El Wolverhampton hace historia en Old Trafford
El United venía de ganar sus primer partido en los últimos cinco años / Foto: Premier League

Por la jornada N°21, el Wolverhampton venció 1-0 al Manchester United y logró su primera victoria en Old Trafford por Premier League. Un único gol de João Moutinho, cerca del final, puso cifras definitorias a un encuentro que parecía terminar en empate.

Los Red Devils salieron al campo con un clásico 4-4-2. Ralf Rangnick realizó solamente dos modificaciones en la zaga defensiva. Phil Jones regresó a la titularidad en lugar de Maguire y Raphael Varane reemplazó a Bailly, quien salió lesionado en el último encuentro.

Los Wolves utilizaron como alineación un 3-4-3. Bruno Lage contó con el retorno de Trincao en el ataque titular. Por otro lado, Nelson Semedo volvió a ocupar el lateral derecho por lo que Ki-Jana Hoever cayó al banco de suplentes.

CR7 fue capitán por primera vez desde su regreso / Foto: PL
  • El United no dio a la tecla durante la primera parte

Ambos equipos repartieron la posesión del balón durante los primeros instantes del partido. No obstante, ninguno de ellos lograba dominar en el terreno de juego. El local no podía lidiar con un comienzo enérgico de su rival y estaba pasando mucho tiempo en su propia mitad. Tan solo Sancho tuvo una buena oportunidad para lastimar, aunque no supo terminar la jugada.

La presión de los Wolves surtiría efecto y contarían con dos oportunidades para convertir. Primero, un remate de Podence que despejó De Gea al córner. Luego, Ruben Neves probaría desde afuera del área y lanzaría un gran disparo que llegó a rozar el portero español para evitar la apertura del marcador.

Lage apostaba a las subidas de Semedo para generar peligro / Foto: PL

Lentamente, el anfitrión empezaría a adelantarse en el campo, pero carecía de poderío ofensivo. El dominio del esférico no era suficiente para marcar una diferencia y tanto Cavani como CR7 apenas podían entrar en juego. El portugués tendría su primer tiro recién a los 27 minutos. El visitante asustaría de nuevo con una llegada de Podence que controlaría De Gea sin dificultad.

A los 35 minutos, un error de Ronaldo en defensa le daría una ocasión inmejorable a los visitantes. Marcal recuperó el balón y lanzó un centro para la cabeza de Jiménez. El cabezazo del mexicano pasaría por arriba de la portería aunque se encontraba adelantado cuando partía la asistencia de su compañero. Cerca del descanso, el Wolverhampton se acercaría nuevamente con una chance de Jiménez que fue bloqueada a tiempo por Matić. Más tarde, Cavani lograría desmarcarse y remataría desviado al arco.

  • El United fue más, pero chocó con sí mismo en el complemento

La imprecisión dominó en el comienzo de la segunda mitad con ambos conjuntos buscando ser peligrosos en las áreas contrarias. No obstante, los locales seguían sin mejorar su rendimiento en el campo y los visitantes no estaban certeros en ataque. La primera oportunidad sería para Semedo que disparó a puerta, pero Shaw bloqueó el tiro al córner.

Para cambiar el ánimo de su equipo, Rangnick decidió que ingresara Bruno Fernandes para mejorar el juego ofensivo. Sin embargo, las pocas situaciones que había eran de los Wolves. Luke Shaw volvía a salvar al United y le ganaría la pulseada a Jiménez cuando se disponía a cabecear. Sobre los 67 minutos, llegaría la ocasión más clara para el local. Matić llegó a la línea de fondo, lanzó un centro raso que conectó Bruno con su pie derecho y el balón golpearía en el travesaño con un arquero totalmente vencido.

Bruno en acción / Foto: PL

Los Red Devils obligarían a su rival, lentamente, a replegarse en su área como consecuencia de la presión que estaban ejerciendo. De todas formas, la visita se las ingeniaría para generar peligro. Saïss ejecutaría un tiro libre que golpearía el larguero. Luego, Jiménez no lograría conectar con su pie un espléndido centro de Marcal.

A 8 minutos del final, los Wolves abrirían el marcador. Traoré envió un centro que despejó Jones. El rebote le cayó a João Moutinho que se tomó un tiempo para acomodarse y colocó el esférico en la esquina izquierda pasando a un De Gea que se quedó inmóvil.

El portugués anotó su primer gol en la temporada / Foto: PL

Tras el gol, el equipo local quedó atónito y sin ningún tipo de respuesta. La visita se hacía eco del silencio existente en Old Trafford por lo que jugaba con mayor tranquilidad y terminaba en una gran forma futbolística. Los minutos pasaron sin sobresaltos y la victoria se fue finalmente para el Condado de West Midlands.

Luego de 41 años, el Wolverhampton rompe la racha negativa en Old Trafford y se lleva un épico triunfo. Con este resultado se coloca en la octava posición y se acerca a los puestos de Europa League. Por su parte, el United vuelve a caer luego de ocho partidos y no logra comenzar el 2022 de la mejor manera.

VAVEL Logo