El Deportivo podría cesar su actividad si no alcanza un acuerdo con los acreedores
Augusto César Lendoiro durante la rueda de prensa (Foto: Nando Martínez | Vavel.com)

Deportivo de la Coruña y acreedores llevan días negociando los plazos de pago de la deuda y cómo ésta se llevará a cabo. Pese a que existen discrepancias, es vital para el futuro del equipo blanquiazul que lleguen pronto a un acuerdo.

En palabras del juez que lleva el caso, la situación del Deportivo “es crítica”. Por ello Lendoiro se ha lanzado a negociar de manera un tanto desesperada. Sus peticiones hacia uno de los acreedores, Novagalicia, dicen desde la entidad, son  “inasumibles. El presidente del Deportivo pretende salvar su puesto y lavar su imagen, y para ello ha ofrecido a Novagalicia una quita del 30% pagando en 20 años con una carencia de otros 2 en caso de descender de categoría. Si se lograse este acuerdo, algo que por el momento parece lejano, el club tendría que hacer frente a dos tercios de la deuda.

Fuentes del otro gran acreedor, la Agencia Tributaria, aseguraron tras la reunión que están dispuestos a colaborar para que, una vez solventado el concurso, no se vuelvan a generar nuevas deudas tributarias. “Deseamos la continuidad de las empresas y en este sentido daremos facilidades de pago mediante concesión de aplazamientos y fraccionamientos de deudas, siempre que los deudores presenten un proyecto empresarial sólido y viable tanto a corto como a medio y largo plazo y que las deudas estén garantizadas. Es necesario asegurarse que tras superar una situación de concurso la empresa está en disposición a hacer frente a sus obligaciones de pago, sin generar nuevas deudas tributarias”.

Tampoco está claro, a día de hoy, quién recibirá los 9 millones correspondientes al segundo pago de los derechos televisivos. En las arcas de la entidad blanquiazul, aseguran, apenas quedan 1,5 millones, por lo que percibir el dinero de la televisión se antoja vital para el futuro del club. El asesor jurídico y los administradores coincidieron en que si no reciben esa cantidad, el Deportivo podría cesar su actividad. “Es imprescindible para el mantenimiento de la actividad de la concursada. Sin eso, el Deportivo tendría que bajar la persiana y cerrar, y los bancos y Hacienda no cobrarían”, aseguró el asesor jurídico del club.

El juez advirtió que si se quiere evitar el cese de actividad, deben negociar y alcanzar pronto un acuerdo. Y que no va a ser él “quien salve al club”. Administradores, club y acreedores son optimistas y creen que finalmente habrá consenso. Principalmente, porque si no llegan a un acuerdo y se acaba liquidando la sociedad, no recibirían ningún dinero.

VAVEL Logo