Messi impone el juego en la goleada de Argentina
Los argentinos nunca perdieron como locales frente a Bolivia / Foto: CONMEBOL

Por la décima jornada de las Eliminatorias, Argentina goleó 3-0 a Bolivia. Un hat-trick de Messi puso cifras definitorias a un encuentro que el combinado local dominó de principio y fin, y deja atrás el duro momento que vivieron en Sao Paulo.

La Albiceleste salió con un 4-4-2. Lionel Scaloni debió realizar cuatro modificaciones luego de la partida de Dibu Martínez, Buendía, Romero y Lo Celso a Inglaterra por decisión de sus respectivos clubes (Aston Villa y Tottenham). Sus lugares en el campo estuvieron ocupados por Musso, Pezzella y Papu Gómez.

La Verde utilizó un 5-3-2 para contrarrestar el poderío ofensivo de su rival. Farías repitió la misma zaga central (Quinteros, Haquin y Jusino) y decidió que Henry Vaca acompañe a Moreno Martins, goleador de las Eliminatorias. 

El estadio Monumental fue el encargado de albergar el encuentro. El gobierno argentino habilitó el ingreso de 21.000 personas (el 30% del aforo), tras 18 meses sin la presencia del público, con la intención de que celebraran la obtención de la Copa América.

El Monumental tomando color en la previa / Foto: Twitter
  • La Albiceleste demostró su superioridad en la primera parte

Argentina comenzó el partido tratando de ser el protagonista en el campo y trataba de imponer su ritmo. Bolivia se replegaba en defensa, apostaba al nerviosismo rival y buscaban aprovechar un balón detenido para sorprender.

Los bolivianos esperaban para salir de contraataque. Sin embargo, a los 14 minutos, el anfitrión abriría el marcador. Lionel Messi recibió de espaldas, tiró un caño a un rival, y sobre la frontal le pegó con la izquierda para mandarla al arco de Lampe.

Messi superó a Pelé como máximo goleador sudamericano / Foto: CONMEBOL

Tras anotar, los argentinos seguían haciendo su trabajo, tocando y buscando abrir la defensa contraria con un dominio absoluto pese a los intentos de salida con Moreno Martins. El equipo de Farías tuvo una ocasión en el área, pero un offside impidió que alcanzaran el empate en Buenos Aires.

Unos instantes más tarde, Di María ejecutó un espléndido centro que conectó Lautaro Martínez con el pie. No obstante, el gol fue revisado por el VAR y no subió al marcador. La posición del delantero fue muy justa, pero se encontraba adelantado. Sobre los 36 minutos, el conjunto visitante no supo aprovechar ninguna situación de peligro tras una serie de rebotes en el área.

Cerca del descanso, una gran jugada individual de Messi fue finalizada pésimamente por Lautaro que envió el balón fuera. Segundos después, el futbolista del PSG sacó un disparo similar al primer gol, pero esta vez, el esférico rozó el palo.

Di María, junto a Messi, fue uno de los futbolistas más aplaudidos / Foto: AFA
  • Los argentinos fueron por más en el complemento

Argentina comenzó con la misma intensidad que en la primera mitad y apostaba a ampliar el marcador para jugar con mayor tranquilidad. Los bolivianos se adelantaban unos metros en el campo y dejaban mucho espacio en el mediocampo.

El combinado de Scaloni contó con una doble oportunidad. Un disparo de Paredes desde fuera del área fue rechazado por Lampe, y Di María remató en segunda instancia, pero en fuera de juego. La Verde trataba de encontrar las ocasiones de peligro, sin embargo, sus envíos no estaban teniendo precisión.

Con el correr de los minutos, el ritmo de juego disminuía notablemente. Los visitantes tenían poco el balón, mientras que su rival no podía concretar sus ocasiones. De Paul probó desde afuera del área, pero el tiro se marchó alto. Sobre los 65 minutos, la Albiceleste ampliaría con merecimiento el marcador. Jugada dirigida por Messi, que tiró una pared con Lautaro Martínez y con algo de fortuna tras un rebote disparó con la derecha con tranquilidad.

Messi celebrando su gol N°78 con la Selección Argentina / Foto: AFA
Messi celebrando su gol N°78 con la Selección Argentina / Foto: AFA

Luego del segundo gol, Scaloni aprovechó a realizar modificaciones para que algunos jugadores fuesen ovacionados. El capitán del combinado argentino marcaría nuevamente, pero estaba en offside. Los locales se floreaban y no cedían la posesión a pesar de tener una clara ventaja.

Sobre el final, existía un control total de los anfitriones. Si bien jugaban con el resultado, también alejaban a la visita de cualquier posibilidad de peligro. Un error de la defensa boliviana no pudo ser aprovechado por Nico González, ya que Lampe adivinó las intenciones. A los 89 minutos, Messi anotaría su hat-trick en el encuentro. El rosarino aprovechó el rebote que dejó el portero boliviano tras un remate de Joaquín Correa para volver a marcar.

Argentina suma su segunda victoria consecutiva y se afianza en la segunda posición en las Eliminatorias. Un gran encuentro del equipo de Scaloni, que amplía su invicto de imbatibilidad a 22 encuentros. Bolivia llega a ocho partidos sin ganar y se hunde en los últimos puestos. La continuidad de César Farías pende de un hilo y es probable que haya sido su último encuentro al mando del conjunto boliviano.

VAVEL Logo