El Middlesbrough amplía la mala racha del Sunderland

Victoria del conjunto de Tony Pulis en su estreno en la FA Cup. El equipo local marcó los dos goles en el primer tiempo, dejando a los visitantes muy tocados. El conjunto de Chris Coleman sigue siendo incapaz de darle la vuelta a esta mala racha de resultados.

El Middlesbrough amplía la mala racha del Sunderland
Rudy Gestede celebra el primer gol del encuentro. Foto: Middlesbrough
Middlesbrough
2 0
Sunderland
Middlesbrough: RANDOLPH; SHOTTON, AYALA, GIBSON, FRIEND (CHRISTIE MIN.90); LEADBITTER, HOWSON; TRAORÉ (JOHNSON MIN.81), BRAITHWAITE (CLAYTON MIN.65), DOWNING; GESTEDE
Sunderland: STEELE; JONES, BROWNING, O´SHEA, WILSON, OVIEDO; HONEYMAN, LOVE, ROBSON (EMBLETON MIN.81), MCMANAMAN (ASORO MIN.53); MAJA (VAUGHAN MIN.74)
MARCADOR: 1-0 GESTEDE (MIN.10); 2-0 BRAITHWAITE (MIN.42)
ÁRBITRO: EL COLEGIADO FUE CHRIS KAVANAGH. AMONESTÓ A HONEYMAN (MIN.25), LEADBITTER (MIN.50), TRAORÉ (MIN.55) Y LOVE (MIN.57)
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA TERCERA RONDA DE LA FA CUP, DISPUTADO ENTRE EL MIDDLESBROUGH Y EL SUNDERLAND, EN EL RIVERSIDE STADIUM

Segunda derrota del Sunderland en 2018, el conjunto de Chris Coleman volvió a caer derrotado, esta vez a domicilio y contra el Middlesbrough en la tercera ronda de la FA Cup. Chris Coleman hizo rotaciones y alineó a jugadores poco habituales como Steele, Wilson, Robson y Maja dejando en el banquillo a Vaughan y a Ruiter y fuera de la convocatoria a Aiden McGeady y a Darron Gibson. El Middlesbrough dio la oportunidad a Gestede y a Braithwaite (ambos suplentes en la mayoría de encuentros de la Championship) y estos la aprovecharon a las mil maravillas, la afición del Riverside Stadium no echó de menos a Assombalonga y a Guedioura, suplentes en el día de hoy. 

La defensa del cinco del Sunderland no tardó en romperse

La primera ocasión fue para el cuadro visitante, Honeyman se animó desde fuera del área pero se encontró con un Randolph que blocó el balón sin problemas. Aun así, tan solo diez minutos necesitó el Middlesbrough para romper la defensa de cinco jugadores que había alineado Chris Coleman en el día de hoy, Rudy Gestede anotó el primer gol del partido (gracias a una gran asistencia de Adama Traoré) tras definir a las mil maravillas dentro del área y colocar el balón en la esquina inferior derecha batiendo por primera vez a Steele. Tres minutos después el Sunderland tuvo la oportunidad de lograr el empate mediante Brayan Oviedo pero este definió demasiado alto con su pierna derecha. Los de Coleman tuvieron más de la mitad del control de la pelota durante, algo que no es muy habitual en ellos, contar con el balón ayudó al Sunderland a contar con más ocasiones, Honeyman chutó desde lejos una vez más pero Randolph detuvó el balón sin muchos problemas por segunda vez.

Tan solo un minuto después Marc Wilson volvió a inquietar a la defensa local con un lanzamiento desde la parte derecha del área que fue detenido por el guardameta. Tras pasar apuros durante los primeros veinte minutos del partido el cuadro local pudo duplicar la ventaja mediante Howson que disparó desde lejos del área y puso a prueba a Steele pero esta vez el portero del Sunderland estuvo muy bien e hizo una buena parada. Cinco minutos después, una vez más Howson se animó desde lejos pero de nuevo se topó con Steele que blocó el balón. En el minuto 42 Martin Braithwaite se hizo sitio dentro del área y logró disparar a potería, Steele detuvo el balón pero fue incapaz de blocar y John O´Shea mandó el balón a saque de esquina. En ese córner esta vez sí Braithwaite iba a lograr el segundo gol del partido tras rematar perfectamente con su pierna derecha un balón que quedó suelto en el área. El segundo gol dio mucha confianza a los locales y dejó muy tocados a los visitantes, que se veían con pie y medio fuera de la competición.

Josh Maja
Maja lucha el balón ante la defensa de Shotton. Foto: Getty Images

Segunda parte muy del estilo de Tony Pulis

El ex entrenador del West Brom y del Crystal Palace entre otros disputaba su tercer partido como entrenador del Middlesbrough y por primera vez los aficionados del Riverside Stadium apreciaron la filosofía que le ha dado tanto éxito a este entrenador con los equipos chicos de la Premier League, poco juego y muchas interrupciones. Así fue la segunda parte, apenas pudimos ver fútbol, al inicio de la segunda parte Maja tuvo la oportunidad de recortar distancias pero mandó su cabezazo fuera por poco. Tras la ocasión del joven delantero del Sunderland el partido estuvo lleno de faltas y de tarjetas amarillas (tres de las cuatro llegaron en esta segunda mitad). Hasta el minuto 74 no volvimos a ver una ocasión de gol, Rudy Gestede en su búsqueda del doblete trató de batir a Steele con su pierna derecha pero este estuvo muy fino y detuvo el disparo y lo mandó a córner. El conjunto local hizo los tres cambios en el tramo final del partido pero ninguno de los tres suplentes pudo hacer gran cosa, al igual que los tres hombres de refresco que introdujo Coleman. La última ocasión del partido fue para Downing pero el ex del Liverpool no realizó un buen disparo y fue atajado sin problemas por Steele, que fue uno de los mejores de su equipo.

Gracias a esta victoria, el Middlesbrough avanza a la cuarta ronda de esta competición y logran una nueva victoria convincente en su estadio de la mano de Tony Pulis que tan solo ha perdido un partido de los cuatro que lleva como entrenador del conjunto local. El próximo encuentro para ellos será ante el Fulham en el Riverside Stadium, los de Pulis se enfrentan a un rival que persigue su mismo objetivo, colarse en los playoffs de ascenso.

El Sunderland, ya eliminado de las dos Copas, tiene que concentrarse al máximo en la Championship donde es colista y está a dos puntos de la salvación. Los de Chris Coleman además tendran que afrontar la marcha de Leon Grabban, máximo goleador del equipo en la primera vuelta. Lo próximo para ellos será el Cardiff City a domicilio, un partido que se antoja muy complicado.