Presión para Toronto y reivindicación para Seattle

Los protagonistas del partido más importante del año de la Major League Soccer han hablado durante esta semana sobre sus oportunidades el sábado

Presión para Toronto y reivindicación para Seattle
MLS | mlssoccer.com

La final de la MLS 2017 del próximo sábado día 9 a las 13:00 hora local se convierten una repetición de la final del año pasado en la que se impuso Seattle Sounders FC por 4-5 en la tanda de penales.

Repasando cómo llegan ambos equipos a afrontar este partido, es importante tener en cuenta que Toronto ha sido el campeón de la Conferencia Este y que los Sounders quedaron en segundo lugar de la conferencia Oeste por detrás de Portland Timbers, pero han conseguido escalar hasta la final de la Audi MLS Cup como hicieron el año pasado. La ventaja más importante para los americanos es la participación, esta vez si, de Clint Dempsey, que se ha recuperado definitivamente de sus problemas de salud con el corazón. El mismo jugador es consciente de su oportunidad este año de estar en el terreno de juego para ayudar al equipo a conseguir el título: “Estoy feliz de estar de vuelta, de volver a jugar y de tener una oportunidad en el partido”.

Sobre los canadienses, ningún jugador del 11 titular de la final de 2016 ha salido del equipo, y forman el mismo conjunto fuerte que les permitió el año pasado conseguir esa plaza. El entrenador Greg Vanney, elegido mejor entrenador de la MLS 2017, es uno de los que más se ha pronunciado esta semana. Sobre su rival, ha dicho que “es similar al año pasado en sus prioridades y buenos jugadores. Les gusta el balón y son muy organizados defensivamente. No creo que hayan cambiado mucho más allá del factor Dempsey que agregan ahora". También ha hablado de las formas de cómo ganarlos: “Tenemos más formas de ganar partidos que el año pasado. Ahora mostramos más habilidades para atacar y crear opciones de gol, eso nos permite adaptarnos". El entrenador se siente confiado de cara a la final: “son un equipo muy bueno defensivamente, pero encontraremos algunos huecos para crearles problemas", “se tratará de defender y atacar como equipo,” añadió.

Chicagotribune

El entrenador también atacó duramente a sus rivales, afirmando que su camino hasta esta final ha sido más plácido. “Pienso que los Playoffs de la Conferencia Este han sido un poco más intensos, más locos, decididos al último minuto,” dijo Vanney. “Seattle, para ser honesto, ha tenido resistencia en el campo, pero cuando juegas un montón con un hombre más pasa lo que pasa.”

Aunque Toronto tiene el papel de favorito en el partido por la gran temporada regular que han hecho, el entrenador Vanney considera que no hay presión: "No creo que haya presión para nosotros por ganar sino por hacer lo mejor que podamos en el partido y producir lo mejor. Al final, nos enfocamos en el proceso y el resultado será lo que sea tras dar lo mejor de nosotros,” aseguró.

Aun así, el entrenador rival, Brian Schmetzer, quiere balancear la presión a los locales: “Ellos son los favoritos, juegan ante su afición por el título y nosotros vamos a ir a una gran ciudad futbolera y a enfrentar a un gran equipo tratando de ofrecer una gran final”, dijo.

Si Toronto FC se corona campeón de la MLS Cup será el primer equipo de la liga en conseguir el ‘triplete’ en una misma temporada. Para ellos, como canadienses, el triplete está conformado por el Supporters’ Shield, el Canadian Championship y la MLS Cup. Para los estadounidenses se cambia el Canadian Championship por la US Open Cup. Además de eso, el TFC recogió el récord de puntos en la temporada regular de la MLS (69) arrebatándole ese hito a LA Galaxy el 1998 con 68.

Sobre ganar los 3 títulos en la misma temporada, Vanney lo relacionó con el trabajo diario. “El objetivo no son los 3 títulos, por ahora lo importante es ganar el partido del sábado y ya haremos historia después de eso,” dijo.

Dos de sus mejores efectivos, Michael Bradley y Josy Altidore también se han pronunciado ante la prensa. El segundo, ha confirmado que jugará el sábado: “Me siento bien del tobillo. No estará perfecto, pero con todo lo puesto en esta temporada me voy a asegurar que esté en el partido.” Al delantero estadounidense no le preocupa cuan fuertes hayan sido en defensa durante los Playoffs ya que según dice, “la final es un animal diferente”.

