Dallas lidera la gesta ante el City
Stuart Dallas, la figura del partido / FOTO: Leeds United

La Champions acapara todas las miradas. En Manchester desde hace unas semanas se ha instaurado el estado de relajación en el torneo doméstico que el Leeds ha aprovechado para hacer suyo el Etihad. Los muchachos de Bielsa olieron la ´debilidad´ para construir una victoria tan agónica como inesperada. Cerrando vías en el primer tiempo con atrevimiento y en el segundo con prudencia, logró encontrar los tres puntos cuando el partido parecía abocado al empate. Recompensa al esfuerzo para unos, advertencia y castigo para los otros. 

Pep vuelve a los orígenes

La naturalización de la excelencia ha abierto el diccionario a Guardiola. Cuando el fin de semana otea, la plana mayor envaina sus botas para que sea el escuadrón de reparto quien descuente minutos al reloj de la Premier. El siete se ha convertido en rutinario en Manchester -por el número de cambios que introduce Pep cada partido-, y con ese siete Aké regresaba al eje y Zinchenko al medio mientras Agüero y Laporte se caían por molestias. Bielsa replicaba -a excepción de Jack Harrison- su equipo de confianza, con la inclusión de Helder Costa en el carril izquierdo del frente de ataque. 

FOTO: La pizarra del Míster - elaboración propia
FOTO: La pizarra del Míster - elaboración propia

El fútbol es el deporte en el que nunca se termina de aprender. Su evolución y su camino se dirigen a caminos impredecibles, tales como el que atraviesa Pep Guardiola y su Manchester City. El ordenamiento supremo del 4-3-3 convirtió a los citizens en el ente más próximo al Olimpo; ahora es la disposición que más lo aleja. Culpa del descanso de De Bruyne o Gündogan, del distanciamiento de Cancelo de la base o de la lentitud en la elaboración de los hoy interiores. El Leeds imponía su jurisdicción a través del marcaje individual, sorteado por la poderosa conducción de Fernandinho y Zinchenko. Bielsa divisó la debilidad del lado zurdo y centró sus esfuerzos en el desequilibrio de Rapinha para sumar pasos hacia la portería sky blue.

Phillips batiéndose con Sterling / FOTO: Manchester City
Phillips batiéndose con Sterling / FOTO: Manchester City

El goteo de los minutos proporcionó al City el cuidado del balón y su consecuente progresión, en la que Fernandinho ostentó un papel fundamental. En una de sus internadas batiendo líneas avisó a Meslier con un centro chut; en otra, asistió a la fatídica definición de Sterling. El lado izquierdo del campo concentraba la totalidad de los ataques ante la sobriedad de Diego Llorente para eliminar del mapa a Gabriel Jesús. 

Si la zona diestra del Leeds había sido la recurrente, la izquierda sería la que llevó el 0-1 al Eithad. Cooper administró un balón largo a la espalda --sumándose a la tendencia creada por Kroos esta semana-- que fue bregado por Helder Costa frente a Cancelo. El angoleño entregó a un Bamford que inyectó la pausa necesaria para que Dallas llegase en segunda línea y ejecutase al palo de Ederson.

Dallas celebrando el 0-1 / FOTO: Premier League
Dallas celebrando el 0-1 / FOTO: Premier League

La euforía se disiparía con la fortísima entrada de Cooper a Gabriel Jesús. La amarilla cambió de color cuando el VAR esclareció la mente de Andre Marriner. Las Águilas se quedaban con diez, sacrificando a Bamford para que Struijk recompusiese la zaga. Además, la acción del capitán pudo acarrear el empate, rozado por Stones al remate de la falta. 

El City logra derribar la puerta

La segunda mitad se inició con el monólogo citizen. El Leeds se abonaría al repliegue y consecuente sufrimiento al que los líderes le llevarían. Si Fernandinho superó líneas la primera parte, en esta sería Stones quien engendraría el factor sorpresa, interpretando el oscarizado papel de De Bruyne. Meslier se luciría al intento de Zinchenko y Bernardo amagaría el empate de volea en el bosque de futbolistas granates. Koch sería el siguiente ladrillo de Bielsa. Gündogan se sumaría a la causa desde el banquillo trasladando a Zinchenko a la altura de los centrales.

Meslier fue el último bastión del Leeds / FOTO: Leeds United
Meslier fue el último bastión del Leeds / FOTO: Leeds United

El City siguió martilleando sin descanso, hundiendo cada vez más a un Leeds que desprotegió la segunda línea, escenario donde se creó el 1-1. Llegó Fernandinho a la corona del área con el tiempo idóneo para encontrar en medio de la fisura a Bernardo. El portugués descargó inmediatamente sobre Ferran, expectante en la parcela más prolífica desde que aterrizó en Manchester. Como 9 llegó su reencuentro con el gol. 

Ferran en la acción del empate / FOTO: Premier League
Ferran en la acción del empate / FOTO: Premier League

La heroicidad del Leeds

La insistencia de los de Guardiola no cesó con el empate. Bernardo rozó la escuadra con un disparo cruzado entre los reiterativos centros que su equipo lanzaba al área. Rapinha pescó un contragolpe en el que Ederson tiró de osadía para cortarlo con los pies. Tras el aviso del brasileño, llegó el definitivo tanto de Stuart Dallas. Alioski salió de la cueva para proyectar al espacio hacia el norirlandés, que pisó área para firmar el desenlace de la agonía. 

Dallas y Alioski celebran el 0-1 / FOTO: Leeds United
Dallas y Alioski celebran el 0-1 / FOTO: Leeds United

El Leeds venció a un Manchester City combativo en el segundo tramo, aunque con la mente puesta en el próximo martes de Champions. Los sky blues aprisionaron a su rival en un partido rutinario, donde esta temporada solía encontrar las grietas con las que derrumbar la fortificación enemiga. 29 tiros azules contra los dos de color granate manifiestan la desigualdad que imperó en los segundos 45 minutos. 

The Eagles sobrevivieron en manos de Phillips y Dallas como jerarcas del corazón del área, y el norirlandés como ejecutor de la contraria. Bielsa le ganó la partida a Pep, convirtiéndose en el primer técnico que una misma temporada no conoce la derrota ante el de Santpedor. El empate de la ida y la victoria de la vuelta reflejan que la admiración por el ´Loco´ no nace de la casualidad. 

El maestro supera a uno de sus más fervientes alumnos / FOTO: ManCity
El maestro supera a uno de sus más fervientes alumnos / FOTO: ManCity
VAVEL Logo