Espanyol-Deportivo: los antecedentes
Sergio Rodríguez protege el balón ante Manuel Pablo durante el encuentro de la primera vuelta. | (Foto: Deportes Terra).

El Deportivo de La Coruña se juega más que tres puntos este domingo a las 17.00 horas ante el Espanyol, un equipo que apura sus últimas y casi remotas opciones de colarse en Europa, y al que históricamente no se le ha dado bien competir en el estadio de Riazor. Y es que en los últimos diez años el conjunto que ahora dirige Javier Aguirre sólo logró llevarse los tres puntos en dos ocasiones: en el curso 2009-10 (3-2), con tantos de Forlín, Callejón y Verdú por parte de los catalanes, y de Lassad y Adrián por los blanquiazules) y en la campaña 2005-06 (1-2), con goles de Fredson y Armando Sá por los pericos, mientras que el único tanto blanquiazul fue obra de Tristán).  Asimismo, cosechó un solitario empate en el curso 2006-07 (0-0).

Riazor, campo maldito

El coliseo coruñés ha celebrado hasta en 24 ocasiones la victoria ante el cojunto españolista de un total de 38 encuentros en los que ambos equipos se han visto las caras en Primera. En el último encuentro en Riazor en Primera, en la temporada 2010-11, los coruñeses se impusieron por 3-0, gracias a las dianas de Adrián, Lopo y Colotto, ahora en las filas del club perico. Han sido muchas campañas en las que el Espanyol ha hincado la rodilla, algunas con goleadada. Los resultados más abultados se produjeron en las temporadas 2004-05 y 1950-51, cuando el conjunto españolista claudicó por 4-1.

Curiosamente, en la mayoría de las contiendas entre ambos ha habido muchos goles. Sólo en cinco ocasiones los coruñeses ganaron por la mínima (1-0). Fue en las campañas 2008-09, 2000-01, 1998-99, 1953-54 y 1946-47. Suelen ser duelos en los que los herculinos sacan la artillería, llegando a anotar hasta tres dianas para llevarse el triunfo. Ocurrió en ocho temporadas: 2001-02 (3-1), 1992-93 (3-0), 1971-72 (3-1), 1955-56 (3-1), 1951-52 (3-1), 1948-49 (3-0), 1944-45 (3-2) y 1943-44 (3-1).  Los deportivistas también se llevaron los tres puntos en las campañas 2007-08 (2-0), 2002-03 (2-1), 1999-00 (2-0), año del título de Liga y curiosamente en la misma fecha a la que se medirán este domingo a los pericos, 1996-97 (2-0), 1956-57 (2-1), 1949-50 (2-1) y 1941-42 (2-0).

Diez empates para los pericos

El conjunto españolista logró rescatar un punto en diez ocasiones en Riazor. A las tablas de la campaña 2006-07 (0-0) hay que sumar el empate sin goles en el curso 1972-73. El resultado más repetido entre ambos cuando se repartieron los puntos fue el 1-1. Sucedió en las temporadas 1997-98, 1994-95, 1968-69, 1966-67 y 1954-55. Además, en tres ocasiones las tablas tuvieron como denominador común el 2-2. Fue en los cursos 1991-92, 1952-53 y en el 1942-43.

Cuatro victorias ha logrado el Espanyol en 38 encuentros disputados en Riazor en Primera. Además de en la campaña 2009-10, los pericos se llevaron el mayor botín del coliseo coruñés en la campaña 2005-06 (1-2), 1995-96 (0-1) y en la 1964-65, en la que los blanquiazules sufrieron su mayor goleada (1-4). Tampoco guardan un buen recuerdo los deportivistas del encuentro de la primera vuelta disputado en Cornellà-El Prat, donde perdieron por 2-0, en un encuentro en el que marcaron Simao y Stuani, que a punto había estado de recalar en el conjunto blanquiazul. Sería el último partido como técnico del Deportivo para José Luis Oltra, que sería destituido a pocos días de que el equipo regresase a los entrenamientos. El conjunto herculino era entonces último con 12 puntos en 17 jornadas.

El triunfo, innegociable

Mucho ha llovido desde entonces. Dos técnicos han seguido al preparador valenciano (Domingos Paciência y Fernando Vázquez), el Deportivo ha protagonizado una increíble resurrección y ahora, aunque todavía en descenso, mantiene sus opciones intactas de conseguir la permanencia. Será ante un rival y en una fecha que rememora la gesta del título liguero. Un equipo que, a priori, no se juega nada y en el que militan viejos conocidos de la parroquia blanquiazul, como Diego Colotto y Joan Verdú. Un conjunto al que se le atragantan sus viajes a Riazor y ante el que al Deportivo sólo le vale la victoria.

VAVEL Logo