Bradley, por su parte, dijo que cree que “revancha no es la palabra”. Sobre la importancia del partido, “mañana tenemos el premio de la temporada y la oportunidad de salir al campo en nuestro campo y nuestra ciudad y jugar para conseguir un trofeo,” añadió. “Sounders es muy buen equipo y tendremos que ser los mejores colectivamente para vencerlos”.

Univisión
Univisión

Ambos equipos hablaron también sobre el frio que se espera en Toronto durante la final, con máximas de 1º y mínimas de -6º. Bradley dijo que “el tiempo es algo que no podemos controlar, pero sólo esperamos que el partido no se vea afectado por la temperatura”. Algo que están de acuerdo los de Seattle, que dejaron una temperatura similar cuando se fueron de su ciudad. El portero de los Sounders, Stefan Frei añadió, que “el tiempo es el mismo para los dos, así que en realidad no importa tanto. Ellos están preparados, y nosotros también.”

El mismo cancerbero habló sobre su pasado en la ciudad canadiense: “Pasé un buen momento aquí en Toronto, pero esto forma parte del pasado. Tuve la oportunidad de venir a Seattle y amo ser parte de esta organización, este grupo y esta comunidad”.

Brian Schmetzer, entrenador de los Sounders, se toma el partido como una oportunidad para “silenciar a quienes criticaron nuestro título de 2016 por la falta de oportunidades de gol. Nosotros nunca salimos a no marcar gol o a escondernos 90 minutos, en ocasiones pasa por el juego que se da, pero no creo que ningún entrenador de la MLS salga así.” Sobre ese asunto, tiene claro que las finales no van a ser iguales: “Será muy diferente el fútbol de la final 2016 a 2017, piezas como Clint, y las fortalezas mentales de ambos equipos que son muy fuertes este año harán la diferencia.” Según el entrenador rival Vanney, “los goles van a determinar tan cuanto abierto se ponga el partido, algo que no pasó el año pasado”

En esa ocasión, Sounders FC se hizo con el trofeo después de los tiros des del punto penal, con exactamente 0 oportunidades de gol durante el tiempo reglamentario.

Aun así, el hecho de estar en 2 finales de la MLS consecutivas supone un premio para los de Seattle, y la oportunidad de ganarla, los motiva por si solos. “Todos sabemos que, en la MLS, la liga se está convirtiendo cada vez más difícil de ganar” dijo Schmetzer, “así que estas oportunidades de ganarla dos veces seguidas no vienen porque sí y nos lo tomamos muy en serio.” Sobre si se habla en el vestuario de la posibilidad de hacer historia, el entrenador saca presión, pero es consciente de ello. "No hemos hablado de que entraríamos en historia ganado dos finales consecutivas, pero sabemos que está en todas partes. En 2016 nos dedicamos a ganar cada partido y ahora se ha trasladado a este año a pesar de que situación es diferente,” añadió. Frei, por su parte, se siente orgulloso del trabajo del equipo y cree que aún pueden llegar más alto: “La cosa más importante en el futbol profesional es ganar trofeos y tener éxito. Y nosotros hemos estado haciendo eso durante los últimos 2 años. Y queremos poner ese estándar aún más alto.”

Ninguno de los entrenadores ha querido revelar su alineación aún, pero Schmetzer ha sido taxativo cuando le han preguntado por si va a cambiar de once esta semana: “No sacamos nunca una alineación dependiendo de nuestros rivales. Haremos lo que creamos que es lo mejor para nuestro grupo, ante todo.”

Historia en cualquier situación

Esta será la tercera oportunidad que los mismos dos equipos definen el campeón de MLS. La primera en 2006 y 2007 entre Houston Dynamo y New England Revolution. La otra en 2011 y 2012 entre LA Galaxy y Houston Dynamo. Paradójicamente, en ambas ocasiones, los equipos que ganaron la primera vez también lo hicieron la segunda (Houston Dynamo y LA Galaxy).

Si Sounders FC gana, sería el tercer equipo de la historia de la MLS en conseguir este hito. Si Toronto FC gana, sería el primer trofeo MLS para los canadienses y la primera vez que un equipo consigue el ‘triplete’.

La final ya ha empezado ante la prensa, pero el día importante es este sábado, cuando conoceremos definitivamente el campeón de la MLS Cup 2017.