Después de la debacle de Irún, el RC Deportivo de Imanol Idiakez volvía a su estadio, en ese estadio en el que los resultados no llegan y cuesta mucho sacar los tres puntos, sin ir más lejos, el último enfrentamiento disputado en Riazor se saldó con la victoria local por un tanto a cero, el rival el líder en aquel momento de la categoría, el Nastic de Tarragona. Después de esa victoria en casa, el Dépor disputó dos partidos fuera de Riazor, uno de copa y otro de liga.

En el primer encuentro el Dépor logró el pase de ronda al eliminar en la prórroga a la CD Covadonga, en un partido muy reñido, en el que el club blanquiazul estuvo a remolque en el marcador gran parte del choque. En los minutos finales de la prórroga el físico de los gallegos se impuso y anotaron dos tantos que les dio el pase.

Tocaba resarcirse de la debacle de Irún

Suerte diferente en el partido de Liga, la visita al estadio Gal de Irún fue digna de estudio, un equipo irreconocible y sin fútbol, al que el rival pasó por encima, un aplastante tres cero que pudo ser más si Ian Mackay no interviene en alguna que otra jugada.

Salva Sevilla autor de una gran asistencia | Manu Boutureira
Salva Sevilla autor de una gran asistencia | Manu Boutureira

El míster blanquiazul movía el equipo y con varios cambios en el equipo recibía a la SD Logroñés, un equipo que se encuentra en la parte baja de la clasificación, uno de los peores equipos como visitante, con tan solo una victoria y cuatro derrotas. Los cambios en el once comenzaban por la portería donde Parreño volvía a ganarle la partida a Ian Mackay, mientras que en la zona ofensiva Valcarce y Davo eran los que entraban en el once, dejando a Lucas Pérez como punta de ataque.

El conjunto blanquiazul se sintió cómodo desde el comienzo y en los primeros instantes del encuentro comenzaron a llegar las primeras ocasiones, la primera ocasión un cabezazo de José Ángel a la salida de un córner, el mediocentro del Dépor encontraba en balón y no precisaba el cabezazo, se marchaba a la izquierda de la portería de Ander. Ese cabezazo fue un preámbulo del gol, gol que llegaría en el minuto diez de encuentro, Lucas Pérez lanzaba una falta al palo izquierdo y el central francés aprovechaba el rechace para hacer el primero, un disparo con su pierna menos buena al fondo de las redes. El gol despertaba a un Riazor expectante, entre la climatología y el poco fútbol que está planteando el equipo blanquiazul, la afluencia de público no acompañó, pese a todo ello se citaron más de dieciocho mil valientes.

Pocas ocasiones hay que destacar en esta primera parte ni para el equipo local, ni para el visitante, una de las más peligrosas en las botas de Davo, un disparo cruzado desde banda izquierda que hacía intervenir a Ander, el extremo blanquiazul errático desde que llegó al club no dejó de intentarlo en todo el partido.

Con el solitario gol de Pablo Martínez se llegaba al descanso, un encuentro gris del cuadro de Idiakez que apenas conectó con la grada en esta primera parte.

En la segunda parte la primera ocasión fue para los visitantes, el delantero Jordi Escobar tuvo la primera clara, un disparo desde el interior del área que se marchaba a la izquierda de la portería de Germán Parreño. El guardameta blanquiazul tuvo poco trabajo en la tarde de hoy.

Davo tuvo premio a su insistencia. 

Los minutos iban pasando y tanto Dépor como SD Logroñés no encontraban manera de mover el marcador, apenas había llegadas peligrosas a las áreas y el fútbol de ambos equipos eran escasos. Pasada la hora de encuentro llegaba la sentencia del equipo blanquiazul, Salva Sevilla filtraba un balón al interior del área, Lucas con un magnífico control asistía a Davo que en el punto de penalti marcaba el segundo del encuentro. El extremo blanquiazul, que cuajó un buen partido, pese a los errores en la definición y las malas tomas de decisiones, el asturiano insistió hasta que llegó el premio del gol.

Davo uno de los jugadores que más lo intento | Manu Boutureira
Davo uno de los jugadores que más lo intento | Manu Boutureira

El equipo visitante dispondría de una de las ocasiones más claras del encuentro, nuevamente el delantero Jordi Escobar quedaba mano a mano con Parreño, el jugador visitante en el punto de penalti disparaba con pierna derecha sin encontrar portería. Los blanquiazules tuvieron la última del partido, Paris Adot se encontró con un balón en el punto de penalti, disparo flojo del lateral derecho que hizo intervenir a Ander Iruarrizaga.

Los tres puntos quedaban en Riazor, segunda victoria consecutiva en el estadio herculino con portería a cero. El próximo encuentro de los blanquiazules será el sábado 18 de noviembre a las 16:00 frente al Tarazona en tierras zaragozanas.

Resumen del encuentro:

Ficha Técnica:

RC Deportivo de la Coruña: Germán Parreño, Paris Adot, Pablo Martínez, Pablo Vázquez, Balenciaga, Salva Sevila, Villares, José Jurado, Valcarce, Davo y Lucas Pérez. También: Cayarga, Hugo Rama, Martín Ochoa y Rubén López.

SD Logroñés: Ander Irruarriaga, Jaime Paredes, Javier Murúa, Jon Aurtenexte, Gexan Elosegui, Óscar, Javier Castellano, José Carmona, JordI Escobar, Antonio García y Damíá Sabater. También jugaron: Trespalacios, Rubén López, Cova y Buyla.

Goles: 1-0: Pablo Martínez, min.10; 2:0: Davo, min.65.

Árbitro: Néstor Holgueras Castellanos

Estadio: Abanca Riazor. 18557 espectadores.

VAVEL Logo