Cavani quiere esta liga

El ariete charrua, con un tanto de penalti y otro de cabeza, mete al PSG en la pelea por el título liguero. Valbuena marcó el tanto de los locales.

Cavani quiere esta liga
Los jugadores del PSG celebran el segundo tanto de Cavani // Foto: PSG
Olympique Lyon
1 2
PSG
Olympique Lyon: Lopes, Rafael, Yanga-Mbiwa, Diakhaby, Morel, Gonalons, Tolisso, Ferri (Fekir), Ghezzal (Tousart), Rybus (Valbuena) y Lacazette.
PSG: Areola, Maxwell, Thiago Silva, Marquinhos, Aurier, Motta, Verratti, Matuidi, Lucas Moura (Krychowiak), Ben Arfa (Meunier) y Cavani (Augustin).
MARCADOR: 1-0 Cavani (p.) (29´), 1-1 Valbuena (49´), 2-1 Cavani (81´)
ÁRBITRO: Ruddy Buque, que amonestó con amarilla a Ben Arfa, Matuidi, Ferri, Motta, Aurier, Thiago Silva y Verratti
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Ligue 1, disputado en el Stade des Lumieres ante 55.000 espectadores.

Era uno de esos días difíciles. Esos días en los que o das un golpe sobre la mesa o te la pegas. El escenario era idílico, casi 60.000 almas abarrotaban el Stade des Lumieres esperando ver a su equipo ganar ante el conjunto de la capital. No fue así. El equipo parisino consiguió doblegar por 1-2 a los locales. Y todo o casi todo, gracias al trabajo de Edinson Cavani. El uruguayo presionó, luchó y se encargó de marcar los dos goles que darían el triunfo a los suyos.

Y es que el PSG empezó muy enchufado y fue muy superior a los lyoneses en la primera mitad. Ya en el minuto 2´ avisaría Aurier con un envenenado centro chut desde la parte derecha que desvió Lopes con los puños. El costa marfileño llegaba con ganas al partido tras perderse el del pasado miércoles de Liga de Campeones ante el Arsenal.

Poco después, Thiago Motta remataba desviado un saque de esquina. El PSG acechaba el área del Lyon constantemente a través de centros. Lucas Moura caía dentro del área en una jugada dudosa y el árbitro no señalaba nada. No tendría tampoco suerte en la siguiente jugada el brasileño. El paulista intentaría rematar de rabona y terminaría estrellando la pelota en su otra pierna.

El premio a la insistencia llegaría para los hombres de Unai Emery. Motta cazó un rechace dentro del área y Rafael, en un intento por despejar la pelota, golpeó en la pierna del italiano cometiendo claro penalti. Cavani se encargaría de convertirlo con un tiro centrado. A pesar del gol, los parisinos seguirían intentándolo para tratar de ampliar su ventaja. El propio Cavani filtró un balón a Moura y el brasileño mandó la pelota cerca del palo derecho de la portería de Lopes con un tiro cruzado.

Cambio de roles en la segunda mitad

Tras una primera parte bastante mala, el Olympique de Lyon reaccionaría a la salida de vestuarios. Genesio daría entrada a Valbuena y a Fekir para intentar cambiar el partido y la jugada la salió bastante bien. Rafael, tras una gran acción individual, se plantó en el área y sacó un gran disparo con la zurda que se estrelló en el palo de la portería de Lopes. El rechace le caía a un Valbuena que acababa de entrar al campo y que se encargaría de enviar la pelota al fondo de la portería de Areola para empatar el partido. Empezaban bien los locales el segundo periodo.

Tolisso pelea un balón con Lucas Moura // Foto: Olympique de Lyon
Tolisso pelea un balón con Lucas Moura // Foto: Olympique de Lyon

El Lyon quería más y cinco minutos después Lacazette estuvo a punto de certificar la remontada. El punta francés envió la pelota rozando el palo tras un gran centro de Morel. No se lo creía Genesio que veía como los suyos desperdiciaban una oportunidad clamorosa de gol. 

Cavani fue la diferencia

El París se encontraba grogui tras el gran arranque de los lyoneses. Gonalons enviaba alto un disparo desde la frontal del área y el Lyon se crecía encerrando a los parisinos en su propio campo dejando muchos espacios atrás, algo que acabaría pagando muy caro. En el minuto 80´ Lucas Moura arrancó con el balón desde campo propio y abrió la pelota al costado derecho para el belga Meunier, que puso un centro perfecto al segundo palo para que Cavani solo tuviera que empujar el balón con la cabeza.  

El partido moriría con el PSG metido en su área y el conjunto local achuchando aunque sin generar verdadero peligro. Tan solo un chut de Gonalons desde la frontal que Areola acabaría despejando a córner incomodó al equipo de Emery. Un equipo que se mete de lleno en la pelea por el título de liga tras el pinchazo del Niza y que puede decir que cuenta con Cavani, el máximo goleador de las principales ligas europeas con 13 tantos. Un tipo que marca la diferencia.

Cavani celebra el segundo tanto junto a Lucas Moura // Foto: PSG
Cavani celebra el segundo tanto junto a Lucas Moura // Foto: PSG