Van Bronckhorst pierde el crédito

El Feyenoord volvió a dejarse dos puntos en casa ante el Venlo y ya suma cinco partidos consecutivos sin conocer la victoria

Van Bronckhorst pierde el crédito
Imagen del partido entre el Feyenoord y el VVV Venlo. Fuente: @Feyenoord (vía Twitter)
Feyenoord
1 1
VVV Venlo
Feyenoord: Jones; Nieuwkoop (Diks, min. 78), Van Beek, St. Juste, Haps; Vilhena, El Ahmadi, Toornstra (Kramer, min. 90); Berghuis, Larsson (Boëtius, min. 70), Jorgensen.
VVV Venlo: Unnerstall; Rutten, Röseler, Promes, Jansse, Labylle (Hunte, min. 38); Van Bruggen, Seuntjens, Leemans; Van Crooij, Thy (Dekker, min. 90).
MARCADOR: 1-0, min. 54, Jorgensen. 1-1, min. 86, Van Bruggen.
ÁRBITRO: Dennis Highler (HOL) amonestó a Janssen (min. 52).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la Eredivisie. El partido se disputó en el Stadion Feijenoord (De Kuip).

El Feyenoord cosechó un nuevo empate ante el VVV Venlo, aparentemente, de un nivel inferior. De esta manera, los de Rotterdam quedan como sextos en la clasificación.

La historia se repite partido tras partido

Una vez más, el Feyenoord fue el equipo que logró adelantarse en el marcador. Y nuevamente, su rival consiguió neutralizar el gol inicial de los rojiblancos, aunque esta vez de una manera un poco más dolorosa.

Tras una primera parte sin pena ni gloria, el Feyenoord arrancó con sensaciones positivas los segundos 45 minutos. Pasados 10 minutos de la segunda mitad, Jorgensen se plantó solo ante el portero del Venlo. Aprovechando una maravillosa asistencia de Jens Toornstra, el ariete del Feyenoord empalmó el esférico para batir a Unnerstall, que, pese a que se estiró, no pudo hacer nada.

Esta vez parecía que el Feyenoord sería capaz de aguantar el resultado que tenía. Pero, cuando se viene de una dinámica tan negativa, los errores se suceden uno tras otro. Cuando el partido tocaba con la yema de los dedos el minuto 90, llegó la desgracia para los locales.

Tras un rechace después de un balón parado, Van Bruggen se la jugó y soltó un latigazo desde su casa para batir a Brad Jones entre el barullo. Este tanto dará que hablar, ya que fue uno de los mejores que se van a ver esta temporada.

Con 1-1, el encuentro llegó al fin y el Feyenoord volvió a dejarse otros dos puntos ante un rival, sobre el papel, de inferior calibre.

Desde octubre sin ganar

El equipo entrenado por Giovanni Van Bronckhorst lleva sin saber lo que es ganar desde el pasado 1 de octubre, cuando lo hiciera en casa del AZ Alkmaar. Remontándose a las victorias en casa, el Feyenoord lleva sin ganar en el Stadion Feijenoord en liga desde el 27 de agosto, ante el Willem II. Esto quiere decir que no gana frente a su público desde la tercera jornada del campeonato doméstico.

Además, llega la Champions. Los de 'Gio' están ya matemáticamente fuera de la máxima competición continental tras no haber puntuado todavía (cuatro partidos y cuatro derrotas). Manchester City, Nápoles y Shakhtar Donetsk han sido sus verdugos.

Aún así, aún pueden alcanzar el tercer puesto del grupo y disputar la Europa League. Pero la tarea se antoja harto complicada, ya que los dos partidos restantes son ante el City de Guardiola y el Nápoles de Sarri, líderes de sus respectivas ligas y dos de los equipos más en forma de toda Europa.

En cuanto a su entrenador, Van Bronckhorst es cada vez más cuestionado. A medida que pasan los semanas y el equipo no gana, la afición e incluso la directiva se cuestionan si es el indicado para sacar la pésima situación del equipo adelante. Es cierto que es el vigente campeón, en lo que tiene gran parte de culpa, para la racha es excesivamente mala.

Pese a que el Feyenoord empezó la temporada con la consecución de la supercopa holandesa, la trayectoria en liga no está siendo para nada buena. Está a 11 puntos del liderato, y eso que el PSV aún no ha jugado esta jornada. A todo esto hay que sumar los rumores que surgieron hace una semanas acerca de una posible salida del preparador neerlandés al Rangers para dirigir al conjunto escocés.

La afición puso el gesto emotivo de la noche

El 18 de noviembre fue un día de recuerdos para el portero del Feyenoord, Brad Jones. Hace seis años, el guardameta australiano perdía a su hijo a causa de una leucemia, y la afición del Feyenoord no quiso desaprovechar el partido de su equipo para mostrar su afecto a Jones.

En señal de apoyo, De Kuip se llenó de luces mientras se cantaba el You'll never walk alone. Los allí presentes sacaron los flashes de sus móviles en un precioso detalle. Brad quiso agradecer el gesto a la afición con varios aplausos durante el partido.