Decidirá el Emirates

Chelsea y Arsenal empataron en las semifinales de la Carabao Cup en un duelo londinense marcado por la ausencia de buen fútbol que suele atraer este tipo de partidos. El empate a cero deja la decisión en manos de la vuelta de la eliminatoria que de decidirá en el Emirates Stadium.

Decidirá el Emirates
La ida de las semifinales acabó sin gol. Foto: Chelsea FC.
CHELSEA
0 0
ARSENAL
CHELSEA: COURTOIS; RUDIGER, CHRISTENSEN, AZPILICUETA; MARCOS ALONSO, CESC FÁBREGAS, KANTÉ, DRINKWATER (WILLIAM, MIN. 68), MOSES, HAZARD (BAKAYOKO, MIN. 84); MORATA (BATSHUAYI, MIN. 87).
ARSENAL: OSPINA; CHAMBERS, MUSTAFI, HOLDING; BELLERÍN, WILSHERE (ELNENY, MIN. 57), XHAKA, MAITLAND-NILES, IWOBI, WELBECK; LACAZETTE (ALEXIS SÁNCHEZ, MIN. 66).
MARCADOR: SIN GOLES.
ÁRBITRO: MARTIN ATKINSON (ING). AMONESTÓ A XHAKA (MIN. 51), KANTÉ (MIN. 79), ELNENY (MIN. 86).
INCIDENCIAS: PARTIDO DE IDA DE SEMIFINALES DE LA CARABAO CUP ENTRE EL CHELSEA Y EL ARSENAL DISPUTADO EN STAMFORD BRIDGE, LONDRES.

Llegó la hora de la verdad en la Carabao Cup; y tanto Chelsea como Arsenal luchan para conseguir un billete a la final de este torneo para darle alegrías a sus aficiones sabiendo que la Premier League está prácticamente imposible para ellos. Por eso, tanto Antonio Conte como Arsène Wenger pusieron de inicio los mejores jugadores posibles en este partido. No hay excusas y atrás quedaron las rotaciones, un derbi en semifinales de un torneo es sinónimo de partido muy importante.

El Chelsea tuvo más oportunidades para hacer algún gol

Pero en respeto quedó todo. A falta de grandes ocasiones en todo el partido, acabó en un cero a cero poco frecuente entre dos plantillas muy goleadoras. Pocas veces se ve el marcador sin goles en un escenario como el Stamford Bridge, pero de esta forma acabó el choque para darle aún más emoción la eliminatoria que se sabrá el desenlace en el Emirates Stadium el próximo 24 de enero.

Para el partido, Antonio Conte puso el once de gala habitual en el Chelsea. Con su típico 3-5-1-1, la alineación del equipo local fue el más repetido que hace el míster italiano en cada partido. Al igual que su homólogo en el banquillo, Wenger, que con su sistema de 3-4-2-1, sacó un once competitivo con las novedades de Holding, que poco a poco se va asentando en el primer equipo, y también de Maitland-Niles, que sigue siendo titular como en los últimos partidos.

Pocos huecos, pocas oportunidades

No suele tener acostumbrado a la afición que en este tipo de partidos entre dos grandes de Inglaterra haya pocas oportunidades de gol, pero así fue. Quizás por el respeto que se tienen el uno al otro, o por el miedo de encajar gol si se adelanta metros en el campo, pero lo cierto es que, pensando más en el partido de vuelta, ambos equipos no fueron muy certeros a la hora de atacar. Pocas ocasiones y ningún gol resume el partido.

Fue un duelo muy disputado. Foto: Chelsea FC.

El Chelsea intentó a dominar el encuentro desde el principio con varios acercamientos peligrosos. El Arsenal se vio cómo el rival empezó a atacarle con el guión ya preparado, pero no se vio muy amenazado y la defensa gunner estaba atenta a cada intento de ataque de los locales. Sobre todo en la primera gran ocasión del partido, dónde Victor Moses desaprovechó una gran oportunidad de gol dentro del área pequeña, que disparó a la derecha de la portería, pero el guardameta David Ospina intervino de forma grandiosa evitando ir por detrás del marcador.

Pasando los minutos, el Chelsea perseguía el gol con varios acercamientos peligrosos. El Arsenal también tuvo sus oportunidades pero sin ser muy concretos. Generalmente, fueron los locales quienes dominaron en la primera parte y a punto estuvo de encontrar su premio en los instantes finales, pero otra vez David Ospina realiza una magnífica parada tras un cabezazo de Cesc Fábregas después de un preciso centro bombeado. Por desgracia de los locales, el balón seguía sin entrar y Atkinson pitó el final de una primera parte sin demasiado juego y con la esperanza de marcar para cada equipo.

El Arsenal se contuvo y se fue vivo

Con el comienzo de la segunda parte, el Chelsea siguió en la búsqueda del gol. De muchas formas pudieron conseguirlo, de una jugada, de una falta, de un córner, pero ni así encontraron la fórmula para hallar el gol. Los de Wenger, sin apenas crear ocasiones en los primeros minutos de la segunda parte, decidieron contenerse y mantenerse firmes en la defensa tras los continuos ataques del rival.

Tras verse dominado por el rival, Wenger apostó por hacer una serie de cambios y dio paso a Elneny y a Alexis Sánchez. Elneny sustituyó a Wilshere porque el centrocampista sufrió una lesión y no pudo seguir en el campo. A raíz de estas rotaciones, el Arsenal pudo mejorar levemente, pero siguió siendo lo de Conte quienes lo intentaban de todas las maneras. Victor Moses, de nuevo, desaprovechó varias ocasiones para marcar. Una de ellas fue un cabezazo que se fue por encima del larguero. Morata también lo intentaba, pero la suerte no venía para este equipo.

Moses fue de los que más lo intentaron. Foto: Chelsea FC.

Y pasando los minutos, los visitantes se vieron más cerca de su objetivo, dejar la portería a cero y hacer que el Emirates Stadium decida. Y así fue, porque en 96 minutos, el Chelsea no pudo marcar en ninguna de sus ocasiones, y eso que tuvo muchas más que sus rivales, pues hicieron 21 remates en todo el partido, y el Arsenal tan sólo hizo ocho. Las ocasiones y el dominio del balón fueron para los de Conte, pero el resultado indica que han de sufrir y tener más claridad en el ataque para llegar a la final del torneo.

Es el 24 de enero cuando se decida la eliminatoria y se sabrá el rival del Manchester City o el Bristol City (de momento, los de Guardiola van 2-1 ganando la eliminatoria). Por entonces, habrá que esperar y seguir jugando partidos de Premier League, en el que en pocos días el Chelsea se enfrentará al Leicester, también en Stamford Bridge; y el Arsenal buscará los tres puntos ante el Bournemouth en el Dean Court.