Análisis. Champions League 2015/16, Grupo E: el imprevisible camino para el campeón
Fotomontaje - VAVEL

Volver a empezar, otra vez. Como aquella famosa melodía que anunciaba la vuelta al colegio cada mes de septiembre se presenta una nueva edición de la mejor competición continental a nivel de clubes. El retorno de la Champions League una vez pasados 101 días desde que el FC Barcelona, con Xavi como capitán, levantara al cielo de Berlín la que sería su quinta conquista europea de la historia del club azulgrana.

Una vez entrado en el selecto grupo de aquellos que tienen cinco o más trofeos continentales, junto con Madrid, Milan, Bayern y Liverpool, los de Luis Enrique se proponen el más difícil todavía: conquistar dos años consecutivos la ansiada 'orejona'. Nadie lo ha hecho en formato 'Champions' y ahora, con Messi como estandarte principal, los culés aspiran a conseguirlo.

Encuadrado en el Grupo E, la Roma de Rudi García y el Bayer Leverkusen son los principales rivales para el liderato del grupo, pese a que los de 'Lucho' parten como favoritos a ser cabezas de serie en los octavos de final. el BATE Borisov, que sale del bombo cuatro, no debería ser amenaza para ninguno de los otros tres rivales pero podrá ser el 'juez' del grupo, sobre todo para el segundo clasificado.

FC Barcelona, la reconquista como objetivo

En busca de la eternidad. El Barça 2.0 de Luis Enrique comienza en la 'Ciudad Eterna', donde Guardiola y su equipo maravilló al mundo en el primer triplete de la historia del club, su periplo en la Champions League con la intención de repetir éxitos como el curso pasado, cuando los azulgrana conquistaron Liga, Copa del Rey y también la competición europea por excelencia.

Foto: Mireia Carcole

Con apenas dos fichajes, Arda Turan y Aleix Vidal, que no pueden disputar partido oficial con el Barcelona hasta el próximo mes de enero, los 'blaugrana' se basarán en la base del conjunto que alzó el pasado año todos los títulos para, al menos, estar en la pelea hasta el final. La baja de Pedro dejó el ataque mermado en cuanto a nivel de efectivos pero no a cuanta calidad se refiere.

Con el mejor tridente en cuanto a números se refiere de la historia, con Leo Messi pugnando con Cristiano Ronaldo como máximo goleador histórico de la competición, todo es posible para los culés, que sueñan con Milán, con la sexta Champions y con ser el primer equipo que reconquista Europa en su máxima expresión. Complicado, pero con Messi todo es posible.

Bayer Leverkusen, en busca de la confirmación

En equipo del Roger Schmidt busca lo que cerca estuvo de conseguir en la edición pasada: meterse en los cuartos de final. Tras competir y no perder la cara contra los mejores del continente, el conjunto alemán quedó a las puertas de los cuartos de final pero los penaltis ante el Atlético le privaron de codearse con los ocho mejores equipos del continente.

Apoyados en los extraordinarios Çalhanoglu o Bellarabi, los de Schmidt, que ya firmó una excelente etapa en Austria dirigiendo al Red Bull del exazulgrana Jonathan Soriano, saben que su principal objetivo será competir la segunda plaza del grupo a la Roma pero no descarta el quitar puntos al Barça, sobre todo en Alemania, que a la postre le pueda dar el pase a octavos de final.

Contragolpe, juego aéreo y fútbol directo. Con esas premisas el Bayer buscará el pase a las siguientes fases, a las eliminatorias. La defensa, que sufre mucho en su fase central, y la inexperiencia de muchos de sus jugadores, sumado a la pérdida de Castro o Son, puntos negros que no juegan en favor de sus intereses.

Roma, el 'coco' de los tapados

El equipo más complicado del bombo 3 fue a parar al Grupo E, al del Bayer y el Barça. La Roma, el equipo dirigido por Rudi García desde el banco y con Francesco Totti y De Rossi como el alma y el corazón, debutará en su casa, en el Olímpico ante el campeón, ante el Barcelona de Luis Enrique, choque que significará el regreso del asturiano a la Ciudad Eterna, donde entrenó un año.

Como el Leverkusen, el objetivo del subcampeón italiano será el conseguir el billete a los octavos y la segunda plaza se antoja más factible que el liderato del grupo, por el que si quiere pelear deberá sumar todo en casa y, además, sumar tanto en Bielorrusia, como en el Camp Nou o Alemania.

Pjanic, Dzeko, Digne o Nainggolan como parte de la columna vertebral para una Roma, que salió vapuleada del Camp Nou en el Gamper del pasado mes de agosto, pero que es la principal rival para pelearle el 'Scudetto' a la Juventus de Turín, subcampeona de Europa.

BATE Borisov, la 'Cenicienta' madura

El tapado del Grupo E, el equipo bielorruso, cuenta cada año con más experiencia en competición europea. Cuatro participaciones en los últimos cinco años y compitiendo cada vez mejor ante los equipos medios del continente, el próximo objetivo será plantar batalla a los grandes, a los favoritos para conquistar Europa.

Con su único e improbable objetivo de pasar a la Europa League como terceros de grupo, hacerse fuerte en casa es la premisa principal del equipo al que llegó nuevamente el exazulgrana Hleb.

VAVEL Logo