, por dentro, permutando posiciones, pisando área o bajando a recibir el balón. Más allá del esquema utilizado, tanto alemán como marroquí han de contar con la suficiente libertad para desplegar el fútbol que corre por sus venas. 

  • La constelación de estrellas, 4-2-3-1

De acuerdo a los futbolistas incorporados a la plantilla, esta formación, bajo mi punto de vista, sería la más espectacular de ver. En ella, aparecen las nuevas caras combinadas con lo mejor del anterior Chelsea para formar una mezcla explosiva. Defensa de cuatro, donde Thiago Silva acompañaría al capitán Azpilicueta, y Chilwell ocuparía el carril izquierdo, mientras que Reece James se afianza en la derecha. 

FOTO: App Lineup11 montaje personal
FOTO: App Lineup11 montaje personal

El mediocampo estaría ocupado por un doble pivote con Kovacic, y como he mencionado anteriormente, Jorginho o Kanté. Por delante, en la posición donde ha brillado con luz propia, Kai Havertz, bridándole galones para guiar al equipo. A su derecha se situaría Ziyech mientras que a su izquierda estaría Pulisic, el gran refuerzo del Chelsea la pasada campaña. El norteamericano no logró asentarse en el once por culpa de las lesiones, pero su electricidad y desparparjo para encarar la portería contraria prometen traer muchas alegrías a la hinchada de Stamford Bridge. Finalmente, Timo Werner en punta como delantero centro referencia. 

Personalmente, me decantaría por el 4-2-3-1 siempre y cuando el equipo lograra equilibrar las transicciones defensivas y ofensivas. El gran número de goles que encajaron los pupilos de Lampard la pasada campaña, 54, es insostenible para una plantilla cuyo objetivo es ganar la Premier League. Por ello, el técnico ha de estudiar muy seriamente cuál es la opción más favorable y con la cual el equipo sea capaz de desplegar su mejor nivel sobre el césped. Con ese esquema podrían retrasar su posición tanto Havertz como uno de los extremos para ayudar en tareas defensivas, colocando o bien un 4-3-3, o incluso un 4-4-2, donde el mediapunta alemán podría descolgarse junto a Werner arriba.

Por otro lado, el 3-4-3 no te asegura una mayor solvencia defensiva, pero sí que te transmite una mayor seguridad.  A pesar de que Lampard haya ideado una alineación para el próximo lunes frente al Brighton, la temporada demanda una alta exigencia física dada la elevada cantidad de partidos en juego. El equipo verá cambiado su esquema de acuerdo a las características del rival y estado de forma de los futbolistas, por lo que es muy posible que veamos ambas formaciones en más de una ocasión. La primera pista se halla en el amistoso disputado el pasado 29 de agosto frente al Brighton (1-1) donde Frankie apostó de inicio por un 4-2-3-1. El mismo rival aguarda en la primera jornada del campeonato liguero. Veremos qué se le ocurre al inglés para solventar este dilema. 

VAVEL Logo